Meravigliosa creatura

Hernán Charalambopoulos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Durante el Raduno del club Alfa Romeo este último fin de semana, en un momento nos encontramos haciendo la fila para el incomprensible ritual de pisar gomitas y cotejar la precisión de cada quien con la del vecino. Fue entonces que nos detuvimos a charlar con el siempre atento  dueño de este SZ, y de otros autos que además de sorprender por el perdigué, lo hacen por el intenso y obsesivo cuidado que su propietario les depara.

Hablando de la vida, y sobre todo del impoluto SZ que les mostramos, nos contó de su admiración por ese auto, y parte de la historia de su restauración. Cuando terminó de relatar la heroica gesta de acomodar, y re encuadrar la piel de este aparato, fue increpado sin contemplaciones por los dos integrantes de RETROVISIONES con paradero conocido hasta la fecha: Bertschi y yo.


Luego de elogiar el trabajo realizado, y las increíbles rarezas superficiales de este objeto, nos permitimos observarle entre risas cómplices y una insana envidia, que la restauración no estaba hecha del todo bien, ya que según nuestro entender, nunca hubo un SZ que hubiera salido de fábrica tan derecho y con sus superficies y perfiles tan bien rematados. Si hay una cosa que recuerdo de este bramante aparato eran las reverberancias de la luz al chocar contra las imperfecciones de sus paneles plásticos que cubrían la mecánica acortada y anabolizada del inoxidable (hablo metafóricamente) Alfa 75.

El SZ es el producto del genio e ingenio de Zagato para paliar con su indómito ADN las falencias estructurales y tecnológicas que sufría en aquellos oscuros años cuando salió este monstruo a la luz. Hijo, primo, o nieto del maravilloso Lancia Hyena, hereda o re propone soluciones al borde del abismo estético cotejables a lo largo y a lo ancho de su cuerpo, sobre todo en el tratamiento del parante “A” que parece haber sufrido un amable aplastamiento lateral dando una forma, que en versión civilizada, sería copiada años más tarde por el Citroën C3.

No podemos hablar de diseño, al menos desde la ortodoxia de la disciplina, y por eso solo nos queda hablar de sensaciones. Compacto, enojado, feo, desdibujado y miles de adjetivos más, se nos cruzan al toparnos con esta criatura que refleja los más bajos instintos de su creador a la hora de plasmarlos en un objeto rodante.

Sin dudas el cuerpo de plástico ensamblado con la misma precisión con la que un elefante juega a la rayuela en la vereda, tiene que ver en la elección de la estética. Se adoptó un lenguaje en el cual cada elemento tuviera vida propia, y no dependa de los demás para componer un conjunto, ya que nadie garantizaba la continuidad de las superficies. Por eso el capot es una tapa que abarca toda la cara, y las demás piezas intentan tener vida propia, a pesar de estar obligados a ser parte de un conjunto. Paradojas y destellos de una sociedad, reflejados en el imperfecto plastico de un artefacto mecánico…

Muy compacto, corto, ancho, mal ensamblado (pese a los esfuerzos de Leo por enderezarlo) y poco refinado en su totalidad, el SZ es una especie de Chicho Serna mecánico, lleno de energía y vitalidad a la hora de entregar lo que mejor sabe hacer: Correr rápido y brindar emociones irrepetibles. Los años están ayudando a revalorizar este áspero contenedor de euforia que seguramente será visto con otros ojos por todos nosotros, y en alguna mesa de café de a poquito comenzaremos a valorar ciertas soluciones de diseño. Yo por lo pronto retraté hasta el hartazgo la intersección de la superficie del lateral con el incipiente aunque algo desdibujado encastre con el guardabarro delantero, y su continuación como triángulo en la trompa, elemento este que genera un amable apoyo al volumen que desciende firme desde el lateral.

Seguramente lo usaré en un proyecto en el que estoy trabajando, ya que reciclado en otro lenguaje, es un detalle de lo más interesante. ¿Acaso se pensaban que los diseñadores estamos todo el tiempo inventando?

Para concluir, nos gustaría también analizar otro Alfa Romeo de esos que despiertan grandes emociones, pero la tajante negativa de su dueño, Emilio R…, nos dejó sin la posibilidad de disfrutar del Duetto “Osso di seppia”. Seguramente ell dueño del SZ hará cambiar de opinión a su amigo, y en breve podrán disfrutarlo en las páginas de RETROVISIONES.

0 Comentarios, RSS

  1. Lao Iacona 18/04/2011 @ 12:04 pm

    Bellísimo auto y en impecable estado. En mi opinión el SZ no ha sido aún reconocido en la extensión que merece. El diseño de Zagato no es la “taza de té de cualquiera”, pero tiene esa impronta y personalidad que la casa de Milán le dio a cada uno de los Alfa Romeo que vistió. Si pudiera, me anoto con uno, no lo duden. Lao Iacona.

