Patrullero tuneado

Hernán Charalambopoulos
Falcon-Sprint-1978
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Falcon Sprint 1978

Estábamos rematando una apacible y tranquila cena entre amigos a orillas del mar, y el solo hecho de encontrarnos lejos del infierno de Buenos Aires por estos días ya nos hizo sentir bien. Transcurría todo sobre patines en piso encerado, cuando de repente Guido, un editor de renombre, lanzó la idea de hacer libros temáticos sobre automóviles icónicos de la industria nacional…

“¡Qué bueno!”, respondí a su propuesta, y enseguida retruqué indagando más sobre el primero de los tomos, como para ir viendo de que se trataba la cosa…“Yo empezaría con el Chevy” dijo, y obtuvo una inmediata aprobación para luego agregar… “Pero al Falcon también lo pondría al mismo nivel, sobre todo por el Sprint…”

A punto estuve de envenenarle el Spritz que con tanta dedicación estaba preparando, cuando la silueta del patrullero tuneado me invadió los sentidos e imaginé sus horrendos colores vistiendo la tapa de un libro que bien podría estar en las grandes cadenas de distribución.

Lo único que atiné a decir del Falcon Sprint es que me recuerda a mi abuela con un equipo de gimnasia naranja y zapatillas con resortes. Combinar deportividad y líneas atróficas no es para cualquiera y los experimentos por lo general salen muy mal.

Auto que nació para servicio público, por más motor y franjas que se le pongan, difícilmente logre atraer nueva clientela, a menos que el comisario de turno, o el paciente taxista junte moneda extranjera y luego de mucho esfuerzo logre dar con su preciado fetiche que le entregue ese extraño pasaporte a la realización plena como individuo.

Aquí documentamos con imágenes válidas mis conceptos y lo que intenté (con éxito ) inculcarle al editor que se lo pensará muy bien a la hora de encarar el proyecto y el orden de aparición de los distintos protagonistas en la mencionada saga.

Ah… Nos olvidábamos. Volvieron los textos sobre las fotos… Que los disfruten nuevamente.

Pub_73_06

0 Comentarios, RSS

  1. 250ss 24/01/2014 @ 1:16 am

    Nefasssssssssto…

  2. Pablo Felipe Richetti 24/01/2014 @ 7:57 am

    Totalmente de acuerdo con Ud. 250ss.
    Qué bueno que volvieron los textos fotográficos, se extrañaban.

  3. jose del castillo 24/01/2014 @ 8:12 am

    Bievenido el clásico !!!, me refiero al cartelito sobre las fotos.

  4. morgan. 24/01/2014 @ 8:13 am

    jajajaja que lindo post!! me hubiese gustado ver la cara del Griego!! Su odio por el patrullero es terrible. Le sale el grasita que todos tenemos dentro.

  5. Alvaro 24/01/2014 @ 9:40 am

    Bien por la vuelta de los textos sobre las fotos !!!!

  6. Qui-Milano 24/01/2014 @ 10:38 am

    una pregunta….
    La Ghia, tenia algo que ver con todo esto (Falcon, Taunus)?
    o ya que era propiedad de la Ford solo pegaban el escudito?

  7. Lucasg 24/01/2014 @ 11:35 am

    Ahh, el primer 0km de mi padre (dentista) fue un Sprint ´81 igual al de la foto. Se lo robó la policía de Cba. del garage de casa, y cuando el seguro lo indemnizó compró otro, pero blanco crema y negro.
    No es exactamente un auto lindo, ni siquiera tuvo prestaciones acordes a su pretensión deportiva, pero me movilizan recuerdos de infancia. Hasta lo incluí en mi primera novela.
    Albricias por el retorno de los textos, siempre fueron una parte muy importante de RTV.

  8. Der Kaiser 24/01/2014 @ 12:49 pm

    A todos los que añoran estas “albóndigas” (con perdón de las albóndigas) de la industria vernácula; no sólo Falcon si no también Chevrolet 400, Valiant, Chevy, Torino, Dodge… ¿les dará el color de piel para tener un Mercedes o un BMW?

  9. karmannia 24/01/2014 @ 1:24 pm

    Qui-Milano, es la segunda opción, hasta donde se ford compro Ghia y solo pegaba el escudito para identificar a los modelos tope de gama

  10. Lucasg 24/01/2014 @ 3:40 pm

    Estimado Kaiser, ¿su exabrupto racista y agresivo viene a cuento de qué?

  11. morgan. 24/01/2014 @ 4:15 pm

    hay una frase de 250ss en el siguiente post que me había quedado en la memoria…………..JA

    http://www.retrovisiones.com/2012/03/amarillo-daytona/

  12. Mariana 24/01/2014 @ 5:17 pm

    Herrrmoso! Maravilloso!!!!!!!! amplio, confortable, material fuerte. Un encanto! Es Ford.

    Uds aburridos que les gusta una cheev cheeev yyy (no puedo escribirlo) aburrida, simple y bastante femenina. (a+ de 1 le gusta)

  13. gallego chico 24/01/2014 @ 6:25 pm

    Corrijo a Der Kaiser. Es una almóndiga y no albóndiga. Es una diferencia sustancial.

  14. Marcelo 24/01/2014 @ 6:38 pm

    La verdad es que estoy algo cansado de los comentarios cuando descalifican al Ford, al Chevrolet o a quien sea. Guste a quien le guste y duélale a quien le duela, el Falcon fue un hito importante de la industria automotriz argentina, por más que quieran llamarlo taxi o patrullero. Ya está bien de andar defenestrando coches, es como si hablaran mal de la cupé GTX porque eran las favoritas de Robledo Puch. Apoyo la idea de hacer unos minilibros (los tanos ya los hicieron hace años) con los que podríamos llamar clásicos populares argentinos: El Falcon, el Torino, los Valiant, el Di Tella, el Gordini……todo ellos son de la época en que la Argentina parecia un país en serio…

  15. 10w30 24/01/2014 @ 7:35 pm

    Marcelo, disiento respetuosamente: poco en común tiene el Gordini con el resto. Era un clásico. Nunca taxi…

