Techno Classica 2018: el stand BMW

vadeRetro
Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 081
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 084

Toda suerte de aniversarios dieron forma al relato del stand de BMW en la Techno Classica 2018, en la ciudad de Essen. La exhibición de autos clásicos más popular del mundo fue el punto de encuentro de la escena internacional de los autos clásicos por trigésima oportunidad, Desde el 21 de marzo hasta el pasado 25 de marzo en que cerró sus puertas, ofreció el marco ideal para celebrar aniversarios de algunos modelos fascinantes. En Essen, BMW Group Classic echo la mirada atrás para celebrar, por ejemplo, el debut del BMW M1, sucedido 40 años atrás. El deportivo de motor central con su diseño atemporal y su historia en el automovilismo es uno de los hitos más altos de la herencia de la compañía. Diez años antes, el BMW 2800 CS ya acompañaba el camino de las grandes cupés de la marca bávara. Estos modelos, en forma simultánea se convirtieron en los mejores representantes de su época de automóviles aptos para el uso diario así como para desempeñarse exitosamente en las pistas de carreras.

La característica en común del BMW M1 y las grandes cupés de la marca es la armonía que las caracterizan, combinando estética y deportividad. El diseño de la carrocería pergeñado por el diseñador piamontés Giorgetto Giugiaro le dio al M1 un característico perfil italiano. En contraste, el motor de seis cilindros en línea era una obra maestra desarrollada en Munich. Como el concept lo había anticipado, la tecnología ayudó a concebir un auto que dominaba cualquier desafío en las pista y a la vez cumplía con los requerimientos para ser homologado como un vehículo de calle.

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 024

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 037

La versión de producción del M1 generaba una potencia de 277 HP y alcanzaba una velocidad máxima superior a los 260 km/h, convirtiéndolo en el deportivo de calle alemán más rápido de su tiempo. Las series Procar completaban parte del programa durante los fines de semana de competencia de la Fórmula 1 en los circuitos europeos, y los BMW M1 tenían en la grilla de partida un motor capaz de entregar 490 caballos. El uso de sobrealimentación incrementó la potencia hasta los 950 caballos cumpliendo las reglas del Grupo 5 del Campeonato de Sport de la FIA.

Faros dobles, tomas de aire en los paneles laterales y un largo capot caracterizaban al nuevo estilo de diseño de la marca BMW. Las largas cupés se encarnaron en estos contornos de una manera particularmente atractiva. La línea del techo filigrana y la omisión del parlante B fueron particularmente efectivos en transformar la carrocería de una elegante cupé en esta máquina que atrapaba miradas. Los motores de seis cilindros en línea, que comenzaron por ofrecer unos 170 caballos y luego 206 caballos, aseguraron una apropiada performance. El BMW 3.0 CSL fue desarrollado para el mundo de la competición como una versión aligerada pero también era el modelo top que ofrecían los concesionarios a sus clientes. Este auto de dos puertas llevaba en su denominación las letras  CSL por “Coupé, Sport y Lightweight” y se convertiría en un campeón dentro de las categorías de autos de turismo en la década de los años setenta. Para 1979 el CSL había obtenido seis campeonatos europeos de turismo, el de aquel año incluso conseguido cuatro años después de que este coupé se dejara de producir.

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 005

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 042

Cómo las cupés, los grandes sedanes también debutaron en el catálogo en 1968. Medio siglo después, todavía se caracterizan por contar con el espíritu tecnológico mas avanzado de su momento. Estos automóviles de cuatro puertas fueron lanzados al mercado cuatro años después de que el BMW 502, conocido como el ángel barroco, fuera discontinuado. Este nuevo sedán inmediatamente reveló un estilo completamente nuevo. Los contornos extendidos, su moderno equipamiento y el potente motor de seis cilindros en línea eran el ejemplo perfecto de elegancia, confort y deportividad en la gama de autos de lujo que tanto había identificado históricamente a la marca. Este nuevo comienzo en el segmento de prestigio comenzó con los modelos 2500 y 2800. En los años subsiguientes aparecieron motores adicionales y versiones con distancia entre ejes extendida y equipamiento exclusivo. En 1975 el BMW 3.3 Li apareció como la oferta más sofisticada de la gama con inyección de combustible y 200 caballos bajo el capot.

Mini, otra de las marcas del grupo BMW, también aprovechó la Techno Classica para celebrar un aniversario, en este caso los 55 años desde que se lanzó al mercado el Mini Cooper S, con el fin de cautivar a los conductores con inquietudes deportivas y deslumbrar a los fans del rally. La versión más potente del Mini clásico generaba 75 caballos merced al incremento de su cilindrada. Esto le permitía más que duplicar la potencia original del Mini. Ese pack de potencia en envase pequeño se volvió extraordinariamente exitoso en el automovilismo, especialmente fuera del asfalto. Las tres victorias en la general en el Rally de Montecarlo en las ediciones de 1964, 1965 y 1967 fueron absolutamente sensacionales.

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 076

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 009

La Techno Classica 2018 nuevamente vio al BMW Group Classic hacer uso del Hall 14 del complejo de exhibiciones de Essen para presentar sus automóviles de aniversario y lotes de otras rarezas de diferentes épocas, tanto de su historia automotriz como la ligada a las motos. Los miembros de comité, que forman parte de un total de 21 Clubs de BMW y Mini, le garantizaron a esta exposición un rango particularmente diverso de vehículos históricos.

La lista de clásicos que se pudieron ver en Essen comprendieron a 32 automóviles y 4 motocicletas. Desde las oficinas de BMW Group Classic provino el diseño que acompañó la exhibición en el interior del hall. Imágenes de gran escala proveyeron vistas de los espacios donde guarda su patrimonio rodante y también del taller donde muchos de los autos en exhibición recibieron los cuidados necesarios para conseguir ese estado de exhibición de hoy día.

Fotos: Prensa BMW

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 080

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 075

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 001

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 088

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 051

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 073

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 047

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 064

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 043

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 050

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 039

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 036

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 033

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 034

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 022

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 028

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 014

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 019

Techno Classica 2018_Hardy Mutschler 081

 

4 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis 02/04/2018 @ 6:18 pm

    Qué difícil de digerir es ver un Rolls Royce Phantom I mostrado como acervo histórico de BMW. Podrán haber comprado la marca pero la historia no está sujeta a la compra-venta. El Phantom I no tiene nada que ver con BMW. Tampoco el Mini original.

  2. @ autazos 02/04/2018 @ 10:12 pm

    Me mata el 850 en ese azul furioso como su V12.

  3. luis 02/04/2018 @ 11:22 pm

    De la Baierische, 507, 635 y m3 generación 80 y pico (No veo estos en las fotos) y, de lo que hay, isetta, m1 y z8, todo eso si pudiera elegir….una pavada, bah

  4. Oscar Méndez 04/04/2018 @ 12:22 pm

    ¿No hay ningún 2002?

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

21

Fotos enviadas por un amigo desde un desarmadero de Inglaterra. Datsun 240 Z, gloria... Seguir Leyendo >>

10