Villa d’Este 2017: Trofeo FIVA para un Hispano-Suiza

vadeRetro
HM_cde17_0381
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

PetraSagnak_cde17_-275

En el Concorso d’Eleganza Villa d’Este, FIVA fue invitado a otorgar el Trofeo FIVA al auto de preguerra mejor preservado. El automóvil elegido por FIVA fue el Hispano-Suiza T49 “Weymann” Sport Saloon H.J. Mulliner de 1927, propiedad del italiano Marco Gastaldi.

El Presidente de FIVA (Fédération Internationale des Véhicules Anciens) fue el encargado de entregar el premio y declaró: “el Trofeo FIVA en Villa d’Este es el más reciente de la serie de premios entregados por la Federación a los autos mejor preservados en los eventos top de autos históricos a nivel mundial. No sólo nos quedamos impresionados por la encantadora pátina de este cuidadísimo y original Hispano-Suiza, si no que apreciamos aun más a su propietario, Marco Gastaldi, por compartir el disfrute de este automóvil con entusiastas de todo el mundo.

GM_VDE17_Parade_Sat_4048

PetraSagnak_cde17_-262

Hasta poco tiempo atrás el auto nunca había salido del Reino Unido, pero Gastaldi decidió primero llevarlo a America para participar en el Concurso de Pebble Beach, luego al Medio Este y ahora aquí en Villa d’Este. Afortunadamente, nos comentó que como resultado de haber ganado este premio de preservación FIVA, se siento aún más estimulado de continuar viajando por el mundo con este automóvil”.

Aprovechando la adjudicación de este premio, proseguiremos a reseñar la historia de este Hispano-Suiza T49:

El Hispano-Suiza H6 resultó todo un suceso para los visitantes del Salón del Automóvil de París en el año 1919. Esto le permitió a la compañía competir mano a mano con Rolls-Royce y otras marcas de gran lujo y se anticipó al lanzamiento de dos modelos más pequeños pero íntimamente relacionados al H6, obra de Mark Birkigt: el cuatro cilindros de 2,4 litros llamado T48 y el T49 de seis cilindros y 3,8 litros de cilindrada. Estos dos modelos de la serie “T” se mantuvieron en producción desde el año 1924 hasta 1933.

GM_VDE17_Jury_0701

HM_cde17_0248

El T49 chasis #7874 recibió una carrocería sedán tipo Weymann. Este nombre se debía al inventor de este tipo de carrocerías, el francés Charles Terres Weymann, cuyo trabajo en la aviación le dio el conocimiento para utilizar una estructura liviana de madera para la carrocería, a la que iban unidas planchuelas de acero recubiertas de tapizado. La principal ventaja del sistema Weymann era su flexibilidad, liberando de los habituales chirridos, crujidos y vibraciones que afectaban a otros tipos de carrocerías tradicionales. Fue un éxito inmediato; además de construir carrocerías en sus propias plantas de Francia y, luego, Inglaterra, Weymann vendió la licencia de producción a numerosos carroceros independientes, como H.J. Mulliner, quien realizó la carrocería de este Hispano. Los faros Marchal, con el sistema de inmersión patentado por Barker, son otro de los aspectos que se destacan en este magnífico automóvil.

El primer propietario del auto fue el Coronel Guy Geddes (nacido en Burma y héroe de la Batalla de Gallipoli), quien lo compró en Albemarle Motors de Londres en 1927. Sus iniciales todavía se encuentran bien visibles en las puertas. Su muerte en 1958 determinó un cambio de manos del Hispano, cuando el propietario pasó a ser Mike Slay, a partir de 1959, quien en un principio lo usó frecuentemente y luego lo guardó. A su siguiente propietario, Clive Sherriff, le llevó algunos menos volver a hacerlo circular, tiempo invertido principalmente en reconstruir por completo el silenciador a su diseño original, mientras el chasis, el motor y los frenos se mantenían en buen funcionamiento. Rara vez aparecen autos de la calidad de este Hispano-Suiza sin recibir intervenciones non sanctas y es difícil pensar que pueda haber otro sobreviviente de T49, que se creen serán una docena o un número similar, tan original como este “#7874”.

Fotos: Prensa BMW y FIVA

GM_VDE17_Parade_Sat_8011

GM_VDE17_Parade_Sunday_1755

1394152_Courtesty of FIVA

Hermann-Koepf-Concorso-Saturday-Villa-dEste-Moods-l1065983

6 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola 07/06/2017 @ 11:31 am

    Lo vi… es increible el estado de conservaciòn… y por sobre todo tiene algo que no puede ser replicado en ninguna “patina” hecha “ad-hoc” …. el olor a auto viejo…. esa mezcla de cuero gastado, aceite quemado, madera y polillas es irreplicablile….

  2. Güilbeis 07/06/2017 @ 4:00 pm

    Hermoso auto, imagino que en Pebble Beach debe haber pasado desapercibido. No brisha.
    Qué es el sistema de inmersión Baker? Perdón por la ignorancia.

  3. José del Castillo 07/06/2017 @ 8:31 pm

    Don Güilbeis, somos dos los ignorantes, me lo sacaste de la boca.

  4. Cuatro de copas 08/06/2017 @ 12:36 am

    Esta gente de FIVA parece que sabe. Entienden que hay pátinas naturales como en el Hispano y pátinas artificiales como el Ballot. El sistema patentado por Barker es el de faros pivotantes – no confundir con giratorios – y se difundió en forma primera en los Rolls que ellos carrozaban. Su inclinación se regula desde un comando ad hoc en el interior del vehículo. ¿No les quedaron fotos del interior? Gracias.

  5. Eduardo Luis Devoto 08/06/2017 @ 1:05 pm

    Es interesante hacer notar que el Presidente de FIVA, estuvo en el 2016, en AUTOCLASICA y entregó el Premio FIVA, aquí en Argentina.

  6. Güilbeis 08/06/2017 @ 3:06 pm

    Gracias por el desasnaje don Cuatro. Un sistema en cierta forma similar al que tenían los Lucas, por lo menos los que equipaban al Jaguar 3.5 Lts de 1947. Pivotaban sobre la parte inferior mediante una bisagra fijada al casco del faro, o sea pivotaba sólo el reflector y así se cambiaba entre luz baja y alta sin necesidad de lámpara adicional o de dos filamentos. El movimiento se conseguía con un electro imán fijado a la parte superior del casco del faro. El comando estaba en el centro del volante, que era fijo y no giraba con el volante. Ahí también estaban los comandos del avance del encendido y de la luz de giro. Me causan gracia los volantes multifunción presentados como novedad. Increíblemente aunque fueran Lucas, funcionaban bien continuamente.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*