Los tesoros secretos de VW en Brasil

Jason Vogel
Garagem VW (5)
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

DSC_3922

Brasil fue el primer país fuera de Alemania en tener una fábrica de Volkswagen. Las gigantescas instalaciones sobre la Via Anchieta, en São Bernardo do Campo, en la autopista que une San Pablo con el puerto de Santos, comenzaron a construirse en 1956 y, en aquel mismo año, el Escarabajo y la Kombi ya eran ensamblados allí, a partir de piezas importadas. La ceremonia de inauguración oficial, a pesar de todo, recién fue realizada en noviembre de 1959. Desde entonces, muchos modelos de la marca tuvieron producción exclusiva en Brasil, en varios casos con proyectos bien diferentes a los adoptados por la casa matriz.

En la década de los años 80, el carioca Guenter Karl Hix, por entonces jefe del Departamento de Estilo de VW do Brasil, entendió que era importante preservar esa memoria local. En Wolfsburg, ciudad sede de la VW, ya existía para entonces un pequeño museo, pero en Brasil no había indicios de ninguna iniciativa parecida. De hecho, la Kombi brasilera chasis 001, el primer vehículo fabricado en Via Anchieta, terminó sus días como cualquier otro, cargando cajones en una feria de Río de Janeiro…

Garagem VW (4)

1600 TL (1)

El visionario Hix dio inicio a la conformación del acervo con una Variant II 1980 y una Brasilia 1981 retiradas directamente de la linea de montaje y mantenidas (hasta el día de hoy) prácticamente 0 Km, como cápsulas de tiempo.

De a poco, el acervo fue aumentando, no solamente con autos 0 Km, sino también con ejemplares en buen estado recomprados por la empresa y restaurados en el Ala 0 de la propia fábrica -algunos trabajos de recuperación demandaron hasta dos años de tareas-. Muchos de estos vehículos son ejemplares de pre-serie, salvados de su destrucción luego de haber cumplido su función en la fábrica. Folletos, microfichas con los archivos de producción y hasta relojes de control también fueron rescatados poco antes de que fueran a parar a la basura.

VW Brasilia reemplazo frente

Variant II (1)

A lo largo de las décadas, aquella colección fue cambiando de guardianes. Desde el año 2004, José Loureiro, Jefe de Ingeniería de VW, es el responsable del acervo. Otra persona que contribuyó mucho para la formación de ese patrimonio es Guilherme Sabino, empleado ya retirado.

Todo venía desarrollándose de una forma más o menos secreta, a lo largo de casi 40 años, por iniciativa de empleados abnegados, y prácticamente sin costos para VW do Brasil. Hoy, en total hay unos 98 vehículos, en diferentes estados de conservación o restauración, distribuidos en tres diferentes galpones de la fábrica. Incluso muchos empleados de la fábrica aun siguen sin creer que esto realmente existe… Raros son los «elegidos» que pueden ver de cerca todos los tesoros del baúl.

Passat GTS Pointer (4)

Garagem VW (1)

Así fue que, en un evento para conmemorar los 60 años de la inauguración oficial de la fábrica, un grupo de periodistas fue invitado a conocer «una muestra gratis» del acervo. Fueron seleccionados no más de 20 ejemplares para una exhibición llamada «Garagem Volkswagen», en el Ala 5 de Via Anchieta.

La colección no es todavía un museo abierto al público como los que VW mantiene en Alemania. La exhibición de una pequeña parte del tesoro, sin embargo, puede ser el primer paso hacia ello. «Esta apertura debe indicar que de aquí en adelante el acervo no deberá permanecer más oculto como antes. Este es un camino sin retorno», prevé Loureiro. Mientras el museo no exista, mostramos aquí algunas de las realezas recién divulgadas.

Projeto BY (2)

DSC_4062

En el evento fue presentado públicamente por primera vez el proyecto BY, de 1986. La idea era crear un hermano menor para el Gol. Toda la parte delantera provenía del propio Gol (Proyecto BX), incluso con el motor AP 1.6 montado en forma longitudinal. La mayor diferencia estaba en la parte trasera, cortita y recta, recordando a los VW Polo de la época, algo que también proponía el Fiat Uno. El asiento trasero podía deslizarse sobre correderas, dando la posibilidad de priorizar el espacio para carga o para pasajeros. Esta solución tendría éxito en el Renault Twingo, lanzado en 1993. Para no reducir el espacio del baúl, la suspensión trasera era diferente a la usada en el Gol. Al final, los números no cerraron y el proyecto BY fue archivado en 1987.

Mientras tanto, el Vemp (Veículo Militar Protótipo) es un «jeepcito» de líneas angulosas hecho sobre la base de la Kombi. Creado para participar de una licitación del Ejército brasileño, el proyecto incluía engranajes de reducción del mencionado utilitario y tracción 4×4. Llegó a ser exhibido en el Salón de San Pablo de 1976, pero finalmente perdió contra la propuesta militar del Jeep Ford/Willys.

