Ma quale ritorno…?

Adrian Vernazza
178
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

178

Para quienes tenemos sangre italiana en las venas, la noticia del “retorno” de la marca del biscione al mundo de la alta competición nos hace hervir la sangre, y no precisamente por euforia o por pasión… Sin embargo -bombas de humo aparte- me pareció una buena ocasión para recordar cómo fue el último regreso genuino de Alfa Romeo a la Fórmula 1.

En 1975, luego de haber obtenido el Campeonato Mundial de Sport Prototipos con el modelo Tipo 33 TT 12, la casa italiana cerró un acuerdo con Brabham para que sus monoplazas de Fórmula 1 montaran en 1976 el motor de 12 cilindros “flat” (horizontales) y 2.995 cc que entregaba 500 HP a 11.000 rpm. Los argentinos nos acordamos de ese auto ya que Carlos Reutemann era uno de los pilotos del equipo británico, aunque lamentablemente la performance estuvo lejos de ser la ideal. Según Reutemann, “el motor era pesado, lento y no tenía flexibilidad. Servía para Sport Prototipos porque allí lo más importante era la durabilidad, pero en F1 con esa sola cualidad no alcanzaba…”.

Disconforme con el trabajo del equipo Brabham (aunque continuó proveyéndole motores hasta 1979), Alfa Romeo decidió entonces emprender la construcción de un monoplaza totalmente italiano con la idea de reverdecer los laureles de 1950 y 1951, años en los que obtuvo los dos primero títulos de F1 con las Alfetta 158 y 159, y cuyo último campeón había sido Juan Manuel Fangio. Las dos victorias obtenidas por Lauda en 1978 con el Brabham-Alfa (la de Suecia, con el famoso “ventilador” y la de Monza) auguraban buenos resultados para 1979.

Así fue como nació el Alfa Romeo 177. El proyecto estuvo a cargo del Ingeniero Carlo Chiti y de Autodelta -histórico preparador de la marca-, quienes desde mayo de 1978 habían comenzado con los primeros ensayos en Paul Ricard y con Niki Lauda y Vittorio Brambilla como testers. La idea era hacerlo debutar ese mismo año en Monza pero la falta de una performance adecuada hizo desechar la idea. Concretamente, el principal problema era que su motor de 12 cilindros opuestos era demasiado ancho, lo cual atentaba contra la arquitectura general del auto. Recordemos que por aquellos años había nacido el “efecto suelo” y las “polleritas”, con lo que el chasis del Alfa Romeo muy lejos estaba de ser el ideal para esa tecnología: este fue el motivo principal por el cual el 177 jamás pisó las pistas.

177

 

La evolución del 177 fue denominada 178 e hizo su debut en el Gran Premio de Bélgica de 1979 comandado por Bruno Giacomelli, quien había clasificado 13º pero debió abandonar por un accidente. Ausente en Mónaco, el 178 se presentó nuevamente en el GP de Francia, donde clasificó 17º y nuevamente abandonó. Pese a esto, Alfa Romeo trabajaba también sobre una nueva variante de este monoplaza, denominada 179, y de más moderna concepción. Para ello fue necesario desarrollar un motor 12 cilindros con una configuración en V a 60º, más lógica para desarrollar un chasis del tipo “wing-car”. El 179 debutó en la carrera de Monza en manos de Giacomelli, al tiempo que su coequiper Vittorio Brambilla se subía al 178 (última carrera de este modelo) para finalizar en la 12ª posición, mientras el 179 debió desertar.

Suecia 78- Grande Gordon querido !!!!!!

 

Para los dos últimos GP de la temporada (Canadá y USA) el equipo decidió presentar un solo monoplaza 179: en Canadá lo corrió Brambilla (largó 18º) y en los Estados Unidos se subió Giacomelli (largó 18º). Lamentablemente, en ambas carreras abandonaron. Se cerraba, de este modo, la primera temporada de Alfa Romeo en la F1 con un auto enteramente propio, desde su alejamiento en 1951. Luego llegarían numerosos desarrollos (179 B, 179 C y 179 D) y el motor turbo V8, pero ninguno lograría la tan ansiada victoria.

179

 

Ahora, Alfa Romeo estará de regreso en la F1 2018, utilizando chasis Sauber y motores Ferrari…

Adrián Vernazza

9 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis 08/12/2017 @ 10:12 pm

    Ya me imaginaba un nuevo ejercicio de badging del pullover boy.