  16. Der Kaiser 24/01/2014 @ 8:13 pm

    Sólo en este país esos autos tuvieron suceso. Y tanto costó que la mentalidad de los usuarios cambiara recién en los últimos diez años, diría. Quien antes tenía una “almóndiga” como el Falcon, o el Chevrolet o cualquiera de los compactos americanos, son los que hoy tiene un VW. Pensar que en EE.UU. un Vento lo tienen como 2do auto y acá un Bora parece un tremendo misil. Cualquier carro a rulemanes es bienvenido en el mercado arg. Cuando a partir del ´79 volvieron los importados, la mentalidad criolla se reía de los Citroën CX o de los japoneses (hace falta ser mentecato o “negro”, sencillamente). “Eso es una m…, comprate un Ford…”. Por favor.
    Hasta Lee Iacocca habló mal del Falcon. No tenía diseño, era incómodo, no tenía estabilidad pues se iba tanto de popa como de trompa. En EE.UU. debe haber casi un cementerio de los que se mataron en la nieve con esos paupérrimos automóviles. Sólo fue célebre en un país bananero como éste.
    Son los mismos que siguen pensando que porque tenían más chapa, no te matabas, que los de ahora son de plástico y no sirven para nada; ni los airbags, ni los motores de aluminio, nada. Aquéllo era lo bueno. Un país que parecía serio porque vivíamos cerrados al mundo, así se hizo posible la escasa renovación del parque automotor. El nivel de exigencia de la gente se deterioró considerablemente -sumado a los viejos conservadorismos- y las terminales automotrices no mostraban nuevas propuestas de vehículos y desarrollos.

  17. Tete 24/01/2014 @ 8:34 pm

    Der Kaiser,usted es un sibarita automotriz,…en que iba a hacer los mandados ? en un Lamborghini Espada?

  18. Der Kaiser 24/01/2014 @ 8:49 pm

    Íbamos con don Aarón de Anchorena en un Duesenberg como para no llamar demasiado la atención.

  19. chancheta 24/01/2014 @ 9:21 pm

    Feo con f de Falcon y de Ford.
    Todo lo bueno o bello que se le pueda encontrar es porque de algún modo lo sentimos un poco de la familia.

    Creo que Der Kaiser tiene bastante razón, pero es bastante duro en sus juicios.

    Con respecto a la idea que motivó este post (los libros temáticos), tengo malas noticias: Clarín lo hizo este año. A las pruebas me remito: http://youtu.be/cwvdCzPIOrQ

    Igual, siempre se puede hacer mejor…

  20. Der Kaiser 24/01/2014 @ 9:30 pm

    Se puede hacer pues los de Clarín fueron malísimos. LLenos de errores.

  21. ssjaguar 24/01/2014 @ 9:56 pm

    Respuestas varias:
    Al autor..no sé qué gran diferencia vé del “patrullero tuneado” a ése armatoste pesado de líneas y con trompa tan rebuscada como la de los primeros taunus llamado Chevy..lo mismo vale para “nuestro” Rambler American tuneado (ya saben quien es)y no hablemos de la línea Chrysler con sus barcos.
    En realidad,de toda ésa sarta de mastodontes,yo rescataría como los más potables el Valiant II y el Chevrolet 400.
    A Qui-milano..efectivamente,aquí se utilizaba la denominación “Ghia” por una cuestión de marketing exclusivamente,..los “rediseños” corrían por cuenta de Tomadoni casi en exclusividad,dado que prácticamente el sector “styling”era él y un par de jóvenes que hacían la parte manual de los llamémosle..”prototipos”.
    A 10w30..!craso error !,sí que hubo taxis Gordini en la ciudad de Buenos Aires (y..por supuesto,pintaditos de amarillo y negro)el último que ví fué en 1970 o 71

  22. JaVo Br1 24/01/2014 @ 10:55 pm

    Buenísmo lo de la abuela en joggineta…
    Der Kaiser, disiento bastante en eso del éxito, sólo por estas tierras, ya que estos dos modelos en cuestión también se fabricaron en Australia y tanto calaron en la cabeza de los esquivadores de kanguros, que evolucionaros en modelos que aún se fabrican, algo que acá no se pudo hacer porque… porque es acá y las automotrices les convino traer chapitas europeas y sacarnos del marote lo que nos gustaba.
    Lo de Iaccoca era lógico, tenía que hacer algo rápido. Defenestró al Falcon, después le cambió la carrocería y nació el segundo icono de la industria norteamericana “le Mustange” (porque la primer serie no era otra cosa que un Falcon con traje nuevo)

  23. Der Kaiser 25/01/2014 @ 2:36 pm

    JaVo Br1: Ud. lo dijo “evolucionaron en modelos que aún se fabrican”. Esa es la idea. El actual Corolla con respecto al primero sólo tiene el nombre; está perfecto. ¿Pero lo mismo? No.
    Iacocca no hizo al Falcon si no Robert McNamara, sí ése que después fue Secretario de Defensa de Kennedy. En cambio, sí, el Mustang luego fue una buena evolución del Falcon… aunque el primero no tan bueno…

  24. elfalcondemiviejo 25/01/2014 @ 4:46 pm

    El falcon, la camiseta de la selección, el mate, la radio am escuchando los partidos, el asado, el falcon… El Ford T del año 2000 o del 2014, hay mucho aún en plenitud.
    El que lo vea con otros ojos nunca se enamoró. Larga vi
    da al Falcon.

  25. Der Kaiser 25/01/2014 @ 7:46 pm

    … y no. Este es el único país que involucionó.

  26. ssjaguar 27/01/2014 @ 12:15 am

    Me he quedado reflexionando sobre el título de la nota..y efectivamente;una de sus principales utilizaciones;fué la de patrullero de la Policía Federal Argentina..pero quiero aclarar que éso fué posterior al uso generalizado de patrulleros Chevrolet 400,los cuales no pudieron de ninguna manera soportar el maltrato recibido (piensen que la gran mayoría de los “choferes” aprendían a manejar directamente en los “móviles”).
    El mismo fin tuvieron la gran camada de Torino 4 puertas de la Policía de la provincia de Buenos aires (muy deportivos ellos,blancos con capot negro mate);sí,esos que tenían el techo corredizo en la parte trasera para que por ahí asomara el “ametralladorista”…bueno;tampoco aguantaron la “marimba”..y el único que sí lo hizo,fué nuestro conocido de la nota…
    Aprovecho la ocasión para “desmistificar” un mito:
    Es archiconocida la famosa imagen del “Falcon verde” durante una época de nuestra historia…pues bien,paso a contar,que en la extinta “coordinación federal”(ente que manejaba ésos temas) era mayor la dotación de Chevrolet 400 que la de Falcon;y eran fácilmente reconocibles (para el que lo sabía),porque en su frente,bajo el paragolpes,del costado derecho llevaban la conocida como”cola de chancho”..un “rulito” que aparentemente tenía algo que ver con la antena de la radio-fracuencia que utilizaban..cabe acotar que también se usaron unos cuantos Fiat 1600 berlina..

