Muscle Cars

H GT 350 H 1

Hacia mediados de los años noventa tenía yo unos 15 años. Cierto sábado pateaba las calles del microcentro pero no recuerdo el motivo y por casualidad di con un puesto de diarios de esos clásicos que solían tener raras ediciones de revistas extranjeras de autos. Sin tener que buscar demasiado quedé anonadado por la tapa de lo que, a mi entender, era una revista exclusiva de Mustang. Sin dudar demasiado desembolsé lo que me pidieron y...

  • Luca Faroni
7

images_pontiac_grand-am_1973_1_b

"If you don´t like muscle cars, you´re not a real man"… Sabias palabras de Douglas Raap, maquetista nacido en San Diego, California, y compañero de trabajo en Mitsubishi hace ya algunos años. Eso de gustar se puede discutir, pero seguramente nadie queda indiferente ante tanto despliegue. Señores, los Muscle Cars son un fenómeno social que va estudiado de la mano de lo que fueron los locos setenta en Estados Unidos. Si ponemos un...

  • Hernán Charalambopoulos
15

oldsmobile_442_1972_images_2_b

Este número no representa el esquema táctico de Sabella para el partido con Irán, sino la denominación de este Oldsmobile que aquí se muestra en el model year 1972, versión hardtop. Clon remasterizado del Chevelle, el 442 era la punta de lanza de la marca en cuestiones que tenían que ver con los muscle cars, objetos muy en boga en esos años de petrólero fácil. Exagerado como todo auto musculoso de esos años, presenta sobre la base...

  • Hernán Charalambopoulos
27

gto3

…Y no empecemos con que es una grasada, que los americanos esto, ni que lo otro… Derroche inconcebible de testosterona con el rojo que se escapó de la paleta y empezó a hacer de las suyas por todos lados. Exterior e interior color sangre parecen demasiado, pero habría que ver esto en vivo. Seguramente es menos violento de lo que muestran las imágenes. Palmas para el tacómetro fuera del habitáculo, hurras para los ojos...

  • Hernán Charalambopoulos
18

13

Así da gusto clavarse un viaje transoceánico, viendo al único Ford que merece mis respetos llevado de los pelos por Steve Mc Queen. En casi cuarenta horas de calvario hasta la punta distal de Asia, este fue es uno de los pocos alivios  que ofreció la travesía. El Chino con aspecto de neomillonario del asiento de al lado no entendía porque le sacaba fotos a la pantalla y volvía siempre a la misma escena de la...

  • Hernán Charalambopoulos