Techno Classica 2019: Volvo celebra el Art Decó


staff
Volvo PV 36
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone


Volvo Cars volverá a visitar la época del Art Decó en la edición 2019 de Techno Classica Essen, en Alemania, al show de autos clásicos más grande del mundo, donde mostrará al Volvo PV36 que fuera propiedad de uno de los fundadores de la compañía.

Gustaf Larson, uno de los dos padres de los autos Volvo en su fundación, manejó este PV36 de neta inspiración estilística americana durante unos cuantos años, y este ejemplar es el que encabezará el display de la compañía sueca en Essen. La marca aprovechará para mostrar junto al PV36 su nuevo modelo, el Volvo S60 construido en Estados Unidos.

El PV36 era en su tiempo un ejemplo del Streamline Moderno, uno de las más prominentes tendencias de diseño en los Estados Unidos en los primeros años de la década de los años treinta. Edificios, trenes, barcos e incluso electrodomésticos como tostadoras o planchas de vapor eran diseñadas en este estilo art decó, también llamado «Art Decó en movimiento», debido a su neta inspiración aerodinámica.

El Ingeniero y diseñador Ivar Örnberg trajo el estilo a Volvo cuando regresó a Suecia en 1933, luego de haber trabajado algunos años en la industria automotriz norteamericana. En Volvo, le fue encargado el desafío de diseñar el PV36, y estaba claro que sus años de servicio en compañías como Hupmobile estaban frescos en su mente y, por ende, en sus propuestas.

Con el nuevo modelo Volvo, Örnberg introdujo las influencias del Streamline Moderno en Suecia. Este auto de aspecto exótico fue rápidamente apodado «Carioca», probablemente por algún baile o canción que hacía referencia a la historia o los habitantes de Rio de Janeiro. De acuerdo a los planes establecidos, Volvo produjo sólo 500 ejemplares de este modelo entre 1935 y 1938.

El ejemplar que se podrá ver en exhibición a partir de mañana tiene pocas millas recorridas pero mucha historia. Fue uno de los primeros PV36 terminados por Volvo, apenas unos años después de que el ingeniero Gustaf Larson y el economista y vendedor Assar Gabrielsson decidieron en una cena, una noche de 1924 y frente a un plato de cangrejos, comenzar con una fábrica sueca de automóviles.

Once años después de aquel momento, Larson recibió las llaves de este PV36 con el número de chasis 85. Conservó el auto durante tres años y, a no hacer por un repintado en sus primeros años, se mantuvo prácticamente inalterado hasta nuestros días.

Este PV36 es un vínculo directo con uno de los fundadores de Volvo Cars, y un fascinante ejemplo de como un estilo de diseño americano llegó hasta un pequeño fabricante de automóviles en Suecia en los años treinta.

La Techno Classica convoca en cada edición a más de 200.000 visitantes, y en esta oportunidad estará abierta entre el 10 y el 14 de abril. El PV36 estará acompañado por otros Volvo históricos: un PV4 de 1929, un Amazon de 1966, un 164 de 1969, un 240 Turbo de 1981 y un 850 T-5R de 1995.

Fotos: Prensa Volvo


Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*