Vuelo bajo: Luis Islas y el Spazio TR

Diego Speratti
Luis Islas y Fiat Spazio
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Luis Islas y Fiat Spazio

La mayoría de los clubes más importantes del fútbol argentino nacieron a la par de la llegada de los primeros automóviles al país, siendo la institución deportiva más antigua de las que aún juegan en Primera División el Club Gimnasia y Esgrima de la Plata, fundado el 3 de junio de 1887, hace ya 132 años.

Fiat, en cambio, está celebrando su centenario con representación de fábrica en Argentina, por lo que podemos inferir que su relación con el fútbol vernáculo y sus diferentes actores también está cumpliendo cien años «oficiales».

Deben ser cientos, mejor dicho miles, los casos de futbolistas argentinos que fueron usuarios de los modelos que la marca italiana comercializó en el país. El primer 0Km que se compró Maradona fue un Fiat 128 Europa; como recordamos, René Houseman también se dejó fotografiar con un Fiat 128 IAVA; y lo más reciente es que Daniele De Rossi, italiano él, pero jugando en Boca, va y viene a entrenar en un flamante Fiat 500 X.

Compañero de Diego Armando en la Selección Argentina campeona de México 86, y luego su ayudante técnico en varios destinos, Luis Islas utilizaba este Fiat Spazio TR con llantas imitación IAVA a comienzos de 1986. Hasta allí, el arquero aún jugaba en el acérrimo rival de Gimnasia, Estudiantes de La Plata. Unos meses después sería Campeón Mundial con la celeste y blanca y pasaría al club donde dejaría mayor huella: el rojo de Avellaneda. Esta foto, además del Spazio tuneado, nos deja harto material de análisis: el corte de pelo, el buzo con inscripciones gringas (resabios de Los Angeles 1984), las Adilette, y ese short dos o tres talles más chico, todos haciendo su aporte al testimonio absoluto de los años ochenta.

Otra página recordada de la relación de Fiat con el fútbol argentino es más reciente aún y tiene como contraparte al Club Atlético Boca Juniors, que hospedó en su camiseta el logo de la marca turinesa entre el campeonato 1989/1990 y la temporada 1992. Épocas en que la firma italiana estaba representada localmente por SEVEL, empresa de donde surgió quien sería presidente del club xeneize a partir de 1995: Mauricio Macri. A partir de aquellos años fue muy común ver distintos modelos de Fiat en los espacios de estacionamiento del club, trofeos (premio y a veces castigo corrosivo…) de jugadores y miembros del cuerpo técnico de Carlos Bianchi, responsables de la época deportiva más exitosa de la historia bostera.

Foto: Archivo General de la Nación

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*