  27. Der Kaiser 27/01/2014 @ 1:05 am

    ssjaguar,

    En honor a la verdad histórica: absolutamente cierto que los Chevrolet 400 se “desarmaban”, destartalaban, o se “partían” todos. Verdaderamente ese auto lo único bueno que tuvo fue el motor.
    Haciendo una mirada retrospectiva, cuando los compactos se lanzaron en 1962 tuvieron muchos problemas comunes ya que se producían tal con las mismas características que en los EE.UU., y aquí se “partían” con el mal estado de los caminos argentinos. Fuera de las empresas que readaptaban sus modelos a priori, GMA tuvo problemas con su 400 de la misma manera que Ford con el Falcon. La diferencia fundamental fue el servicio post-venta, ya que mientras Ford llamó a revisión a todas las unidades vendidas y las entregó solucionadas, GMA no prestó atención a los reclamos de los usuarios y esto le jugó en contra en la imagen de la marca considerablemente.
    Se encuentran problemas en el elástico de una hoja “Uniflex” del Chevrolet que se desprendía de la carrocería cayéndose la misma al suelo; la torreta de amortiguación se sale por el capó en las pruebas que hacen técnicos de la compañía, no presentándose problemas a usuarios cuidadosos en extremo; desgaste prematuro de comando del balancín de embrague, en la parte que va al embrague, más precisamente la pieza a la que sujeta el movimiento o articulación giratoria que guía la última varilla de empuje, la que va a la horquilla del embrague; rotura de rulemanes de extremo de cañonera, que centralizan al palier, indistintamente para ambos lados; cada 25.000 kilómetros eran necesario hacer un ajuste del varillaje del cambio de marchas, que se salía de regulación, desde la salida de la palanca de cambio de marchas hasta la entrada a la caja de velocidades; defecto sobre el radiador de calefacción -éste se pica en su borde inferior y pierde agua a gotas que caen en el interior del vehículo; siguiendo con el tema de radiadores, la primera serie de Chevrolet y las subsiguientes hasta 1966, tenían el radiador diseñado para otro tipo de clima y manejo. A pesar de los años transcurridos, y que otras empresas ya habían hecho excelentes trabajos de reingeniería a sus vehículos, se puede objetar que el Chevrolet seguía adoleciendo de dureza de suspensión, lo mismo que lo que concernía a amortiguación –blanda para los caminos y calles locales; sobre frenos el problema es un pequeño perno que a la vez de anclar el cilindro de rueda, tiene una prolongación que resulta el punto de sujeción de los resortes superiores de centrado de los patines de freno. Se han dado casos de rotura de este perno llamado “pasador de anclaje”; rotura de la carcaza del motor de arranque, a causa de una partida de coronas en las cuales no engranaban correctamente los dientes del piñón de arranque, haciendo que todo el conjunto móvil trabajara cruzado, cosa que luego de cierto tiempo causaba la rotura de la carcasa, que es a la vez sujeción y sostén del conjunto. Esto sucedió en una pequeña serie salida entre fines de 1965 y principios de 1966.

    TORINO:
    Acá hay un error. Los móviles de la bonaerense fueron Torino SE comunes. Se hicieron patrulleros especiales para la Policía Federal que tenían el techo corredizo (similar al del Peugeot 404) en la parte trasera pero estos fueron a inicios de los años ´70 en unidades “L”. El fin de contar sólo con un techo corredizo en la parte trasera era para que el ametralladorista estuviera en posición de tiro con prontitud, en aquellos difíciles años de la guerrilla subversiva. Todos los móviles policiales (incluyendo Ford) estaban equipados con equipos de comunicación Motorola BGH, o con DIGICOM, ya desaparecido. Éste traía una suerte de computadora, con el teclado que venía delante, debajo del tablero. Fueron equipos adquiridos en 1970, y que hasta la época de Menem, todavía equipaban algunos móviles de la Federal.

    El caso del Torino no fue que “no se la bancó”, sino que Ford tenía un fuerte vinculo con los gobiernos desde Frondizi al Proceso. Los últimos móviles Torino de la PFA fueron los antes descritos y para el ´76 ya no estaban operativos. Sí, en cambio, los de la Bonaerense que los últimos fueron radiados hacia 1991.

    Lo de los “Falcon verdes” es cierto. Además de que los había de cualquier color, y que de móviles no-identificables se usaban hasta Rambler Classic (desde la AAA), Torino, y Peugeot 504. Sin chapa-patente también por decreto de Isabel.

