La vecindad del Chavín

Alejandro Tasso
20190122_140835
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

20190122_141228

Cuando en 1997 el gobierno peruano tuvo que enfrentar la crisis motivada por la toma de la Embajada de Japón en Lima decidió, en paralelo con las negociaciones, preparar una réplica del edificio para entrenar especialmente a los comandos que se encargarían de liberar a los rehenes.

Los estrategas del ejército decidieron efectuar el asalto a la residencia a través de una red laberíntica de túneles excavados en el subsuelo de la residencia por expertos mineros contratados ad-hoc. A la hora de agarrar la pala se inspiraron en los conocimientos de la   cultura preincaica (y pre-Asterix) del pueblo Chavín (1200 a.C.-200 a.C.), cuyo centro ceremonial principal se encuentra en Huántar, en la región de Ancash (donde este año se miden en elecciones candidatos con nombres tales como Hitler y Engels). Por esta razón a ese operativo militar se lo conoce como “Operación Chavín de Huantar”. Imagino que algo tendrá que ver con esto el hecho de que el Japón haya donado los fondos para la construcción del museo Chavín de Huántar en el mismo pueblo inaugurado en 2008.

20190122_125354

20190122_162632

20190122_155729

Los chavines fueron especialistas en el manejo del agua para riego mediante la construcción de galerías subterráneas, tanto que llegaron a desviar el curso del río Mosna para erigir su templo, hoy transformado en sitio arqueológico y declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1985.

Llegado que hubimos y previo paso por los SS.HH. solicitamos la venia del guardia del ministerio de Bienes Culturales para retratar a una pareja de trabajadores de la tierra: una clásica retroexcavadora Fiat Allis FE 20 y un anaranjado camión KONTIO-SISU serie L de los años 70, llegados al lugar para los trabajos de excavación y hoy gozando de su merecido descanso con la privilegiada vista a la Cordillera Blanca.

20190122_141154

20190122_141344

SISU Auto surgió en la década del 30 en Finlandia de la unión de dos fabricantes de carrocerías en problemas financieros cuyos bancos acreedores les sugirieron la fusión como modo de continuar con las actividades. En el inicio continuaron construyendo carrocerías para ómnibus y cabinas pasando al armado de unidades, ensamblando componentes de la sueca Volvo. Al tiempo comenzaron los planes para la construcción integral de los vehículos, lo que movió al gobierno a encargar un estudio para evaluar el efecto de la fabricación sobre la economía del país. La tarea fue llevada a cabo por el Dr. Juho Jännes (quien con el tiempo sería presidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios –la Rural finlandesa-), quien demostró que el beneficio de la producción nacional era aproximadamente 30 veces mayor que el quebranto para las arcas del Estado por la no percepción de los derechos de importación.

Con el tiempo y utilizando motores bajo licencia Hércules, Leyland y Cummins los productos de SISU fueron abasteciendo los distintos nichos del mercado del transporte de cargas, así como el sector de vehículos de defensa, anfibios, grúas y material ferroviario, expandiéndose paulatinamente a mercados externos (primero en los estados bálticos y llegando al continente americano a través de SIDECOL). La filial colombiana de SISU se creó en los años 60, merced al intercambio de camiones por café, producto del que Finlandia es uno de los mayores consumidores mundiales per cápita, gracias seguramente a los tangueros habitués de los cafetines de Helsinki.

20190122_141005

20190122_141014

Continuando con la tradición innovadora de la marca, la línea L introdujo en 1965 la primera trompa completa de fibra de vidrio integrada a los guardabarros en un camión convencional, contando con motores Leyland y Cummins acoplados a transmisiones ZF y ejes de fabricación propia.

En la actualidad SISU Auto produce con sus diseños, e integrando componentes de origen Daimler-Benz, los camiones Polar, contando además con una división especializada en vehículos de defensa y otra de ingeniería dedicada a desarrollo de vehículos especiales a medida.

20190122_140806

20190122_140814

Y casualmente ayer el diario La Nación tituló: “Las turbulencias también sacuden a Finlandia: renuncia el premier que había prometido arreglar todo”, hablando del primer ministro, Juha Sipilä, que fracasó en el intento de conseguir la aprobación parlamentaria para un programa de reformas sociales y del sistema de sanidad para el país ejemplo de educación.

Fotos: Alejandro Tasso

20190122_131344

20190122_125325

20190122_154814

IMG-20190127-WA0047

IMG-20190125-WA0001

IMG-20190120-WA0022

20190122_140954

20190122_141210

20190122_141026

20190122_140935

20190122_140749

20190122_140831

20190122_140845

20190122_141247

20190122_141240

6 Comentarios, RSS

  1. José del Castillo 10/03/2019 @ 7:04 pm

    Pero, ¿ y que pasó con los rehenes en la Embajada de Japón ?

  2. José del Castillo 10/03/2019 @ 7:08 pm

    Otrosidigo, no los envidio a los que tengan que optar entre Hitler y Engels, ¿ no habrá un Garcia que esté más al centro ?

    • Alejandro Marino 11/03/2019 @ 12:13 pm

      Y eso que no le dije que en Cajamarca hay pintadas de uno que se llama Lenin…
      Dicen que Garcia ya tuvieron, pero fue complicado…

  3. Alejandro Marino 11/03/2019 @ 12:12 pm

    Es cierto, me entusiasmè con el Oso ( Kontio ) Naranja y quedò en el tintero ese detalle.
    De todos modos la toma de la residencia del embajador japonés en Lima y el rescate de los rehenes estan bastante documentados en las respectivas entradas de Wikipedia.
    Como dato de color en la recova de la Plaza de Armas se erige el monumento que le dedica la muy noble ciudad de Tumbes al Coronel Juan Valer Sandoval, “hijo predilecto, martir y heroe de la Pacificaciòn Nacional”, inmolado en el rescate de los rehenes..al que rodean los escribientes que al comando de sus Olivetti y Smith Corona se dedican a tipear formularios y cartas a la gente que necesita presentar algun tràmite en los organismos oficiales.

  4. José del Castillo 11/03/2019 @ 2:44 pm

    Gracias por la aclaración. Mis respetos a los familiares del Coronel.

  5. Güilbeis 12/03/2019 @ 3:31 pm

    Un país fascinante, tan cercano y tan desconocido. El año pasado estuve en Cusco para los festejos de Inti Raymi, es algo que hay que ver aunque sea una vez.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*