Varedo

iso1

Don Piero Rivolta, dueño de la famosa firma italiana de supercars, pero que en realidad los billetes los hizo vendiendo la licencia de su archiconocida "Isetta" a los bávaros, se propuso a principios de los setenta entrar en el selecto grupo de los autos deportivos de motor central. Lamborghini Countach, Ferrari 512 BB, Maserati Bora (estaba en arribo) eran los competidores del segmento en el que este voluntarioso empresario quería dar...

  • Hernán Charalambopoulos
13