Frua

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  Tremenda versión de Don Pietro Frua para el Shooting brake más apreciado de Volvo. 1968, Volvo P1800 Prototipo dibujado por el cínico estilista piamontés. Quizás desentone con el resto del auto, pero sin dudas es muy osado para la época y eso que en aquellos años los muchachos hacian cosas disparatadas. Suena como a un Datsun de los setenta pero dibujado un par de aos antes. Seguramente Don Pietro y sus muchachos,...

  • Hernán Charalambopoulos
9

PetraSagnak_cde17_-126

Cada uno de los autos y las motos presentados en la reciente ediciA?n del Concorso dai??i??Eleganza Villa dai??i??Este merece nota aparte, como el Maserati A6G 2000 Gran Sport 1956 que saliA? de la clandestinidad cuando la colecciA?n del transportista francAi??s Roger Baillon fue puesta a remate a comienzos del 2015, en el remate organizado por la casa Artcurial en la exposiciA?n Retromobile. DespuAi??s de dAi??cadas de no ver la luz,...

  • Master
9

monte1

  La marca de Peter Monteverdi con base en Suiza, es ampliamente conocida por quienes nos volábamos la cabeza cuando niños con el “Tope y Quartet”. La misma presenta en su suave historial algunas perlas como el 375, que es un Coupé diseñado por Fissore, aunque derivado del modelo original dibujado por Pietro Frua. La alianza que en los comienzos habían entablado los Pedros, terminó de mala manera, y fue así que el Pedro...

  • Hernán Charalambopoulos
11

g9

Conocida por fabricar el Goggomobil en tres versiones sobre el mismo chasis, Glas se asomaba al mundo del automóvil después de la Segunda Gran Guerra. A nuestros ilustrados lectores que saben del pequeño artefacto, vamos a presentarles esta vez el otro objeto por el que esta marca quedó en los libros de historia: el GT. Más nombrado como Glas 1300 GT, luego como 1700 y finalmente como BMW Glas GT, este coupé es de lo más rescatable...

  • Hernán Charalambopoulos
5

ac_428_1967_images_3_b

El buen Pietro Frua era uno de los carroceros más reconocidos en el ámbito de la ciudad de Torino por aquellos años dorados de los carroceros italianos. Tradicional, correcto y con un grado de locura muy equilibrado, era un consultor permanente de los grandes fabricantes a la hora de encarar un proyecto. En los sesenta había vestido ni más ni menos que la mecánica del Maserati Mistral, e iba seguramente por más. Un buen día,...

  • Hernán Charalambopoulos