Porsche 356, hecho en Austria

staff
1841871_porsche_356_coupé_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

2165099_porsche_356_coupé_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

Otoño de 1943 en Alemania: la compañía “Dr. Ing. h. c. F. Porsche Gesellschaft mit beschränkter Haftung, Konstruktion und Beratung für Motoren- und Fahrzeugbau”, la oficina de diseño de Ferdinand Porsche, estaba detrás de una nueva sede doce años después de su fundación. Esto se debía a los bombardeos sobre Stuttgart, que se hacían cada vez más frecuentes y amenazaban la producción. En 1944, Ferdinand Porsche se trasladó a una ubicación mucho más segura en Gmünd, en la región de Carinthia, al sur de Austria.

Las condiciones laborales en las instalaciones de un viejo aserradero eran más que difíciles para los alrededor de tres centenares de empleados de la compañía. Se sentía la carencia de máquinas, agregado a la escasez de ciertos materiales. En las barracas de madera no cabía ni un alfiler. En las barracas de máquinas, el espacio era tan justo que los trabajadores apenas podían moverse. Galpones adicionales debieron ser construidos para los directivos y para la cantina. Otra base para los ingenieros especializados en diseño se construyó en el distrito de Gries an der Lieser. A pesar de todo esto, la ubicación en un remoto valle más allá de la montaña Grossglockner, la más alta de los alpes austríacos tenía una ventaja inapreciable: no existía mayor amenaza relacionada con el conflicto bélico y había el suficiente alimento para todos los empleados, debido al entorno rural.

1260046_ferry_porsche_middle_porsche_356_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

1690251_porsche_356_2_cabrio_1950_porsche_ag

Ferdinand Porsche fue arrestado y enviado a prisión por los franceses en diciembre de 1945. Fue liberado recién en el año 1947 y declarado inocente en 1948. Durante ese período, el destino de la empresa quedó en las manos del hijo de Ferdinand, Ferdinand Anton Ernst Porsche, conocido como «Ferry». «En un comienzo observé a mi alrededor y no pude encontrar el auto que había soñado. Así fue que decidí hacerlo yo mismo», declaró alguna vez. La empresa debía mantenerse viva y este objetivo se consiguió especialmente gracias al diseño de maquinaria agrícola, como los tractores, los brazos de cuchillas o los winches de cable. Sin embargo, fue el contrato para la construcción del monoposto Cisitalia Type 360 para el fabricante de auto italiano lo que proveyó los fondos para llevar adelante el auto de los sueños de Ferry Porsche.

El momento llegó para 1948. Al auto todavía se lo conocía con el nombre de VW Sport. La estructura tubular hecha en acero soportaba una carrocería construida en aluminio, y por ende, reflejaba la más pura filosofía del deporte motor en la época. Componentes importantes como el eje delantero, la transmisión, y el motor provenían del Volkswagen Escarabajo. El motor ubicado en posición central tenía una cilindrada de 1.131 centímetros cúbicos, pero los ingenieros de Porsche fueron exitosos en incrementar su potencia a 35 caballos de potencia a partir de nuevas tapas de cilindros y una preparación fina. Esto era suficiente para que entre otras prestaciones, este auto de 585 kilos alcanzara los 135 km/h. El 8 de junio de 1948, el 356 «No. 1» Roadster, con el número de chasis 356.001 recibió su permiso de operación general. Se trató de un «one-off».

1858605_porsche_356_coupé_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

1446815_porsche_356_2_coupé_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag_1

El trabajo en el 356/2 comenzó en paralelo a la construcción del «No. 1», y la primera coupé se completó en agosto de 1948. La base de los modelos 356/2 era una estructura de acero que actuaba de chasis. La potencia del motor bóxer de cuatro cilindros se incrementó a 40 caballos y el propulsor fue trasladado a la parte posterior. Esto generaba espacio para dos pequeños asientos y lugar para equipaje. El motor del Porsche 911, el vehículo emblemático de la marca, al día de hoy se mantiene en ubicación trasera, «colgado del eje». 44 cupés y 8 cabriolets de 356/2 se completaron en el invierno de 1948/49 hasta el final de producción en Austria, en el año 1950. Las carrocerías de las coupés fueron encontrando su forma a partir de los martillos que moldeaban los paneles de aluminio en pequeños especialistas como Kastenhofer, Keibl o Tatra, en Viena, y Beutler en Suiza, mientras que las carrocerías para los cabriolet eran entregadas por Keibl y Kastenhofer y por Beutler, en Thun, Suiza. Estos modelos completados en Gmünd fueron los que la marca Porsche presentó a la audiencia mundial en el Salón de Ginebra, celebrado en la primavera europea de 1949.

Cuando Ferry Porsche tomó la decisión de construir «su» 356, creía que serían capaces de vender alrededor de 500 ejemplares en total de este deportivo. Ese fue, quizás, su único error de cálculo: en efecto, apenas algo menos de 78.000 ejemplares del Porsche 356 fueron construidos hasta el año 1965.

Fotos: Prensa Porsche

1342621_porsche_356_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

1841871_porsche_356_coupé_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

447864_porsche_356_coupé_porsche_factory_side_gmuend_kaernten_1948_porsche_ag

1612472_porsche_356_2_cabrio_1950_porsche_ag

1919966_porsche_356_2_cabrio_1950_vienna_austria_porsche_ag

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*