Paseo de la Hermandad 2019: en Tarariras hubo pique

Diego Speratti
IMG_4598
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_4688

La marea nos lleva una vez más a Tarariras, de fiesta todo el año en su centenario. Luego del almuerzo en el Club Tarariras el postre para les participantes del Paseo de la Hermandad en la ciudad antes conocida como Joaquín Suárez era una visita al autódromo local, bautizado actualmente con el nombre del as del volante local Juan Schnyder, con su piso de tierra que garantiza la diversión de les choferes desde los años sesenta.

Los treinta y pico de autos participantes del paseo irrumpieron en la pista en medio de pruebas clasificatorias de las diferentes categorías zonales (Karting, Cachilas, Plataformas, Turismo CUPA) que al día siguiente tenían fecha de sus campeonatos en el ya legendario circuito tararirense. La propuesta era hacer un par de giros en plan paseo, pero hubo algunos conductores que aprovecharon para divertirse un poco más que el resto. Las imágenes de los clásicos en pista remiten de manera natural a aquellos venerados rallies de autos clásicos organizados en Argentina en la década de los años setenta. Eso sí, nada de Bugatti, Hispano, Ferrari, Maserati, Delahaye o Alfa Romeo 2900 B Berlinetta por aquí y sí puro auto «terrenal».

IMG_4725

IMG_4535

Circuito ideal para categorías y gymkhanas de sport, sport nacionales, monopostos, baquets, turismos o todo bicho clásico que se mueva, está ubicado a apenas 30 km del puerto de Colonia y del barco que viene de baires. Todas esas ventajas las supo ver la dirigencia de la categoría de monoplazas Mini Junior de Argentina allá por junio de 1966. Cruzaron los bólidos en barco y disputaron en Tarariras una de las carreras más recordadas de su historia, frente a nada menos que 5.000 espectadores, según relatan los medios de la época. Aquella carrera de la Fórmula Mini Junior la dominó Raul Kissling en un Crespi-BMW hasta su abandono sobre el final de la competencia, la ganó el también motociclista Eduardo Salatino con un auto similar, y el crédito local, Marne Gironés, consiguió un séptimo puesto final sobre otro Crespi, pero con motor NSU.

El autódromo, en impecable estado de mantenimiento, recibió en su vasta historia competencias de la Fuerza Limitada, carreras internacionales como las de la Fórmula Junior, innumerables fechas de categorías zonales y también desfiles de autos clásicos. ¡Larga vida al Juan Schnyder!

Fotos: Diego Speratti

IMG_4719

IMG_4540

IMG_4668

IMG_4614

IMG_4709

IMG_4651

IMG_4603

IMG_4555

IMG_4785

IMG_4757

IMG_4581

IMG_4662

IMG_4702

1 Comentario, RSS

  1. José del Castillo 04/10/2019 @ 6:04 pm

    Foto 6, cachila con el Nº 5, ¿ no es Juan F. el sonriente acompañante ?

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*