GTO

1962-Ferrari-250-GTO-by-Scaglietti_32

En la segunda jornada de la venta organizada por la casa canadiense-británica RM Sotheby´s en Pebble Beach, California, la Ferrari 250 GTO alcanzó un nuevo récord mundial para un auto ofrecido en subasta. El chasis #3413 GT cambió de manos por 48,5 millones de dólares, más cerca de la base de estimaciones previa, que la compañía fijó en 45 millones, y más lejos de los 60 millones que difundió como valor de venta más...

  • staff
2

KHBI

Hiroaki Kamisago fue uno de los tantos estudiantes japoneses que frecuentaba el entonces (y ahora) en boga Art Center College de Pasadena, California. Allí en la carrera de diseño de medios de transporte, nuestro amigo nipón se fue impregnando del espíritu y cánones estilísticos reinantes en el más libertino de los estados unidos de América. De vuelta en Japón, Mitsubishi le abrió las puertas y en Okazaki, ciudad natal de la...

  • Hernán Charalambopoulos
4

pon-4

Art Fitzpatrick y Van Kaufman son nombres que quizás no suenen familiares ni siquiera a quienes estamos en el mundillo de los autos, del diseño, o bien de los clásicos. Sin embargo, al ver su obra, inmediatamente viene el suspiro y la frase: “Sí, esto ya lo vi. Es increíble….” Este dúo fue el que se dedicó a ilustrar las publicidades de muchas marcas, pero pasaron al estrellato en los sesenta con Pontiac. Fue tanto el revuelo...

  • Hernán Charalambopoulos
4

8601d37430b93a9b2367d830cbdfa4b171f39b35ec019f0752af25c6a66efc94

Se vende en París esta rara pieza que consiste en el molde que usaba la Carrozzeria Scaglietti de Modena para afinar el montaje de piezas en la piel de la celebérrima Ferrari 250 GTO. "Un par de fierros retorcidos con forma rara", diría la novia del tuerca, " Un pedazo de historia" contestaría el caballero. Quién quiera llevárselo a la casa y ponerlo en el living (esto no va en un galpón) deberá pasar por caja y oblar la modesta...

  • Hernán Charalambopoulos
6

gto3

…Y no empecemos con que es una grasada, que los americanos esto, ni que lo otro… Derroche inconcebible de testosterona con el rojo que se escapó de la paleta y empezó a hacer de las suyas por todos lados. Exterior e interior color sangre parecen demasiado, pero habría que ver esto en vivo. Seguramente es menos violento de lo que muestran las imágenes. Palmas para el tacómetro fuera del habitáculo, hurras para los ojos...

  • Hernán Charalambopoulos