Caras & Caretas

157177_a

La falta de lugar donde estacionar los automóviles no es un problema actual ni mucho menos. En los años veinte el parque automotor crecía a ritmo frenético y en el centro de la ciudad de Buenos Aires, además de las calles y avenidas con espacios habilitados para hacerlo, los terrenos baldíos se transformaban en los oasis donde las máquinas paraban a descansar. Aún así, no era tan fácil encontrar lugar disponible, y para 1927 la...

  • Diego Speratti
5