  28. Der Kaiser 27/01/2014 @ 1:05 am

    ssjaguar,

    En honor a la verdad histórica: absolutamente cierto que los Chevrolet 400 se “desarmaban”, destartalaban, o se “partían” todos. Verdaderamente ese auto lo único bueno que tuvo fue el motor.
    Haciendo una mirada retrospectiva, cuando los compactos se lanzaron en 1962 tuvieron muchos problemas comunes ya que se producían tal con las mismas características que en los EE.UU., y aquí se “partían” con el mal estado de los caminos argentinos. Fuera de las empresas que readaptaban sus modelos a priori, GMA tuvo problemas con su 400 de la misma manera que Ford con el Falcon. La diferencia fundamental fue el servicio post-venta, ya que mientras Ford llamó a revisión a todas las unidades vendidas y las entregó solucionadas, GMA no prestó atención a los reclamos de los usuarios y esto le jugó en contra en la imagen de la marca considerablemente.
    Se encuentran problemas en el elástico de una hoja “Uniflex” del Chevrolet que se desprendía de la carrocería cayéndose la misma al suelo; la torreta de amortiguación se sale por el capó en las pruebas que hacen técnicos de la compañía, no presentándose problemas a usuarios cuidadosos en extremo; desgaste prematuro de comando del balancín de embrague, en la parte que va al embrague, más precisamente la pieza a la que sujeta el movimiento o articulación giratoria que guía la última varilla de empuje, la que va a la horquilla del embrague; rotura de rulemanes de extremo de cañonera, que centralizan al palier, indistintamente para ambos lados; cada 25.000 kilómetros eran necesario hacer un ajuste del varillaje del cambio de marchas, que se salía de regulación, desde la salida de la palanca de cambio de marchas hasta la entrada a la caja de velocidades; defecto sobre el radiador de calefacción -éste se pica en su borde inferior y pierde agua a gotas que caen en el interior del vehículo; siguiendo con el tema de radiadores, la primera serie de Chevrolet y las subsiguientes hasta 1966, tenían el radiador diseñado para otro tipo de clima y manejo. A pesar de los años transcurridos, y que otras empresas ya habían hecho excelentes trabajos de reingeniería a sus vehículos, se puede objetar que el Chevrolet seguía adoleciendo de dureza de suspensión, lo mismo que lo que concernía a amortiguación –blanda para los caminos y calles locales; sobre frenos el problema es un pequeño perno que a la vez de anclar el cilindro de rueda, tiene una prolongación que resulta el punto de sujeción de los resortes superiores de centrado de los patines de freno. Se han dado casos de rotura de este perno llamado “pasador de anclaje”; rotura de la carcaza del motor de arranque, a causa de una partida de coronas en las cuales no engranaban correctamente los dientes del piñón de arranque, haciendo que todo el conjunto móvil trabajara cruzado, cosa que luego de cierto tiempo causaba la rotura de la carcasa, que es a la vez sujeción y sostén del conjunto. Esto sucedió en una pequeña serie salida entre fines de 1965 y principios de 1966.

    TORINO:
    Acá hay un error. Los móviles de la bonaerense fueron Torino SE comunes. Se hicieron patrulleros especiales para la Policía Federal que tenían el techo corredizo (similar al del Peugeot 404) en la parte trasera pero estos fueron a inicios de los años ´70 en unidades “L”. El fin de contar sólo con un techo corredizo en la parte trasera era para que el ametralladorista estuviera en posición de tiro con prontitud, en aquellos difíciles años de la guerrilla subversiva. Todos los móviles policiales (incluyendo Ford) estaban equipados con equipos de comunicación Motorola BGH, o con DIGICOM, ya desaparecido. Éste traía una suerte de computadora, con el teclado que venía delante, debajo del tablero. Fueron equipos adquiridos en 1970, y que hasta la época de Menem, todavía equipaban algunos móviles de la Federal.

    El caso del Torino no fue que “no se la bancó”, sino que Ford tenía un fuerte vinculo con los gobiernos desde Frondizi al Proceso. Los últimos móviles Torino de la PFA fueron los antes descritos y para el ´76 ya no estaban operativos. Sí, en cambio, los de la Bonaerense que los últimos fueron radiados hacia 1991.

    Lo de los “Falcon verdes” es cierto. Además de que los había de cualquier color, y que de móviles no-identificables se usaban hasta Rambler Classic (desde la AAA), Torino, y Peugeot 504. Sin chapa-patente también por decreto de Isabel.

  29. Der Kaiser 27/01/2014 @ 1:05 am

    ssjaguar,

    En honor a la verdad histórica: absolutamente cierto que los Chevrolet 400 se “desarmaban”, destartalaban, o se “partían” todos. Verdaderamente ese auto lo único bueno que tuvo fue el motor.
    Haciendo una mirada retrospectiva, cuando los compactos se lanzaron en 1962 tuvieron muchos problemas comunes ya que se producían tal con las mismas características que en los EE.UU., y aquí se “partían” con el mal estado de los caminos argentinos. Fuera de las empresas que readaptaban sus modelos a priori, GMA tuvo problemas con su 400 de la misma manera que Ford con el Falcon. La diferencia fundamental fue el servicio post-venta, ya que mientras Ford llamó a revisión a todas las unidades vendidas y las entregó solucionadas, GMA no prestó atención a los reclamos de los usuarios y esto le jugó en contra en la imagen de la marca considerablemente.
    Se encuentran problemas en el elástico de una hoja “Uniflex” del Chevrolet que se desprendía de la carrocería cayéndose la misma al suelo; la torreta de amortiguación se sale por el capó en las pruebas que hacen técnicos de la compañía, no presentándose problemas a usuarios cuidadosos en extremo; desgaste prematuro de comando del balancín de embrague, en la parte que va al embrague, más precisamente la pieza a la que sujeta el movimiento o articulación giratoria que guía la última varilla de empuje, la que va a la horquilla del embrague; rotura de rulemanes de extremo de cañonera, que centralizan al palier, indistintamente para ambos lados; cada 25.000 kilómetros eran necesario hacer un ajuste del varillaje del cambio de marchas, que se salía de regulación, desde la salida de la palanca de cambio de marchas hasta la entrada a la caja de velocidades; defecto sobre el radiador de calefacción -éste se pica en su borde inferior y pierde agua a gotas que caen en el interior del vehículo; siguiendo con el tema de radiadores, la primera serie de Chevrolet y las subsiguientes hasta 1966, tenían el radiador diseñado para otro tipo de clima y manejo. A pesar de los años transcurridos, y que otras empresas ya habían hecho excelentes trabajos de reingeniería a sus vehículos, se puede objetar que el Chevrolet seguía adoleciendo de dureza de suspensión, lo mismo que lo que concernía a amortiguación –blanda para los caminos y calles locales; sobre frenos el problema es un pequeño perno que a la vez de anclar el cilindro de rueda, tiene una prolongación que resulta el punto de sujeción de los resortes superiores de centrado de los patines de freno. Se han dado casos de rotura de este perno llamado “pasador de anclaje”; rotura de la carcaza del motor de arranque, a causa de una partida de coronas en las cuales no engranaban correctamente los dientes del piñón de arranque, haciendo que todo el conjunto móvil trabajara cruzado, cosa que luego de cierto tiempo causaba la rotura de la carcasa, que es a la vez sujeción y sostén del conjunto. Esto sucedió en una pequeña serie salida entre fines de 1965 y principios de 1966.