  2. Mariana 18/04/2011 @ 12:37 pm

    Lindo auto, parece un juguete.Bien marcadas las separaciones.

  3. cinturonga 18/04/2011 @ 3:18 pm

    Epa! Como mi prima!!…por lo que parece un juguete digo. Tiene la piel de porcelana ella.
    No se, siempre me pareció jodido de digerir, pero cada vez me disgusta menos. Como mínimo es osado y jugado en sus líneas. Pero todavia me parece una “caja de zagatos” como la primera vez que lo vi.

    Un carinho glande, Cinturonga.

  4. Fuoripista 18/04/2011 @ 3:38 pm

    Aahhh por lo de juguete… pensé que era por lo “bien marcadas las separaciones”, estimado Cinturonga. Es la misma prima de siempre o tiene otras?

  5. Fuoripista 18/04/2011 @ 3:44 pm

    El SZ me impactó de entrada nomás, nunca ví uno salvo por fotos pero su diseño me da imagen de fuerte y agresivo como un buen Alfa Romeo. Cuore sportivo puro!

  6. emiliosobremonte 18/04/2011 @ 4:13 pm

    Pulitzer para la comparación con el Chicho Serna! Sublime!

  7. HernanL 18/04/2011 @ 10:32 pm

    un aparato bastanto raro el SZ y quizás demasiado contemporaneo aún como para poder ser juzgado como verdaderamente lo merece.
    particularmente a mí siempre me llamó la atención ese frente un tanto rabioso y la solución del conjunto luneta-spoiler trasero.

  8. MasterShine 18/04/2011 @ 10:34 pm

    Me pregunto quien fue la catapulta para que salgas disparado hacia Il Mostro.
    Saludos y gracias por excelente relato!

  9. Don Richard 18/04/2011 @ 11:10 pm

    Este auto ya es un clásico, pese a su juventud. Es sumamente innovador, no se parece a ninguno conocido,y con el tiempo sus líneas son hasta digeribles. Además camina mucho, y lo que es mejor para sus propietarios, hay pocos. Muy comprable, coincido con la opinión de Lao: un fierrazo.

  10. biposto 18/04/2011 @ 11:40 pm

    es lindísimo, es inobjetable… MUY LINDO !!!!!!

  11. Cristián Bertschi 19/04/2011 @ 12:52 am

    Estimados lectores y comentaristas,

    Coincido con el análisis formal del griego, de hecho lo discutimos juntos in situ.

    Disiento con algunos comentarios sobre su comportamiento (del auto, no del griego)

    El auto me encanta, siempre me gustó, desde el primero que vi un enero en Pinamar.
    Luego y después de numerosos análisis siguió gustándome cada vez más.

    En cuanto al uso.
    Tengo cerca de 2000 km arriba de SZs.
    El de Leo, no existe. Ese auto es lo que debería haber sido y no lo que fue.
    Es de mucha mejor calidad que lo que salió de Milán.
    La mecánica no es nada del otro mundo. Pianale de 75 acortado, motor V6 de 210HP que le resultan escasos no sólo al auto, sino a cualquier auto de prestaciones deportivas.
    El tren trasero zapatea como Fred Astaire y andando rápido los frenos se fríen.

    La posición de manejo para una persona de 1.83m es muy incómoda.

    Yendo por la Autovía 2 se voló un pedazo del piso (se arrancó), como entraba aire al vano motor por un lugar que no debía se arrancó una bocina.
    Si me pongo a pensar me voy a acordar unas cuantas cosas más.

    Dicho todo esto, el auto me encanta por todas estas cosas y además por las ganas que le pusieron para que el proyecto viera la luz.

    Un fierrazo, de plástico.-

  12. mastergtv 20/04/2011 @ 8:21 pm

    ME PARECE QUE TIENE UNA PERSONALIDAD ESTRIDENTE,ESO LO HACE POLEMICO.TIENE UNA ACTITUD DESAFIANTE QUE ME LLAMA LA ATENCION.EN LO ESTETICO LO UNICO QUE NO SOPORTO SON LAS ONDULACIONES,SOBRE TODO EN SUS LATERALES.VER LOS OBJETOS QUE SE REFLEJAN DEFORMADOS ME PONE FASTIDIOSO.EN CUANTO A LA MECANICA ME PARECEN MAS QUE ACEPTABLES 210 HP PARA DIVERTIRSE,HAY QUE SABER USARLOS,TAMPOCO VAMOS A PENSAR QUE NOS ESTAMOS SUBIENDO A UNA F40.EN EL BALANCE CREO QUE SALE AIROSA.
    SALUTI
    OO=V=OO

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*