VEMP (1)

DSC_4073

Al final, sólo dos Vemp fueron construidos. Uno, con tracción 4×2, fue a parar a un campo de VW y se perdió en el tiempo. El otro, 4×4, fue puesto a trabajar como remolque en la fábrica. Años después, rescatado por Guilherme Sabino, fue restaurado para devolverle su configuración original.

Una curiosidad es que, en 1976, la VW le encargó a la empresa Dacunha una cotización para la provisión de carrocerías de chapa para el Vemp. Poco después de que el proyecto de la Volkswagen fue archivado, la propia Dacunha decidió producir un «clon» y así nació el jeep Jeg.

DSC_3936

En la muestra montada para los periodistas había dos Kombi. La más bonita y vistosa era una de 1961 comprada a un coleccionista. Su restauración tuvo «licencias poéticas» como las ventanas extras y la transformación de versión standard en Lujo. Le montaron hasta el parabrisas tipo Safari (que pivota hacia afuera)…

La Kombi más importante del dúo, sin embargo, es una standard, blanquita, como tantas que aún se ven en las ferias callejeras de cualquier rincón de Brasil. Fabricada el 19 de diciembre de 2013, con número de chasis EP 022.526, se trata simplemente de la última Kombi producida en Brasil. Más que eso, es el último VW del mundo construido dentro de los cánones establecido por Ferdinand Porsche (motor trasero, caja de cuatro velocidades y suspensión por barras de torsión).

SP1 (1)

SP1 (2)

El atrevido deportivo SP2 es tratado con orgullo por la Volkswagen -un ejemplo de lo que los proyectistas de la filial brasilera consiguieron crear en la década de los años 70-. Equipado con motor bóxer 1.700, de 75 CV, se llegaron a completar 11 mil ejemplares entre 1972 y 1976.

El acervo de la fábrica dispone de algo todavía más raro: es un SP1, el hermano menos potente (se lo bautizó popularmente como Sem Potência) y con motor 1600, de 65 CV. Esta versión poco conocida sumó solamente 82 unidades producidas. El ejemplar en exposición pasó por diversos departamentos de la fábrica, fue guardado por años y en algún momento posterior, recuperado por completo.

Fusca Cabriolet (2)

Fusca Cabriolet (1)

Volkswagen quería un Fusca convertible para que el presidente Itamar Franco desfilase en la ceremonia de relanzamiento del Escarabajo, en 1993. Así fue que separó cuatro ejemplares de pre-serie de la nueva horneada y los envió a Sulam, una empresa paulista que, desde la década de los años 80, montaba excelentes convertibles (réplicas de los Escarabajo cabriolet fabricados por Karmann).

Sulam terminó los cuatro convertibles para VW: uno blanco, uno azul, uno negro y otro rojo. El azul quedó con el presidente Itamar. El blanquito está dentro del acervo en Via Anchieta.

Jason Vogel & Alexander Gromow

Fotos: Prensa VW

DSC_4030

Voyage GL 1994

DSC_4027

1600 (1)

1600 (3)

DSC_3947

Projeto BY (5)

DSC_4048

DSC_4065

VEMP (4)

Garagem VW (2)

SP1 (3)

Fusca Cabriolet (3)

Variant II (2)

VW Brasilia cola reemplazo

1600 TL (3)

Apollo (1)

5 Comentarios, RSS

  1. Adolfo 10/02/2020 @ 2:55 pm

    Me imgaino que por el diseño del BY y el VW 1600, habrán entrado en conversaciones para pagar derechos de autor a Fiat, je.

  2. santiago 10/02/2020 @ 11:52 pm

    navegando por internet conoci este auto sport brasilero que dicen fue diseñado antes que el jensen interceptor, realmente lo que hacian estos carroceros brasileños en esa epoca es para hacer una nota den vaderetro especialmente del brasinca 4200gt, aca dejo link en google para que vean imagenes y demas de la historia de este auto https://www.google.com/search?q=Brasinca+4200+GT&oq=Brasinca+4200+GT&aqs=chrome..69i57j69i60l3&sourceid=chrome&ie=UTF-8

    • Beppe Viola 12/02/2020 @ 6:55 am

      El prototipo del Jensen Interceptor, hecho por la Carrozeria Touring, es del 1962… los preseries, hechos por Vignale son del 1963….se ve que el Sr Soler Gisbert miraba revistas o participaba a los Salones del Auto europeos…

  3. El Mono 11/02/2020 @ 2:45 pm

    Excelente por los empleados sensibles de VW Brasil. En los años 90 tuve oportunidad de conocer varios autos experimentales en Sevel, Ford, VW, Renault. No quedan ni rastros.

  4. julio javier 11/02/2020 @ 3:40 pm

    Muy bueno !!! dejo un de video brasilero sobre los autos de ese museo
    https://www.youtube.com/watch?v=fVMLrA-9uJA

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*