    TORINO:
    Acá hay un error. Los móviles de la bonaerense fueron Torino SE comunes. Se hicieron patrulleros especiales para la Policía Federal que tenían el techo corredizo (similar al del Peugeot 404) en la parte trasera pero estos fueron a inicios de los años ´70 en unidades “L”. El fin de contar sólo con un techo corredizo en la parte trasera era para que el ametralladorista estuviera en posición de tiro con prontitud, en aquellos difíciles años de la guerrilla subversiva. Todos los móviles policiales (incluyendo Ford) estaban equipados con equipos de comunicación Motorola BGH, o con DIGICOM, ya desaparecido. Éste traía una suerte de computadora, con el teclado que venía delante, debajo del tablero. Fueron equipos adquiridos en 1970, y que hasta la época de Menem, todavía equipaban algunos móviles de la Federal.

    El caso del Torino no fue que “no se la bancó”, sino que Ford tenía un fuerte vinculo con los gobiernos desde Frondizi al Proceso. Los últimos móviles Torino de la PFA fueron los antes descritos y para el ´76 ya no estaban operativos. Sí, en cambio, los de la Bonaerense que los últimos fueron radiados hacia 1991.

    Lo de los “Falcon verdes” es cierto. Además de que los había de cualquier color, y que de móviles no-identificables se usaban hasta Rambler Classic (desde la AAA), Torino, y Peugeot 504. Sin chapa-patente también por decreto de Isabel.

  30. Der Kaiser 27/01/2014 @ 1:05 am

    ssjaguar,

    En honor a la verdad histórica: absolutamente cierto que los Chevrolet 400 se “desarmaban”, destartalaban, o se “partían” todos. Verdaderamente ese auto lo único bueno que tuvo fue el motor.
    Haciendo una mirada retrospectiva, cuando los compactos se lanzaron en 1962 tuvieron muchos problemas comunes ya que se producían tal con las mismas características que en los EE.UU., y aquí se “partían” con el mal estado de los caminos argentinos. Fuera de las empresas que readaptaban sus modelos a priori, GMA tuvo problemas con su 400 de la misma manera que Ford con el Falcon. La diferencia fundamental fue el servicio post-venta, ya que mientras Ford llamó a revisión a todas las unidades vendidas y las entregó solucionadas, GMA no prestó atención a los reclamos de los usuarios y esto le jugó en contra en la imagen de la marca considerablemente.
    Se encuentran problemas en el elástico de una hoja “Uniflex” del Chevrolet que se desprendía de la carrocería cayéndose la misma al suelo; la torreta de amortiguación se sale por el capó en las pruebas que hacen técnicos de la compañía, no presentándose problemas a usuarios cuidadosos en extremo; desgaste prematuro de comando del balancín de embrague, en la parte que va al embrague, más precisamente la pieza a la que sujeta el movimiento o articulación giratoria que guía la última varilla de empuje, la que va a la horquilla del embrague; rotura de rulemanes de extremo de cañonera, que centralizan al palier, indistintamente para ambos lados; cada 25.000 kilómetros eran necesario hacer un ajuste del varillaje del cambio de marchas, que se salía de regulación, desde la salida de la palanca de cambio de marchas hasta la entrada a la caja de velocidades; defecto sobre el radiador de calefacción -éste se pica en su borde inferior y pierde agua a gotas que caen en el interior del vehículo; siguiendo con el tema de radiadores, la primera serie de Chevrolet y las subsiguientes hasta 1966, tenían el radiador diseñado para otro tipo de clima y manejo. A pesar de los años transcurridos, y que otras empresas ya habían hecho excelentes trabajos de reingeniería a sus vehículos, se puede objetar que el Chevrolet seguía adoleciendo de dureza de suspensión, lo mismo que lo que concernía a amortiguación –blanda para los caminos y calles locales; sobre frenos el problema es un pequeño perno que a la vez de anclar el cilindro de rueda, tiene una prolongación que resulta el punto de sujeción de los resortes superiores de centrado de los patines de freno. Se han dado casos de rotura de este perno llamado “pasador de anclaje”; rotura de la carcaza del motor de arranque, a causa de una partida de coronas en las cuales no engranaban correctamente los dientes del piñón de arranque, haciendo que todo el conjunto móvil trabajara cruzado, cosa que luego de cierto tiempo causaba la rotura de la carcasa, que es a la vez sujeción y sostén del conjunto. Esto sucedió en una pequeña serie salida entre fines de 1965 y principios de 1966.

    TORINO:
    Acá hay un error. Los móviles de la bonaerense fueron Torino SE comunes. Se hicieron patrulleros especiales para la Policía Federal que tenían el techo corredizo (similar al del Peugeot 404) en la parte trasera pero estos fueron a inicios de los años ´70 en unidades “L”. El fin de contar sólo con un techo corredizo en la parte trasera era para que el ametralladorista estuviera en posición de tiro con prontitud, en aquellos difíciles años de la guerrilla subversiva. Todos los móviles policiales (incluyendo Ford) estaban equipados con equipos de comunicación Motorola BGH, o con DIGICOM, ya desaparecido. Éste traía una suerte de computadora, con el teclado que venía delante, debajo del tablero. Fueron equipos adquiridos en 1970, y que hasta la época de Menem, todavía equipaban algunos móviles de la Federal.

    El caso del Torino no fue que “no se la bancó”, sino que Ford tenía un fuerte vinculo con los gobiernos desde Frondizi al Proceso. Los últimos móviles Torino de la PFA fueron los antes descritos y para el ´76 ya no estaban operativos. Sí, en cambio, los de la Bonaerense que los últimos fueron radiados hacia 1991.

    Lo de los “Falcon verdes” es cierto. Además de que los había de cualquier color, y que de móviles no-identificables se usaban hasta Rambler Classic (desde la AAA), Torino, y Peugeot 504. Sin chapa-patente también por decreto de Isabel.

  31. Der Kaiser 27/01/2014 @ 3:52 pm

    Todos manejamos o tuvimos en algún momento por lo menos alguno de esos autos si vivimos en este país. No se entiende bien el punto… al fin y al cabo el impresentable Renault 9 aceleraba tan mal de 0 a 100 que cualquier 6L o V8 de los mencionados.

  32. Juancega 27/01/2014 @ 3:56 pm

    Mi estimado (permitamelo) Der-Kaiser: No creo que todo haya sido tal como Ud. lo describe. Tuvimos el país que pudimos. Todos, y aqui lo incluyo. Hace rato que veo que se defenestra la industria automotriz nacional, obviando la realidad del país. Fuimos lo que fuimos. Somos lo que somos. Y seremos lo que podramos ser. No me parece justo criticar una industria que mal o bien toleró o soportó los criterios patológicos de gobiernos de turno. En todo caso será un problema sociológico pero no creo que la industria sea la responsable absoluta de lo que es.

