Rétromobile 2019: el Brütsch Mopetta de remate

staff
1957-Brutsch-Mopetta_slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1957-Brutsch-Mopetta_4

Como suele suceder, los ecos de los remates perduran en las páginas de autos clásicos, especialmente en las dedicadas específicamente a analizar el mercado, en las mesas que convocan a actores del mercado y a veces, incluso, en las conversaciones de los condenados a mirarlos desde afuera.

Dos remates concentraron principalmente la atención en estos días, celebrados a la par de las fechas de apertura al público del gran salón de autos clásicos reunidos bajo techo en la Expo Porte de Versailles: Rétromobile París.

El remate de Artcurial consiguió el precio de subasta más alto de estas jornadas con los 16.475.000 euros pagados por el Alfa Romeo 8C 2900 B Touring Berlinetta 1939, el tercer precio más alto jamás pagado por un auto de preguerra y el segundo por un auto de la marca del «biscione visconteo». En cambio, la Bugatti 57 cabriolet Graber «barn find» no suscitó el interés de ningún coleccionista interesado en pagar lo mínimo estipulado para volver a encerrarla, pero en garaje propio y con menos barricadas…

1957-Brutsch-Mopetta_3

1957-Brutsch-Mopetta_2

En el remate de RM Auctions en Place Vauban, los precios más altos los alcanzaron una Ferrari F40 LM con pedigrí en la famosa carrera de resistencia francesa que cambió de manos por 4.842.500 euros, y el Porsche 550 RS Spyder 1956 al que le bajaron el martillo cuando llegó a 3.042.500 euros, siempre incluyendo impuestos.

Otros dos lotes conocidos de este remate ya conocidos por lectores de vadeRetro fueron el que llevó el número 118, un Fiat 520 con pasado yorugua que se subastó por 23.575 euros, y el lote 116, la Citroën Typo H de 1950 con una encantadora pátina de sus tiempos de trabajo para el Café San Rivo, que encontró nuevo empleador por 43.700 euros.

Y así llegamos al lote 112, el del curioso Brütsch Mopetta de 1957. Esta marca alemana, como Mercedes-Benz y Porsche con sede en Stuttgart, fue conocida por producir una variedad de diseños de microcupés, y cada uno de estos se construyó en tiradas muy pequeñas. Entre 1952 y 1958 se estima que sólo llegó a fabricar unos 80 automóviles entre varios modelos como el Mopetta, el Spatz, el Zwerg, el Rollera, el Bussard, el Pfeil o el V2.

1957-Brutsch-Mopetta_0

1957-Brutsch-Mopetta_1

El triciclo Mopetta, específicamente, se limitó a una serie de 14 ejemplares: la rareza está garantizada. Presumiendo una velocidad máxima de 52 km/h, estaba impulsado por un motor dos tiempos de 50 cc, y el ejemplar que ofreció RM en París el pasado 6 de febrero es quizá el más famoso en existencia.

Previamente en la colección del especialista en microautos Malcolm Goldsworthy, este auto nunca fue restaurado y se encuentra en un estado general muy original, siendo considerado por muchos especialistas como el más conocido y completo Mopetta sobreviviente sin restaurar. Publicado en muchos libros y revistas, completó una de las vueltas más lentas de la historia alrededor del circuito de Goodwood, en oportunidad del Revival de 2006. En buenas condiciones de funcionamiento, el Brütsch Mopetta se subastó finalmente por 69.000 euros.

Fotos: RM Auctions

1957-Brutsch-Mopetta_5

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*