Tío Dionísio

197285_a

Quienes comenzamos a frecuentar el autódromo de Buenos Aires en los años ochenta recordamos muy bien los boxes angostos; la separación tipo mostrador con la calle de boxes; la calle de sólo dos carriles (uno de ellos bajo la sombra del alero); el amplio patio interno que separaba los boxes de los garages cerrados; el piso mugroso alrededor de las fosas; y los surtidores de nafta del "Tío Dionisio". Ah, aquella maravillosa baruja a paty...

  • Diego Speratti
9