Mazda celebra 25 años de su victoria en Le Mans

vadeRetro
Mazda slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

944410_Mazda_787B_2011_01

Los aficionados al automovilismo ya tienen la vista puesta en este sábado al mediodía, cuando de inicio la edición 2016 de las 24 Horas de Le Mans. Muchos recuerdan hoy un episodio que hizo historia hace 25 años. Eran en torno a las 4 de la tarde (hora local) del 23 de junio de 1991, cuando se agitó la bandera a cuadros al paso del ganador de aquel año. Se trataba del auto número 55, con la carrocería decorada en verde y naranja brillante, y con el rugido inconfundible de su motor de cuatro rotores Wankel. Tras 21 horas de carrera y después de una extenuante pugna con los favoritos, los Mercedes-Benz y Jaguar, el Mazda 787B tomó la delantera por primera vez. A partir de ese momento, defendió su puesto en cabeza con uñas y dientes. Tres horas más tarde, y contra todo pronóstico, Johnny Herbert cruzó triunfante la línea de meta al volante de su Mazda ante la mirada de 250.000 espectadores.

La victoria de Mazda en Le Mans fue la primera —y hasta la fecha todavía la única— de un fabricante asiático en esta competición anual que, por cierto, es la prueba de resistencia más antigua del mundo que aún se mantiene activa. La carrera inició su andadura en 1923 y, todavía hoy, muchos la consideran la más dura en su género. El triunfo fue y sigue siendo un hito en la historia de Le Mans, ya que ha sido la única vez que ha ganado un vehículo con motor sin pistones. Las prestaciones del motor rotativo R26B del 787B —con inyección periférica y tres bujías por rotor, con una entrega de 522 kW/710 CV a 9.000 rpm— respondieron con fiabilidad, y el veloz ritmo con el que supieron girar el trío de pilotos  —el británico Herbert, el alemán Volker Weidler y el luxemburgués Bertrand Gachot— hizo el resto.

944412_Mazda_787B_1991_Le_Mans

Los tres Mazda que participaron en aquella carrera consiguieron ver la bandera a cuadros: eran dos nuevos modelos 787B y un 787 del año anterior. Consiguieron el primero, sexto y octavo puesto en la general y de los 38 autos que tomaron la salida, solo terminaron la prueba otros nueve. De hecho, cuando los ingenieros inspeccionaron el motor R26B después de la carrera, dijeron que estaba en tan buen estado que bien habría podido correr otras 24 horas. El 787B que resultó ganador completó una carrera impecable, con 362 vueltas. En total recorrió 4.932 km a una media de 205,38 km/h hasta cruzar la meta.

944409_787B_Mazda-Space

Al año siguiente, el auto número 55 fue a parar al museo de Mazda en Hiroshima después de que, en 1992, cambiara la normativa limitando la cilindrada de los motores, y el motor rotativo fuera desterrado de las 24 Horas de Le Mans. Desde entonces ha hecho apariciones ocasionales. Por ejemplo, en Le Mans en 2011 con motivo del 20 aniversario de aquel triunfo de leyenda o, más recientemente en 2015, en el Festival of Speed de Goodwood. Esas ocasiones han atraído a numerosos aficionados deseosos de escuchar en vivo su sonido característico, una vez más o por primera vez. Porque todavía hoy sigue siendo casi un objeto de culto entre aficionados a las carreras y, sobre todo, entre entusiastas del motor rotativo de todo el mundo.

944411_Mazda_787B_2011_test_34

 

7 Comentarios, RSS

  1. luis 17/06/2016 @ 8:46 pm

    A mi modesto entender, pasó muy desapercibido todo lo que logró este auto. Como otros ganaron mas veces, etc. es como si se hubiera tapado bastante. Mazda siempre tuvo eso de distinto

  2. MARIO 19/06/2016 @ 10:53 am

    Totalmente de acuerdo Luis…., además es importante el número de autos de competición desarrollados a través del tiempo por Madza para las más diversas categorías,

  3. Beppe Viola 19/06/2016 @ 3:28 pm

    gano la Porsche no mas…..
    como bien decía el chueco, las carretas se ganan cuando se baja la bandera a cuadros…. la Toyota , que domino en las ultimas horas se quedo sin hibrido en la ultima vuelta y como en el ’69, las 24 hs se decidieron en la ultima vuelta…
    lo mismo con la Ford… le gano a la Ferrari, penalizada muchísimo con los coeficientes, 15 kg de peso y 8 lt menos de nafta fueron la diferencia y ni Fisichella con toda su velocidad pudo con la Ford GT… llegaron en la misma vuelta, con 30 ” de distancia…
    increíble edición del mejor campeonato moderno

  4. morgan. 21/06/2016 @ 8:20 am

    Alto gualicho le metió Mazda a Toyota…………ni al podio subieron los que venian ganando……….
    me llega a pasar eso y me corto la japi en la recta principal….

  5. Beppe Viola 21/06/2016 @ 3:49 pm

    Que me vienen a hablar de la F1 y todos esos onanismos ingenieriles ….!!!
    estas son competiciones….. https://youtu.be/GmvXF0smtks

  6. MARIO 21/06/2016 @ 6:50 pm

    Beppe disiento…., los audi, toyota, Ford, Porsche etc., son pura ingeniería al igual que la F 1., concuerdo que la carrera fue muy buena, pero no creo que un equipo particular, (con auto propio) pueda con los grandes equipos, los puntos flojos sería casualmente la ingeniería y la economía, tal cual sucede en la F 1.

    • Beppe Viola 22/06/2016 @ 2:45 am

      Mario… quizás me expresé mal, quise decir reglamentarios…. tokens, test block y esas cosas…
      No quiere decir que en el WEC no haya reglamentos, los hay a toneladas, pero todo esta finalizado a la equiparación de performances y no a prohibir y congelar todo…. es claro además que sin un batallón de ingenieros ningún auto de la categoria mayor no se puede poner ni en marcha…
      Los equipos “particulares” obviamente jamás podrán pelear por el absoluto, pero tienen dos categorías propias (LMP2 y GT-Am) donde pueden decir la suya ( y si no digame donde puede correr un cuatriamputado como Sausset y llegar….)

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*