El Morocco

morocco00011

Los autos modificados comenzaban a atraer la atención del cliente gringo medio hacia mediados de los cincuenta, en pleno boom de post guerra y con la economía en pleno despegue. El Sr. Allender, millonario excéntrico de Detroit, tuvo la feliz idea de "tunear" los Chevrolet Bel Air, y transformarlos en criaturas lo más parecidas posible a un Cadillac de la época. Esta operación digna de un fabricante chino o de un puestero de "La...

  • Hernán Charalambopoulos
7