Las Flores

IMG_7502_edited-1

El postigo se había roto. Finalmente Marcelo ("Sale Marcelo" para los locales y veraneantes de toda la vida, por el recuerdo de la voz de su madre cuando de chiquito se ponía muy pegajoso…) había terminado una reparación inevitable. El hijo de Alba, la almacenera de toda la vida, había prometido que para la tardecita del día que se lo entregamos estaría pronto. Creo que fue el encuentro con mi cuñada Alejandra en la playa lo que...

  • Jorge Sanguinetti
6