El 924 celebra 40 años

vadeRetro
1115602_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1115610_The_British_team_#2_Porsche_924_Carrera_GT_racing_in_the_Le_Mans_24_Hours_in_1980

35 años después de la última vez que movió con furia su cuerpo, un emblemático Porsche de competición hizo su arribo al Reino Unido, primera etapa de un viaje que lo verá rejuvenecerse por completo antes de volver a pisar la pista.

Este Porsche 924 Carrera GT Le Mans participó de las 24 Horas de resistencia en 1980, formando parte de un equipo internacional de tres unidades armadas por el equipo oficial de la fábrica. El auto número 2 estaba asignado a pilotos británicos; el #3 a un equipo americano, y el #4 era el elegido para los conductores de origen alemán. Cada uno de estos autos llevaba libreas con las respectivas banderas nacionales, y el auto británico probablemente sea el único Porsche de fábrica que haya competido decorado con los colores de la Union Jack.

Las manos detrás del volante de este auto fueron las de Tony Dron y Andy Rouse, quienes completaron las 24 Horas en la posición número 12. En un evento especial celebrado en las últimas semanas del 2015 en el Porsche Experience Centre, en Silverstone, los dos pilotos británicos se volvieron a reunir con “su” auto por primera vez desde aquella ocasión.

Porsche GB Le Mans Porsche 924 4th December 2015 Silverstone PEC Copyright Malcolm Griffiths www.malcolm.gb.net 07768 230706

Este coupe 924, de motor delantero y tracción trasera, ha permanecido “archivado” en los garajes del Porsche Museum en Stuttgart desde el momento que abandonó las pistas. Ahora, la filial británica de la marca, Porsche Cars GB, se ha comprometido a llevar adelante la restauración del famoso auto número 2, en una iniciativa única que verá a los técnicos de los cuatro Porsche Classic Partner Centres en el Reino Unido repartirse los aspectos fundamentales del trabajo.

Una vez que la restauración esté finalizada, la intención es que el histórico 924 Carrera GT Le Mans haga apariciones en eventos como el Goodwood Festival of Speed, Silverstone Classic y Classics at the Castel, además de exhibirse en las vidrieras de los Porsche Centres, responsables de devolverle todas las funciones vitales a este importante integrante de la historia deportiva de la marca de Stuttgart.

1115614_The_#2_Porsche_924_Carrera_GT_prior_to_the_1980_Le_Mans_24_Hours_rear_three_quarter

Este proyecto hace parte de los festejos por los 40 años del lanzamiento del 924, ocurrido en 1976. Se trató del primer modelo en la serie de “transxles” de Porsche, con su motor delantero y su caja de cambios ubicadas formando un bloque con el diferencial posterior.

Desde sus inicios, Porsche se ha destacado por trasladar las lecciones de la pista al desarrollo de sus autos de calle, y viceversa. El 924 Carrera GT Le Mans no fue la excepción. Tomando como base el 924 Carrera GT de calle, con sus 210 HP, el famoso ingeniero especializado en vehículos de competición Norbert Singer, se puso al hombro el desafío de despellejar el auto de producción. Singer y el staff de ingenieros en Porsche Motorsport, la oficina ubicada en Weissach, eligieron una relativamente modesta lista de modificaciones. Bajo el código de producto 937, una carrocería de Carrera GT de producción fue reforzado considerablemente con la adición de una jaula antivuelco de aluminio y los paneles de carrocería se alivianaron utilizando plástico. Eso se extendió también a la nueva nariz, que era más aerodinámica mientras respetaba el aspecto de la del 924 de calle y también servía para ocultar las ruedas delanteras, con llantas de 11 pulgadas de ancho adelante por unas de 12 pulgadas atrás, abrigadas con slick provistos por Dunlop.

El sector delantero recibió algunas refuerzos adicionales para reducir la torsión en curva y aunque se mantuvo el esquema McPherson, se agregaron resortes de titanio y amortiguadores de gas Bilstein. En el eje posterior, las barras de torsión fueron reemplazadas por resortes de titanio. Los palieres también fueron hechos en titanio (de hecho, fueron heredados de los brutales 935 de carrera).

Bajo el capot la apariencia era muy similar al auto de calle: el mismo y longevo motor de cuatro cilindros sobrealimentado de origen VW, de 1.984 cc, recibía algunas modificaciones para ayudar el flujo de aire y la refrigeración. El turbo KKK fue cambiado al lado izquierdo del motor y el intercooler aumentó su tamaño y fue llevado hacia adelante. La inyección mecánica Bosch/Kugelfischer reemplazaba la K-Jetronic de producción y la lubricación por cárter seco aseguraba un constante ida y vuelta del aceite bajo las extremas exigencias de la competición.

