Wankel

dsc9573

Un momento parteguas en la historia del automóvil aconteció 50 años atrás cuando Mazda presentó finalmente su modelo de producción del Cosmo Sport, con motor rotativo Wankel. El estilizado coupé de dos plazas marcó el inicio de un legado para la marca japonesa que continua hasta el presente, una tradición de autos divertidos de manejar y éxitos deportivos basados en tecnologías que se salían del libreto. Allá por 1967, el...

  • vadeRetro

The Wankel-engine mounted in the back of the NSU/Wankel Spider, world´s first automotive with rotary engine.

Una parte apasionante del desarrollo tecnológico en el automóvil se exhibe en el Audi Museum Mobile de Ingolstadt, Alemania, integrando la exposición especial denominada “Revolución, 60 años del motor NSU/Wankel”. La excusa es el 60º aniversario de este concepto de motor rotativo, en su día revolucionario. La marca NSU, predecesora de Audi, llevó esta nueva tecnología, en su etapa inicial, a difentes modelos. “Rotar en vez...

  • vadeRetro

Frey1

Primer emprendimiento de este tipo fuera de Japón abrió sus puertas al público en Augsburg, Alemania, el pasado 13 de mayo. Con 45 Mazda clásicos, el museo exhibe modelos fundamentales de la historia de Mazda. El museo fue creado por el concesionario local, Auto Frey. Trayendo a la vida la ilustre historia de un fabricante poco convencional de Hiroshima el primer museo de Mazda en Europa -y el único fuera de Japón- abrió sus...

  • vadeRetro
1

Mazda slider

Los aficionados al automovilismo ya tienen la vista puesta en este sábado al mediodía, cuando de inicio la edición 2016 de las 24 Horas de Le Mans. Muchos recuerdan hoy un episodio que hizo historia hace 25 años. Eran en torno a las 4 de la tarde (hora local) del 23 de junio de 1991, cuando se agitó la bandera a cuadros al paso del ganador de aquel año. Se trataba del auto número 55, con la carrocería decorada en verde y naranja...

  • vadeRetro
7

mazda_cosmo_1981_photos_1

Destacándose entre sus pares, el Mazda Cosmo de 1981 es sin duda una piedra angular dentro del abanico de productos japoneses de principios de los ochenta. Puede gustar, puede que no, pero hay que reconocerle ciertas cosas al bicho este. Si debemos enunciarlas, diría que la primera palabra que se me viene a la cabeza es “bizarro”, aunque también llama la atención el violento facetado de superficies en su lateral y los trapecios de la...

  • Alejandro Conzón
7