Recuerdos en blanco y negro

Diego Speratti
willys-77-1935_argentinaslider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

opel-32-frente_argentina

Km 1618. Un Ford A cerrado y un Jeep Willys Hurricane muy sano eran los llamadores en el exterior del anticuario de La Cumbre. Dentro de El Toboso, en su enorme local, lo más tentador era un paragüero con base de fundición y una especie de zorro embalsamado sosteniendo un aro donde deben descansar los paraguas. Pobre bicho, no merecía viajar en el baúl de un auto con miles de kilómetros por delante, millones de grados celsius ahí atrás y algunas semanas sin encontrar guarida definitiva. Si alguien va a andar por La Cumbre en los próximos tiempos, le tenemos un encarguito…

packard-bajando-del-barco-a

packard-bajando-del-barco-b

packard-bajando-del-barco-c

Las fotos son siempre lo más fácil de llevar y a eso le metimos mano. Una de las series encontradas muestra el momento en que un Packard de preguerra es bajado a puerto desde un transatlántico (¿o subido?). Podría ser el momento que llega a Argentina, o también podría ser el auto con el que alguna familia “bien” decidió pasearse por Europa. ¿Quién lo sabe?

La segunda serie aparentemente pertenece a un mismo álbum y completaría una recorrida por los automóviles utilizados por una misma familia: un vintage que espero me ayuden a reconocer, el niño sobre el Fiat Topolino, la familia junto al Opel 1932, y la figurita difícil, un Willys 77 1935 de 4 puertas, calzado con “slicks” y un mata perros, vacas y elefantes…

¿Qué historias contarán todas estas fotos?

vintage-con-otras-llantas_argentina

fiat-topolino_argentina

opel-32-perfil_argentina

willys-77-1935_argentina

 

2 Comentarios, RSS

  1. Ignatius Reilly 04/01/2017 @ 4:57 pm

    El Packard, por el largo del capot y la apertura de puertas delanteras, parece ser un 115 six de 1935 de las versiones más equipadas. A los 12 años hice mis primeros palotes de manejo en un 120 eight de 1937, la suavidad, precisión y silencio llevados al límite.
    Los bifes de chorizo de la Casona del Toboso en la calle Belgrano eran magníficos.

  2. marbadan 04/01/2017 @ 7:03 pm

    Don Diego :

    Ud. siempre con sus “cosillas” interesantes; me juego por un Overland Whipett roadster de 1928 muy, pero muy toqueteado, “el pobre” , por supuesto con rodado Ford A y guardabarros delanteros tijereteados. Saludos y FELIZ AÑO NUEVO PARA TODA LA BARRA.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

10933920_785614561517614_890621287844698238_n

Hace ya un par de años que enero se ensaña conmigo pidiendo que me rinda ante su... Seguir Leyendo >>

17