1115606_The_#2_Porsche_924_Carrera_GT_race_car_prior_to_the_1980_Le_Mans_24_Hours

Como consecuencia de todos estos cambios, la entrega de potencia mejoró en un orden superior al 50%; de los 210 HP a 6.000 vueltas del auto de calle se pasó a los 320 HP a 7.000 vueltas del preparado para la pista, además del aumento del 40% en los números de torque. Todo esto se combinaba con una reducción del peso a 930 kilos, contra los 1.180 kilos del auto para uso civil, un cocktail que disparaba sus prestaciones. Para un auto de Le Mans la velocidad máxima es uno de los focos principales y en este auto rondaba las 180 millas (más de 280 km/h); discos de frenos de gran tamaño, alivianados y ventilados (tomados prestados de los míticos 917) fueron escogidos para poder detener el auto con eficacia al final de la recta de Mulsanne y en el resto del circuito.

En el contexto de los éxitos obtenidos en la época con sus prototipos en Le Mans, múltiples veces ganadores de la clasificación general, había sensaciones encontradas respecto a las performances relativas de estos 924 Carrera GTP. Sin embargo, una sugerencia de Porsche Cars Gran Bretaña para hacer participar estos autos bajo banderas de Gran Bretaña, Alemania y los Estados Unidos, con pilotos nacionales y decoración exterior ad hoc, vio al programa ganar un nuevo impulso interno en Porsche AG, y también generar un amplio interés mediático.

Ya en el evento, factores externos previos a las fechas de realización de la competencia, llevaron a Derek Bell a formar parte del equipo estadounidense junto a Al Holbert en el auto #3 y la tripulación del auto #2 se conformó con Andy Rouse y Tony Dron. El 924 #4, representando a Alemania fue encargado a Jürgen Barth y Manfred Schurti.

La largada de las 24 Horas, con piso húmedo, hicieron que las modestas expectativas generadas en la clasificación se transformaran en entusiasmo y grandes posibilidades de estar más adelante. Luego de la primera hora, Bell giraba en la posición 16ª en la general, seguido detrás por Barth en la 22ª y Rouse en la 28ª. Cuando la noche caía, los tres 924 Carrera GTP ocupaban las posiciones 10ª, 14ª y 15ª. A la hora del desayuno de domingo, los autos de Porsche avanzaban hasta los puestos 6, 7 y 8.

Cuando la bandera a cuadros flameó, el auto #4, con sus pilotos germanos, cruzó la meta en el sexto puesto de la general, lo que constituía un tremendo suceso para el 924 Carrera GTP, en lo que no sólo se trataba del debut del auto en Le Mans, si no la primera vez que un 924 era utilizado oficialmente por Porsche para competir. El 924 #2 cruzaba la línea en la posición 12 y un puesto por detrás culminaba el #3 gringo.

1115602_The_#2_Porsche_924_Carrera_GT_prior_to_the_1980_Le_Mans_24_Hours_front_three_quarter

En línea con el ethos de Porsche de la transferencia de tecnología de la competición a la calle, el programa de Le Mans 1980 determinó la producción de 59 ejemplares de un nuevo modelo llamado 924 GTS, homologado por la fábrica para competición, además de una serie adicional de 19 ejemplares del más potente GTR, ofrecido con todas las especificaciones del Carrera GTP para que equipos y pilotos particulares pudieran comprarlo y participar en las carreras de sport y resistencia.

En la edición de las 24 Horas de Le Mans de 1981, Porsche volvió a participar con un equipo de 924 GTP oficiales, esta vez propulsados por un cuatro cilindros de 2,5 litros y 410 HP, que hacía las veces de prototipo del 944 de 2.5 litros que sucedería como modelo de producción al 924. En manos de Jürgen Barth y Walter Röhrl, ganó aquella vez la categoría GTP y concluyó la general en séptima posición. De los tres 924 Carrera GTR carrera/cliente que participaron aquel año en manos particulares, el mejor ubicado fue el de Andy Rouse y Manfred Schurti, en 11ª posición.

Ahora, 36 años después de aquella gesta, la restauración del 924 #2 para volver a verlo en la pista, será una de las mejores maneras de honrar al Porsche 924 en su cumpleaños número 40.

3 Comentarios, RSS

  1. morgan. 15/01/2016 @ 9:36 am

    menos mal que este 924 esta mas cerca del 944 que del 924 std…………..este último te la baja mal!!!! En cambio el 944 con poquito esta buenísimo.

  2. Beppe Viola 15/01/2016 @ 10:57 am

    Es un auto de competiciòn de transiciòn, porque despues de la gloria del 917 y el 911 RSR Turbo, la casa oficial estaba cansada de ganar y entonces la dirigencia tuvo la gran idea de darle un poco de brillo y fama a estos autitos, abandonando el desarrollo del 935 en manos a los privados (Kremer, Joest, etc)
    Ironicamente y gracias a las cantidades de 935 Gr5 e IMSA privados que corrian y los verdaderos GTP (prototipos de tres litros Rondeau, WM) le dieron como a gato en bolsa a los 924…..
    El anio siguiente, Porsche se dejo de joder despues de tres derrotas consecutivas, puso en pista el 936/81 Turbo que gano de punta a punta , pensando ya en en el auto que dominarà todos los ’80’s… el 956/ 962

  3. Miguel 16/01/2016 @ 10:39 am

    Me encanta

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*