Todo tiempo pasado fue anterior: ladrillos suecos

TGS
IMG_0739
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_0725 2

Luego de leer las notas de la saga «Todo tiempo pasado fue anterior» me decidí a compartir con todos los lectores del sitio una parte de mi colección de folletos. En este caso de una de mis marcas favoritas: Volvo.

Los folletos de mayor antigüedad fueron obtenidos mediante correo postal a Volvo o en diferentes viajes al exterior que realizó la familia, los más actuales son del representante local de Volvo en aquella época.

Fotos: TGS

————————————————————————————————————————————————————-

Invitamos a los lectores de vadeRetro a presentarnos sus vehículos históricos o sus colecciones. Pueden enviarnos las fotos e información por mail a info@vaderetro.com.ar o por wsp al 0054 (911) 6727 0507.

IMG_0727 2

IMG_0728

IMG_0726 2

IMG_0731

IMG_0732

IMG_0734

IMG_0730

IMG_0733

IMG_0729

IMG_0739

IMG_0736

IMG_0735 2

2 Comentarios, RSS

  1. luis 14/05/2020 @ 9:44 pm

    no muy lejos de casa hay un (creo) 345 en un estado bastante respetable, debe ser de los escasos sobrevivientes de los pocos que entraron. Cosa notable como, a fuerza de confiabilidad, el ladrillo fué despertando pasiones. Sin ir mas lejos, cierto helénico conocido de estos pagos, tuvo una fiel compañera aladrillada por bastante tiempo, trabajando como ladera diaria

  2. CC 15/05/2020 @ 4:00 pm

    … digno caso de estudio antropólogo-psicoanalítico el de las personas que nos sentimos totalmente seducidas por los Volvo «cuadraditos» de eso años. Al resto de la población, inclusive culta en lo automovilístico, le cuesta mucho encontrar una respuesta racional y nos deja hablando solos acerca de la belleza de las formas cúbicas.
    Para complejizar la cosa, formo parte de un grupo de autoayuda que se reúne los viernes a la tarde para preguntarse -en ronda y tomados de la manos-, ¿qué le vemos a las rurales Volvo de los ´70 y ´80 para que nos gusten tanto? La patología es lo suficientemente extraña para que, simultáneamente, no nos conmuevan con tanto ahínco otros modelos -previos o posteriores- salidos de la factoría de Gotenburgo… pero estas «cajitas felices nos pueden».

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*