  33. gsmanzi 27/01/2014 @ 4:22 pm

    Yo sé que tanto el Falcon Sprint, como la Coupe Chevy, Dodge GTX y más que nada el Torino (ni que hablar de un 380W) son íconos de aquellos años, objetos de culto o como más les guste.
    Pero… seamos realistas. Una coupé Fiat 125 (SP, con motor potenciado) tenía la misma aceleración y velocidad final que una Copupe Chevy SS (o un poco mejor 12.1 Chevy vs. 11.2 Coupe 125, ambas 174 y monedas de velocidad máxima) y todo eso con menos de la mitad de cilindrada. Lo mismo si comparamos una Dodge RT con un Peugeot 504 TN. Ni hablar frenando o doblando en cualquier comparación. Sólo el Falcon Sprint aceleraba más, pero sólo eso. Y hablamos del Sprint o Futura SP. Un Falcon 221 perdía por lejos con cualquiera de los dos medianos (tambien con el Milqui 100hp y Renault 12 Alpine). En cambio ya comparar con una GTX V8, o un Torino 380w o GS era otro cantar. Tuve la suerte de haber manejado la mayoría de estos autos, y dejando fanatismos aparte, era una realidad.

  34. Der Kaiser 27/01/2014 @ 11:42 pm

    Juancega: yo no critico a la industria. Podrá ver posteos míos anteriores. El factor socio-económico lo conozco perfectamente. Lo criticable en resumidas cuentas son dos cosas: 1) hay gente que sigue venerando lo invenerable, ¿para qué? Al fin y al cabo era lo que había. La mentalidad criolla no cambia más. 2) hubo fábricas como Ford que atrasaron a la industria con sus conservadurismos. El Falcon recién incorporó la dirección de potencia y el AA cuando M. de Hoz abrió la inportación (ver programa de Auto al Día de hace muchos años que el Sr. Ceretti reconoce esto; un “ladri”). Piense que Chrysler e IKA con sus Valiant y Rambler los cambiaban en simultáneo con EE.UU.

  35. biposto 03/02/2014 @ 11:52 pm

    El griego encarna con miguita de pan y hay un pique terrible. Jajajaja !!!
    Dotado para la prosa, la usa para sacarle la espoleta a la granada cuando està aburrido. Muy bueno.
    Der Kaiser, su acidez es extraordinaria, ahora le digo que luego de defenestrar al Falcon parecía que se alineaba al bloguero y de repente sacò la ficha del Chivo y lo dejó como la mayor poronga de todos los tiempos… me parece que había un par de lectores chiveros para darle la estocada al Fordcito y los mandò a todos a guardarse … encima le diò a repetición. Muy bueno también.
    Todo parece haber sido exacerbado por el TC, y la verdad que los autos de esa época dejaban bastante que desear, todos.
    Lo que me parece que los pone mal a los del moño son los números, mal o bien el Ford los matò en las estadìsticas de las diferentes categorías, y el Falcon mas pronunciadamente a la Chevy… (y eso que la gestión Aventìn con sus horrendos prototipos que no tienen ningùn elemento ni parecido de los autos originales ayudò bastante a la cupe, porque antes era paliza mal)… en campeonatos y en carreras.
    Ahora para finalizar con algún aporte a la confusión general lean esta notita, y el patrullero les mojaba bastante la oreja che…. http://www.testdelayer.com.ar/pruebas/comparativa-chevy-falcon-torino-dodge.htm
    Saludos a todos.

  36. SergioQ4 04/02/2014 @ 12:34 pm

    Insisto en algo que mencioné en la nota del milqui y es un poco ajeno a la nota: La forma en que se vendían los autos: “resultado de la experiencia en circuitos… 6 cilindros, 7 bancadas, botadores mecánicos” estaba dirigido a un público que indefectiblemente algo de técnica tenía que conocer, y cierta pasión por la mecánica… hoy cualquier perejil tiene/”necesita” un auto y todo está dirigido hacia ellos: “Ah no tiene mp3, usb, bluetooth? no tiene pantallita touch? (Si la tiene: sólo es de 5″?! (horrorizado)). Que porquería”. Qué épocas que no volverán jamás…

  37. Der Kaiser 04/02/2014 @ 12:40 pm

    SergioQ4: es verdad lo que Ud. dice. Empero, más o menos todo está igual. Al Torino se lo promocionaba fuertemente como que era de 7 bancadas, y el Falcon lo era desde antes y apenas si se mencionaba. A la GTX como “el auto más potente del país” y hoy sabemos por gente que trabajó en Chrysler que los tipos falseaban las cifras en la interminable guerra con el Torino. Son sólo unos ejemplos. Hoy la gente dice “que lindo que está el nuevo Logan, nada que ver con el anterior…”. Y sí, nada que ver… pero no deja de ser un auto que no tiene diseño y que en Europa no existe ni podría existir. Somos indios, que bah.

  38. SergioQ4 04/02/2014 @ 1:13 pm

    Der Kaiser: Es cierto lo que Ud. dice también. De hecho analizando desde otro punto de vista decir “resultado de la experiencia en circuitos” puede ser un frutazo, pero era un recurso que se usaba y vendía. Hoy decir eso en una publicidad o ver una en la que estén acelerando es sinónimo de crimen y cientos de asociaciones atrás estarían buscando censurarla… Está de moda ser políticamente correcto y vender imagen. Lamentablemente con tanta crisis en Europa el Logan se vende y muy bien, pero a precio de lo que es: un Low Cost con marca Dacia.

  39. Der Kaiser 04/02/2014 @ 10:15 pm

    SergioQ4: tiene razón, mas yo no considero a Rumania, entre otros, como Europa (aunque del este). Sería como decir que de México para abajo somos América… Sudáfrica quedaría mejor. Un loco llamado Sarmiento tenía algunas buenas ideas para determinados territorios… Pero ya es historia antigua.

