Levántate y anda

Hernán Charalambopoulos
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

El domingo perfecto con los muchachos bugattistas coronó un fin de semana que había comenzado con todo. El viernes por la noche, “Gasper” me llamó para darme los últimos detalles de la misión: rescatar del largo letargo a “Otto Von Wagen”, la joya de la familia que desde hacía más de cinco años hibernaba en un galpón de algún lugar de la provincia de Buenos Aires. Otto es un Volkswagen Cabrio modelo 57 carrozado por Karmann, de los muy pocos que quedan aún en circulación.

¡Qué más podemos pedir que un operativo de estos! Apurando la medialuna de la mañana, y pagando a los apurones en el bar, arranqué hacia la casa de Gasper quien preso de su obsesiva puntualidad me llamó tres minutos más tarde de la hora pactada para saber “Si estaba en camino” “Estoy estacionando, mostro…” Fue mi lacónica devolución. Parada técnica para alimentar al sediento Renault Koleos, un auto que desde lo estético no genera grandes pasiones, pero luego de viajar un rato es como si hubiera nacido allí dentro. Muy cómodo, luminoso, y todos los “osos” positivos que le podamos encontrar a esta alfombra voladora de marca francesa pero repleta de fierros orientales.


La cita con el exorcista, brujo, resucitador, mecánico, o como queramos llamarlo estaba estipulada en una estación de servicio cerca de San Andrés de Giles, en donde la comitiva se completó, y partimos por un angosto caminito que nos llevó derecho hacia “Otto”. Familia de mecánicos compuesta por padres (Rudy, y Susana) y dos hijos (Jonatan y Francisco) quienes desarrollaron y potenciaron la pasión de sus padres y abuelo, cosa que nos dejaba absolutamente tranquilos en cuanto a sus aptitudes.

Si a esto le agregamos la carta de presentación, las dudas se despejaron totalmente: Un “Split Window” de 1951 en un estado irreal, que será material de notas en el futuro, ya que los tres años de restauración se ven plasmados en cada centímetro cuadrado de chapa, con una calidad de terminación a la altura de las mejores restauraciones que hemos visto en este tipo de auto.

Presentaciones de rigor con los dueños el lugar (familiares de Gasper), y luego de un par de miradas impacientes, la anfitriona entendió que había que ir directo a los bifes. Nos mostró el galpón construido especialmente para él, en donde retozaba sobre cuatro listones de madera el cansado cuerpo de nuestro paciente.

Cuando se abrió la puerta, Rudy, el “caposquadra”, padre, mecánico y responsable de la pasión de sus descendientes exclamó: “Aca estabas…te había perdido el rastro”.Allí los ánimos se relajaron y todos giramos las cabezas apuntando al experimentado artesano quién nos contó los últimos quince años de historia del auto. “Chico el mundo”…dirían dos señoras de ruleros que en la feria descubren que El Rulo y La Mary son sus sobrinos y que se encontrarán en el casamiento la semana entrante…

La anécdota de Rudy encendió los ánimos de Jonatan y Federico, dueños del “Split window” quienes se dedicaron a calzarle las ruedas para sacarlo rodando fuera del galpón, y continuar con la resurrección a cielo abierto.

Además de la comodidad de espacio, la idea era salir lo antes posible de ese lugar que durante el letargo de “Otto” tuvo otros habitantes, que se sintieron algo invadidos por nuestra presencia. Abandonaron su nido (hecho sobre una de las ruedas) y huyeron por una hendija, dejando tras de sí, un olor penetrante y millones de “porotitos” diseminados por todo el galpón, lo que hace creer que no era uno solo, sino con unos cuantos amigos, que por las noches se divertían carcomiendo cajas, maderas y todo objeto que pudiera ser roído por sus temibles dientitos. Es un milagro que no se la hayan agarrado con “Otto” quien no presentaba secuelas de ningún tipo, sobre todo en los cables, bocado tan preciado por los “Calomys Laucha” (su nombre científico). Para no ser aburridos y que esta nota sea kilométrica, decidimos que la seguimos mañana a la misma hora con el final feliz del rescate.

0 Comentarios, RSS

  1. Fuoripista 01/09/2010 @ 8:57 am

    Un Cabrio ’57 josshhhaaaa!! Maquina no muy habitual por estos pagos, qué bueno que lo rescaten de su letargo!! Qué vuelva el Cabrio, qué vuelva ya!!!

  2. Tete 01/09/2010 @ 10:24 am

    De todo esto lo que me queda es que el griego se la pasa morfanando, en sus relatos de alguna manera aparece siempre la comida y los jugos de sus estomago que todo lo disuelven.

  3. Criself 01/09/2010 @ 12:16 pm

    Que lindo auto, y que linda historia!!
    Tengo el orgullo de conocer a Rudy y su familia, ya que nos ayudaron con la restauracion de un sunroof y un karman guia.
    y la verdad que verlo trabajar a Rudy y sus hijos, con la pasion que lo hacen; transmiten una energia muy dificil de explicar con palabras.
    Saludos Cristian Elfers.

  4. karmannia 01/09/2010 @ 3:45 pm

    Apuesto que con un poco de nafta, bateria nueva, y en media vuelta arranca… son INDESTRUTIBLES!!!!!!

  5. admin 01/09/2010 @ 4:24 pm

    No fuè tan asi…Mañana sigue la historia.

  6. karmannia 01/09/2010 @ 7:47 pm

    Jajaja, espero ansioso

  7. Federios 21/10/2010 @ 2:03 pm

    Uhh noo si este auto se llega a vender por favor llamenme, si no llego con el dinero por lo menos para verlo y admirarlo, soy un joven fanatico de estos autos! Suerte y disfruten de poder tenerlo al lado

  8. joseperez929 22/10/2010 @ 11:44 am

    hola!!! esta a la venta? si es asi me avisan joseperez929@hotmail.com mi tel 1551832644 gracias!!

  9. Federios 22/10/2010 @ 12:45 pm

    Yo tambien dejo mi cel y mail federicorios100@hotmail.com y 1562523583

  10. emipatos 23/10/2010 @ 8:33 pm

    Buenas tardes, no se si lo acabarán de acondicionarlo ustedes o no y tampoco se si lo pondrán a la venta aca va mí email huercalovera1@hotmail.com ya que si deciden venderlo agradecería me informen para participar solo tengo éste correo un saludo Emipatos.

  11. Guillermo Müller 08/09/2011 @ 10:24 am

    Excelente auto, y excelente historia.
    Que alegría ver a Rudy y flia en las fotos. Ese Volki ha caido en buenas manos.
    Yo también me anoto para la subasta el dia que se venda:
    wilhelmmuller@gmail.com
    15-6-813-0356

    Felicitaciones.
    Guille

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*