Tatra

235125_Aslider

Un tiempo atrás Charly W me introdujo en el mundo de Jiří Hanzelka y Miroslav Zikmund, los aventureros checos que, luego de la Segunda Guerra Mundial, recorrieron el mundo a bordo de diferentes Tatra, viajes que recopilaron en diversos libros que fueron "best-sellers" en los países del este europeo y son de indispensable lectura en cualquier parte del mundo (aunque todavía no conseguí ninguno…). Hanzelka y Zikmund también...

  • Diego Speratti
15

tatra_jk2500_2

No fueron tres como contemplaba la idea inicial, sino uno solo: el “JK 2500” fue un proyecto iniciado en 1951 y trataba de un automóvil deportivo que diera prestigio a la ya célebre casa nacida y crecida en la entonces llamada Checoslovaquia. El JK debe su nombre a la iniciales del diseñador de la casa Julius Kubinski, quien como podemos apreciar, su trabajo lo sabía hacer y por cierto muy bien. En principio pensaron en montar...

  • Hernán Charalambopoulos
6

4

Entre las bondades de caminar sin rumbo por la capital de Bavaria, está la de toparse con lo mejor de la tradición mecánica local, no solo desparramada en las calles, sino también encerrada en museos. Muestra sobre historia del diseño en la nueva pinacoteca de Munich, y en la parte destinada al automóvil, alguna de las mejores piezas que se hicieron al norte de los Alpes durante el siglo XX. Sorprende gratamente el respeto hacia el...

  • Hernán Charalambopoulos

IMG_4586-e1338235426541

Premio especial entregado por el jurado al auto que llegó por sus propios medios hasta Villa D'Este. El ganador, este magnífico Tatra T87 que se vino desde Eslovaquia, empujado por su increíble V8 refrigerado a aire, y ubicado sobre el eje trasero. Setenta y cinco años después de haberse construído la criatura de Ledwinka sigue dando que hablar, generando enorme interés entre el público. Un poco más de información sobre mis...

  • Hernán Charalambopoulos

ledwinka3

Quizás no alcance toda la capacidad del servidor de esta página para describir las cualidades de este genial inventor de automóviles. Pese a que un papel lo acreditaba como ingeniero, lo llamaremos “inventor”. Nacido en Austria, bien entrado el siglo XIX, a los 19 años comenzó a formar parte de una compañía que construía carruajes, y que luego entraría en la industria ferroviaria para años después, en 1897, comenzar a producir...

  • Hernán Charalambopoulos