  40. Qui-Milano 05/02/2014 @ 4:42 am

    der Káiser :
    Mal que les pese a los europeos, Rumania ( junto con la ex Yugoslavia, Bulgaria, etc) son parte de Europa con todas las contradicciones que eso aporta, por ejemplo, los Rumenos son más del 60% de los obreros que están construyendo uno de los rascacielos más altos de Italia… Y están en todos los rubros en cualquier lado, grandes laburadores.
    Por supuesto que todo esto lleva a conflictos y dificultades, pero el aporte que dan es mucho y su mejoramiento económico es para el bien de todo el continente, los italianos ya se olvidaron que en algún momento fueron emigrantes y ahora no quieren ensuciárse las manos en trabajos pesados o humildes, este espacio estuvo ocupado inmediatamente por los que llegan del este europeo.

  41. Der Kaiser 05/02/2014 @ 12:20 pm

    No sé cómo resumir algo de historia europea en tan pocas líneas. Ya se desvirtuó el post.
    ¿Comparar Rumanía con Croacia? Son lo mismo? Croacia fue un pueblo de raza germana. En Rumanía creo que el único bueno fue el conde de Drácula y los que tenían sangre azul. Sí, ya sé, fue un tirano Vlad Tepes.
    Sólo Transilvania, Banato or., y Bucovina fueron parte del Imperio Austrohúngaro.

    ¿Italia? En Italia hay dos países: el norte y el sur. Y eso lo sabemos todos.

  42. Qui-Milano 05/02/2014 @ 1:13 pm

    Si queremos dividir Europa en dos macroregiones (Europa occidental y Europa del Este) los paises que citè yo estàn (estaban) todos del mismo lado, y hay otros màs tambien. Ahora, si queremos hablar de geopolitica y de historia, la cosa se pone mucho mas complicada y probablemente este blog no sea el mas adecuado.
    La (ex) Yugoslavia no es solo Croacia y Croacia no es solo germànica, Rumania no es solo Vlad el empalador, en el imperio ausbùrgico tambien estaba una parte de Italia and so on.. Italia no son dos paises sino uno solo, en una de esas con realidades locales distintas… no generalicemos…
    ah, SergioQ4 tiene razòn, el Logan es un modelo low cost de la Dacia, branch rumana de la Renault y se vende muy bien, ya que las marcas europeas dejaron hace tiempo de fabricar autos verdaderamente utilitarios y economicos.

  43. Miguel Bengolea 06/02/2014 @ 12:54 pm

    Estimados,

    Les acerco mi punto de vista sobre por qué gustaron tanto los Ford, y Chevrolet , Torinos, etc. En primer lugar, por nuestro corazoncito nacionalista que nos hizo preferir tener industrias automotrices para que unos relativamente pocos empleados y poquisimos jerarcas se hicieran, los primeros, de un pasar, y los segundos, de inmensas fortunas, en lugar de elegir tener buenos autos para la inmensa mayoria de la población.
    En segundo lugar, porque la red caminera era-y es- una calamidad, de modo tal que muchísimos kilómetros de la vida útil de un auto se transitaran sobre caminos en los que un Peugeot o Fiat no hubieran durado ni la mitad, además de haber sido menos aptos aún ara transitar con barro o ripio.
    Los rodados de los autos de Ford, Chevrolet o Torino eran de 14 o 15 pulgadas, y de perfil alto, en tanto que los Fiat eran de 13, y el Peugeot de 15 pero de anchos menores .y por lo tanto menos aptos aún para circular por los caminos que supimos conseguir.
    Ambos factores se debieron, el primero, a la falta de educación de la mayoria, que creía que un pais es rico si fabrica autos aunque la gente no tuviera ni una sola acción de la empresa (y en muchísimos casos ni un auto) en vez de darse cuenta que un país es rico si la gente tiene buenos autos con los que moverse . Baste recordar que el campo argentino sólo contó con vehículos 4×4 desde 1980, con la importación de algunas F150 y Broncos.
    EL desarrollo del interior del país se relegó brutalmente por la pésima relación de intercambio de sus frutos con los vehículos que requeria.
    Al día de hoy, una jaula de hacienda ($200.000)compra, en la Argentina, un Renault Duster, en tanto que en USA, con los 40.000 dolares que vale la misma jaula podés comprar un BMW 328i bastante equipado.
    Lo mismo sucede con las manzanas, el maiz, el algodón, etc etc.
    Pero en fin, es lo que el Soberano quería.
    Agua y ajo.

  44. Der Kaiser 06/02/2014 @ 1:27 pm

    Qui-Milano: en Bs. As., en los años ´40, a las alemanas las teníamos de sirvientas. A las italianas del sur (que hablaban dialecto y nada más y aún las pocas que quedan no hablan castellano), a las gallegas, las de la costa del mediterráneo, andaluzas, etc., y a las polacas, mejor ni le digo para que las usábamos.
    La discriminación o selección la hicieron Uds. mismos.
    Nuestros abuelos, piamonteses , suizos, vascos, catalanes, irlandeses, franceses, alemanes, etc. que colonizaron estas tierras e hicieron que en las tres primeras décadas del siglo pasado este país fuera la séptima economía del mundo, por delante de Canadá, Australia, Nueva Zelanda, España, etc. Se hicieron puertos, caminos, se pobló y cultivó el interior y se creó riqueza gracias a que vendíamos alimentos a un mundo hambriento. Después de la primera guerra mundial siguió la ola inmigratoria con trabajadores polacos, ucranianos, rusos, alemanes, etc. El país seguía creciendo, dirigido por gente inteligente, de gran formación y que siguieron la obra de Pellegrini, Roca, Avellaneda, Sarmiento, y otros estadistas que surgieron después de la noche rosista.
    Durante la guerra civil española aprovechamos los exiliados que enriquecieron nuestras escuelas y universidades.
    Después de la II Guerra Mundial, Perón tomó lo que ninguna nación quería tomar. Esos inmigrantes que estaban varados en alta mar. Que como dije hablaban dialectos. No venían de las grandes ciudades sino de aldeas, montañas. Pueblos de escasa educación y no muy dedicados al trabajo, quizá por su clima, alimentación y tradiciones religiosas, además de ser más reproductivos (quizá porque les sobra el tiempo) son mayoría hoy sus hijos y nietos en este querido país que tanto costó organizar.