  2. Beppe Viola 09/12/2017 @ 8:31 am

    El Alfa Romeo- Sauber es solo una operaciòn de marketing y nada màs… El “quadrifoglio” ya aparece en el carenado de la Ferrari F1 desde hace almenos dos anios y Ferrari provee motor, cambio y suspensiones posteriores a la Sauber desde hace ya varios anos,
    La Alfa-Sauber se transformarà en una especie de Junior Team, (como lo es la Toro Rosso para la RedBull) donde poner a madurar los pilotos de la Ferrari Driver Academy (tipo el muy prometente Leclerc) y para dar mas peso y poder ante las decisiones FIA …
    Una pequiena nota: El Brabham-Alfa Romeo ganò solo en Anderstop ’78 con el fan-car de Murray… en Monza ’78 (el Gp del desastroso accidente de Peterson) llegò tercero, pero Andretti y Villeneuve (primero y segondo) fueron penalizados con un minute por haber anticipado la segunda largada

  3. @ autazos 11/12/2017 @ 10:10 am

    Coincidimos en que este regreso es marketing puro.

    Hubo luego de esta aventura motores Alfa Romeo en otros F1 hasta mediados de los 80 no? Creo que último que nunca debutó fue en un Ligier.

  4. Güilbeis 11/12/2017 @ 2:51 pm

    Lo lamentable es que está asegurada la pérdida de imagen de Alfa Romeo, condenada a los motores Ferrari ya superados. Hoy Ferrari tiene motores de primera y de segunda. Los motores Alfa Romeo serán siempre de segunda. Fracasarán con todo éxito.

  5. MARIO 11/12/2017 @ 8:42 pm

    Si fue el Ligier JS29 lo iba a correr Rene Arnoux…, creo que en esa epoca Fiat había comprado Alfa Romeo y su politica deportiva era: Ferrari en F 1, Alfa Romeo Turismo…y resto total apoyo al proyecto terminaron corriendo con el motor BMW, megatron turbo, creo que así se denominaba a la planta impulsora.

    • Beppe Viola 12/12/2017 @ 8:28 am

      No exactamente… el ultimo motor Alfa Romeo (el 890T – V8 turbo de 1500 cc, proyectado por Carlo Chitti y el Ing. Tonti – despues Abarth Corse) fue utilizado por Osella hasta el ’88. Este ultimo anio “mamma” Fiat, que era ya el nuevo propietario lo renombrò Osella V8.
      Este motor, mas allà de la potencia, tenia enormes problemas de consumo y de fragilidad de las turbinas (hechas en casa por Alfa-Avio, que en aquel entonces eran propiedad del Estado Italiano como Alfa Romeo)
      El motor que iba a debutàr con el Ligier JS 29 tenia que ser el Alfa Romeo 415T (cuatro cilindros 1500 cc Turbo y 850 cv, proyectado por el Ing. Tonti) que tenia un interesante sistema de doble mini-turbo y ocho conductos de admisiòn (uno por cada valvula). Lo vi en el museo Alfa hace algunos anios- ahora ya no està expuesto.

  6. kuve 12/12/2017 @ 12:34 pm

    Beppe, ud. que es una biblia en todo esto, sabe el s/n del Alfa 33 TT 12 de 1975 que tiene el FCA Heritage? Es el que tiene el Nº 2 y publicidad de Campari con trompa blanca.

    • Beppe Viola 12/12/2017 @ 2:40 pm

      a ver dijo Borges…
      FCA tiene dos 33 a doce cilindros en el museo: la 33/TT/12 s/n 006 y la 33/SC/12 Turbo “Fernet branca” s/n 016.
      la que dice Ud debe ser la primera, pero apareciò varias veces con el numero 1, con el 2, con la trompa blanca, sin ella, y con la publicidad “Campari” y sin ella …
      el Museo Storico tiene bastantes carrocerias para intercambiar y en tiempos pasados de carreras tambien lo hacìa con los numeros de chasis, asi que de seguro no hay nada…
      Hay otra 33/TT/12 que aparece seguido con “trompa blanca” + “Campari” + #2, pero vive en USA y es la s/n 010.

      • kuve 13/12/2017 @ 11:24 am

        Gracias Beppe, la vi el mes pasado en el Motorvillage de Paris, y queria sacarme la duda.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*