Mi clásico: Piaggio Bravo

Federico Sierpien
IMG_6897
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_6900

La historia venía un poco así: hace tiempo que estaba buscando alguna moto sencilla; la consigna era que tenía que ser simpática, simple y completa, aunque fuera para restaurar.

No lograba encontrar nada que me convenciera. Después de revisar muchas publicaciones, la penúltima moto que fui a ver era una Honda XL80. Las fotos eran engañosas y, cuando la vimos personalmente, estaba lejos de considerarla en buenas condiciones. Para restaurarla había que conseguir casi una moto completa, y su precio, totalmente desacorde con el estado de la moto.

Tiré la toalla. Me convencí de que en algún momento iba a aparecer sola, así que abandoné la búsqueda.

Un mes atrás encontré en youtube un video de un periodista argentino de motociclismo, Gustavo Morea, en el cual arreglaba una Zanella Due. Contaba como fueron las raíces de ese ciclomotor, y el periplo para adaptar la mecánica dos tiempos de Minarelli a la realidad de lo que se necesitaba y podía ser vendible en el Cono Sur.

Así fue que Morea y su video encendieron la llama otra vez, y me dejaron en claro algo: tenía que ser dos tiempos y estar en la delgada línea entre una moto y una cortadora de pasto con pedales.

B3313275-332D-4B86-B566-A00EF0DAC65C

IMG_6753

Empecé por Zanella, pero lo que encontré estaba ya muy cansado. De rebote, apareció una Piaggio Bravo «última serie» (año 2000) entre las sugerencias del buscador, y automáticamente me hizo refrescar la memoria de cuando habían salido nuevas. Estas motos no fueron muy populares acá debido a la fuerte competencia del batallón de Zanella Due y Pocket. De esta forma cumplía un requisito a favor más, que era el de no haber sido muy querida o popular por Montevideo.

Finalmente encontré la que les muestro en las fotos: totalmente completa y con detalles estéticos para hacerle, ¡era perfecta!

Al dueño anterior le costó bastante dejarla ir, fue casi como entregar un hijo. La atesoraba bastante bien y, por el interrogatorio preventa, se aseguró que no terminara en las manos equivocadas. Debido a lo antes mencionado y sumada la pandemia, demoramos unas dos semanas en concretar, hasta que finalmente la pude ir a buscar.

IMG_6819

IMG_6828

Hoy en día, y con algunos mimos de por medio, está en orden de marcha, esperando participar de alguna futura aventura. ¡Nunca había tenido un vehículo tan divertido!

Cuando toda esta porquería del aislamiento pase la vamos a disfrutar como corresponde: bajo el sol, por alguna ruta o camino rural de Uruguay.

Fotos: Fede Sierpien

————————————————————————————————————————————————————-

Invitamos a los lectores de vadeRetro a presentarnos sus vehículos históricos o sus colecciones. Pueden enviarnos las fotos e información por mail a info@vaderetro.com.ar o por wsp al 0054 (911) 6727 0507.

IMG_6817

IMG_6835

IMG_6810

IMG_6808

8B5E48C0-935E-46FD-A529-C5D1DF1CFA5E

47617B3A-0B05-4608-93E8-99AD7564EA71

D65E0E01-74D6-4CCD-B43B-C2BE1B701847

ED3B468B-59AD-4C1C-A348-6330C97C814E

E969159A-CB83-4407-93E5-0A37A8653A22

IMG_6836

IMG_6839

IMG_6843

IMG_6897

IMG_6898

IMG_6899

 

 

5 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis 06/05/2020 @ 10:57 am

    Bien entera!

  2. Alejandro Marino 06/05/2020 @ 6:48 pm

    Con el debido respeto, vienen a mi los versos del inefable Leo Masliah:

    De lo que podía comprarme
    Lo mejor que vi fue la moto
    Es como si fuera un piloto
    Y las calles son sólo nubes
    Salgo de bailar en los clubes
    Me llevo una pinta prendida
    Con la moto vivo la vida

    Fue mucho mejor que comprarme
    Un radiograbador estéreo
    Yo prefiero te digo en serio
    Antes que soñar con sonidos
    Ordenados por algún vivo
    Y bancar cualquier ocurrencia
    Conseguir mi propia experiencia
    Con la moto vivo la mía
    Y no la de Los del Suquía

    Me compré por fin una moto
    Como la que yo siempre quise
    Y si no querés que te pise
    No te me crucés por la lleca
    Que vas a ganar una beca
    Para ir a estudiar teología
    Allá con la Virgen María

    No quisiera ser tu verdugo
    Pero yo la calle la arrugo
    Por eso te doy un consejo
    Para conservar tu pellejo
    No salgás a la calle viejo
    Salvo si es un caso de urgencia
    Y si fuera así por prudencia
    Tené bien a mano a la vista
    Tu carné de la mutualista

    Eran muchas cuotas pero mes a mes yo me las arreglaba
    Iba por las calles y decía para mí
    Me compré la moto
    Me compré la moto y la pago de a poco

    Cuánto tiempo anduve mirando vidrieras y motos ajenas
    Caminando como un bobo sin velocidá
    Hasta que un buen día
    Me compré la moto y arrasé con todo

    Mientras no me echaran antes del trabajo la hubiera pagado
    Hoy no sé quién fue que se quedó con ella
    Una moto nueva
    Y en el accidente no le pasó nada

    Dígame San Pedro a usté qué le cuesta dejarme traerla
    Si en el paraíso no se mata a nadie
    No soportaría
    Una eternidá sin montar en mi moto

    Otro dia le mando las fotos de los BMW escondidos en los fondos del Hotel Central de Paysandù

  3. Randy 06/05/2020 @ 10:16 pm

    ¡Bravo por la Bravo!
    En Argentina, las Zanella y las Garelli eran lo que iba, la Juki de lo peorcito de lo fabricado acá.
    Llevo conmigo una colección de frutillas, moretones y puntos de mis épocas de piloto Juki de la cuadra.

    RM

  4. Beppe Viola 07/05/2020 @ 11:33 am

    Heredero del Piaggio CIAO que desde el 1967 motorizò los adolescentes italianos…

  5. javisure 11/05/2020 @ 5:28 pm

    Me encantan estas simples pero agradables historias de como alguien con tan poco puede ser tan feliz. De mi parte solo resta decir que te felicito.

    Yo ahora estoy un poco complicado de lugar, pero si hay dos motos que quiero tener y me harían el tipo más feliz del mundo son dos ciclomotores: Una Honda PC50 dado que fue el primer vehículo de mi viejo y cómo en el sacaba a mi vieja a pasear en planes adolescentes allá por los 70 y pico.
    La otra es la Yamaha Carrot. En el interior se puede ver algunas andando aun

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*