  45. mondeoV6 06/02/2014 @ 1:37 pm

    Digan lo q digan del Falcon,es un fierro y era lo q queria el publico en esos momentos.alguno dice q no andaba nada y q se yo,pero era una epoca q ir a 100-110 era una locura.
    ubiquense en la epoca muchachos,seguro q habia auto mejores,como en toda epoca,pero estoy seguro de q todos tienen una historia q contar con un Falcon

  46. Miguel Bengolea 06/02/2014 @ 1:38 pm

    Der Kaiser. lo peor que tom’o Perón fue la ideología fascista, compartida y fomentada por muchos de los inmigrantes de la posguerra.
    Inventaron el IAPI con el que vaciaron el país en aras de una seudoindustrialización.
    Con la complicidad de italianos y alemanes de gran renombre sentaron las bases de una industria cuyo producto principal no fue ni autos ni equipos de telecomunicaciones. Fue el empobrecimiento brutal de nuestro país vía barreras aduaneras, prebendas cambiarias y reservas de mercado, sin olvidar la gran corrupción de los contratos Entel-Siemens

  47. Miguel Bengolea 06/02/2014 @ 1:42 pm

    Mondeo V6, le doy parte de razón.
    Yo fui Peugeotista. Dejé de serlo pero no por el auto sino por los repuestos.Una verdadera basura.
    Tanto Fiat como Peugeot te abandonaban. Los repuestos eran de cuarta, no así los de Ford.

    La industria automotriz argentina no sobreviviría ni un día sin las protecciones vergonzosas de las que goza.

  48. Der Kaiser 06/02/2014 @ 1:52 pm

    Miguel: eso sí que es verdad. Si no lo dije es porque más que un post ya deberíamos trabajar mancomunadamente en un libro!

    Para MondeoV6: Tuve Ford. Un Falcon con 130.000 Km que tomé en parte de pago por un Torino. Andaba de 10. Arrancaba de una. Pero el Torino era un auto y el Falcon una carreta. Tuve un Escort cabriolet. Lo único bueno que tenía que es un coche abierto. Tuve un Mondeo TDI; ÉSE SÍ ERA UN AUTO. GRANDIOSO!

  49. Miguel Bengolea 06/02/2014 @ 2:02 pm

    Yo tuve un 125. Se picó a los 20 meses de comprado. Se me infló el techo por filtración de aire a los 20000 km (el día que Lole ganó a Lauda en Brands Hatch, 1978).
    Perdía aceite en grande al año.
    Tuve un 504, se perforó íntegro a los 3 años.
    Luego un 505. Muy agradable, salvo cuando cambiaba piezas. Catastrófica red de repuestos.Me di cuenta que la Peugeot hace autos para ser cambiados . Por eso no abastecen la red de repuestos con repuestos de calidad.
    Fue el último auto que compré en concesionaria.
    El siguiente fue un Honda Accord que importé. Qué aburrido….!!!
    Gasté 130 dólares en repuestos en 6 años. Nunca le abría el capot. Era al reverendo pe…
    Nunca más un auto argentino. Prefiero un japonés viejo (lo que tengo) a un argentino nuevo.

  50. Miguel Bengolea 06/02/2014 @ 2:05 pm

    El Falcon ere literalmente inmanejable a más de 120. Mi padre tuvo 3.
    Pero era muy confiable mecánicamente.
    El Torino tenía una tenida muy neutra, fácil de llevar derrapando. Para la época, un autazo.
    La caja ZF era sensacional. Importada quizás?

  51. morgan. 06/02/2014 @ 4:22 pm

    que quilombo……….ya ni se que era lo que quería poner…..lo único que me sale ahora es que la chevy se arrastra. Aguante el ovalo, papá!!!

  52. Qui-Milano 06/02/2014 @ 5:19 pm

    Der Kaiser:
    Dos o tres cosas que queria comentar en esta especie de dialogo que, personalmente creo que no tiene nada que ver con el espiritu del blog y ni tanto menos con un patrullero tuneado.
    Mis antecesores, por ende yo tambien, (y almenos dos de los tres patrones del Blog del cual nosotros somos huespedes) se pueden reconocer en algunas de las clasificaciones de la inmigraciòn que Ud enumera màs arriba, y personalmente, gracias a la ayuda de otra parte de la lista previamente comentada (de hecho generalizando bastante y un contenido de retòrica), hizo que hace màs de cuatro lustros yo cerrara el ciclo que iniciaron mis antepasados, volviendo al continente que (con gran sufrimiento de sus poblaciones a lo largo de los anios y especialmente en los ultimos dos siglos), crea y desarrolla una cultura de una importancia absoluta.
    Muchìsimas de las personas que hicieron la Argentina vinieron de esas categorìas, algunos escapando del hambre y de las guerras y otros no, asi como muchos de los que la destruyeron plantaban raices en lo mas profundo de las pampas, y por eso repito, nunca hay que generalizar.
    Los dialectos, asi como la diversidad de las personas, son enormes fuentes de riqueza, y si no, vènga Ud a decìrle a un Milanès, un Torinès, un Napolitano o un Catalàn que renuncien a su identidad local y vamos a ver que le dicen, a pesar de vivir en un sociedad globalizada (y creo que Europa es el mejor ejemplo), todo esto, por supuesto, incluyendo Romania, Croacia, el sur de Italia, y ya que estamos, el Gales.
    Mas me gustarìa conversar todo esto adelante de un buena copa de vino, pero este blog no puede hacer de todo….
    Cordiali saluti

  53. Der Kaiser 06/02/2014 @ 7:24 pm

    Miguel Bengolea: la ZF era nacional (hubo unas pocas importadas que lógicamente fueron las primeras). Se producían en Córdoba bajo licencia de ZF Alemania Occ. según rezaba la chapita identificadora de la misma.

    Qui-Milano: qué le puedo decir… Ud. también tiene razón.

  54. Steve Ray Boga 11/03/2014 @ 1:20 am

    Debo felicitarlos por el respetuoso nivel de debate, aportando con fundamentos y con convicción cada uno lo suyo. Muy enriquecedor, al menos para mi. Se aprende y da gusto. Me quedo con el último comentario milanés: ganas de seguirla con una copa de buen vino…

  55. Markos 21/04/2014 @ 11:36 am

    Lo único bueno de los sprint eran los espejos, diseñados para el trunco proyecto de la chevy cimarrón…

    En el chivo viaja la alegría y en el falcón…la policía!!!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

1963

  Entre tanto renegar con los miserables de Dattatec, y sus injustificables... Seguir Leyendo >>