Salón de Paraná 2017: con el sello de CAACER 

Diego Speratti
IMG_4456
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_4476

Los buenos viejos tiempos de un club que siempre se caracterizó por innovar y sorprender con sus eventos están de regreso. Las tradicionales y siempre bien organizadas 100 Millas, las recordadas carreritas “a fondo” en el Parque Urquiza, el Rally de las Princesas que esparció la semilla de los eventos exclusivos para mujeres que hoy proponen varios clubes, la Copa Pocati y sus caminos de cuchillas, litorales y balsas, pintadas para disfrutar en baquets, son sólo algunos de esos ejemplos de actividades “todos ganan” del CAACER (Club Automóviles Antiguos y Clásicos de Entre Ríos).

Lo de hoy es el Primer Salón de Automóviles Clásicos y Motocicletas de Paraná, que reúne bajo un mismo techo algo más de 50 autos y unas 30 motos exigentemente seleccionadas. La propuesta es una exhibición muy “chic”, en un espacio cerrado convenientemente vestido, abrigado, perfumado y maquillado para la ocasión, con telas negras que cubren todas las paredes, suelo alfombrado, e iluminación, sonido y pantallas a un nivel muy profesional, para acompañar los exquisitos vehículos en exhibición.

IMG_4456

IMG_4503

Con la presencia del intendente de Paraná, Sergio Varisco, y de Jorge Anadón, presidente del CAACER y factótum de este emprendimiento, el salón quedó ayer, miércoles por la noche, formalmente inaugurado y a partir de hoy estará abierto al público. La Sala Mayo, del Puerto de Paraná, que alberga este Primer Salón, abrirá el telón el jueves 7 y el viernes 8 de septiembre de 13 a 23 horas, y el sábado 9 y domingo 10 de 10 a 23 horas, con un valor de ingreso de 100 pesos para adultos y 50 pesos para los menores de edad.

IMG_4523

IMG_4474

¿Qué hay para ver? Un gran grupo de veteranos (BSA, Imperia y Baby CID -todos 1912- y un pequeño Delage), dos Bugatti (la Type 40 Lavocat & Marsaud y la impactante 46 -Petite Royale-) y varias Pur sang (Type 13, 35B, 43, Bebé), un Bentley 4.5 con compresor, un Lancia Lambda, un Delahaye 135 cabriolet repatriado, un BMW 327 Roadster, Alfa varios, la Ferrari 250 GTE, la Maserati Indy o el Lotus Esprit, el grupo “nac & pop” conformado por el Institec Justicialista Sport V8, el Torino 380W #1 de Nürburgring, y el monoposto La Unión Special de Niemiz, acompañados por motos que van de la Wanderer de comienzos de Siglo XX hasta japonesas de los setentas, pasando por clásicas BMW con sidecar o una majestuosa HRD Vincent.

En el interior se hacen grandes cosas. Hay mucho más. Ampliaremos.

Fotos: Diego Speratti

IMG_4490

IMG_4533

IMG_4526

IMG_4472

IMG_4442

IMG_4512

IMG_4449

IMG_4459

IMG_4516

IMG_4477

IMG_4427

9 Comentarios, RSS

  1. MMM 07/09/2017 @ 9:50 am

    que autos por favor!!! lastima la distancia, con que gusto viajaria a verlo!

  2. GUEVARITA 07/09/2017 @ 10:07 am

    Tremendos caños!

  3. MARIO 07/09/2017 @ 11:52 am

    Tengo que viajar a una carrera zonal a Parana a fin de mes, no saben hasta cuando se encuentra abierta o bien es una muestra permanente? Gracias.

  4. morgan. 07/09/2017 @ 2:22 pm

    Guevarita, esa Maserati no es la superleggera que vimos juntos?

  5. Gaucho Pobre 07/09/2017 @ 5:55 pm

    Fantásticos autos. Un regalo para los sentidos Diego.
    La Petite Royale, creo que tiene una gran historia encima (que parte transcurre en un desarmadero en el sur) para ser desarrollada por algún conocedor. Algo me contó una vez un propietario, ya fallecido, pero recuerdo muy poco, si la recuerdo aún en chasis en la revista First.
    Nota sobre el Kissel por favor.

  6. charly 07/09/2017 @ 6:45 pm

    Hola Gaucho Pobre,
    Si mi memoria no falla:
    La Petite Royale termino su vida como un auto de carrera en la cual se mata el piloto de apellido Jolly, antes de eso hubo fotos del auto en San Isidro con una carrocería idéntica a al que le han hecho ahora.

    • Gaucho Pobre 11/09/2017 @ 8:14 pm

      Muchas Gracias Charly por su respuesta.
      En una oportunidad un lector comentó (aquí o en Retrovisiones) que la había conducido en chasis.
      En una revista mencionaban el trabajo que había llevado reconstruir las llantas, empleando algún método no convencional de fundición.
      El Sr Carlos Quarta en una amabilísima charla me dijo que a partir de unas fotografías que aparecieron (que Ud bien menciona y me hizo recordar) no le quedó otro camino que encarar la construcción de la carrocería en esa dirección.

  7. luis 09/09/2017 @ 1:55 pm

    Que linda juguetería……

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*