Yo quiero creer

Santino
IMG_4165
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_4165

Ante todo quisiera aclarar que esta nota trata de ser seria, ya que este tema a tocar es uno que me fascina y lo encuentro muy serio.

Cinco años atrás organizamos con algunos colegas del automovilismo sport una salida al campo en Pergamino. Como solía hacerse en ese momento, el programa consistía en ir un sábado al mediodía y volverse el domingo a la ciudad luego del almuerzo. Entre medio, horas de giros en circuito de tierra, habilidades conductivas, muchos asados y algunas bebidas, de esas que hacen que todo se vuelva más divertido.

En esta ocasión, como casi siempre, todo había salido a la perfección y habíamos organizado el almuerzo de despedida en una parrilla del pueblo vecino. Antes de irnos del campo decidimos hacer la tradicional foto de todo el grupo. Como pueden observar eran todo Sport Nacionales.

Mucho tiempo después, ordenando mis archivos digitales, descubrí algo que me dejo helado. Antes de sacar las fotos grupales definitivas hice un par de pruebas para chequear la luz. Esas fotos quedaron en una segunda categoría porque eran pruebas de descarte pero no sé bien porque me puse a observar bien una y encontré en el margen superior un objeto que no podía creer.

Copia de IMG_4165

Siempre fui un fanático del fenómeno OVNI y confieso que he pasado horas mirando el cielo de noche buscando alguna luz extraña. Logré ver varias y muy sospechosas pero ninguna a nivel cinematográfico. Algunos entendidos en el tema me comentaron que si uno viaja a zonas donde se frecuentan estos avistajes, siempre hay que chequear las fotos que uno saca porque a veces se pueden hacer capturas “sin querer” de algún objeto extraño imperceptible al ojo humano, ya sea por su velocidad u otros factores.

Creo que en esta foto lo logré. Escucho opiniones ya que tal vez yo sólo sea un tipo que quiere creer.

Ahora, si es cierto, ¿sería un mensaje para esta categoría automovilística? ¿Existen OVNIS AFF? ¿Serán de fibra hechos en Haedo?

14 Comentarios, RSS

  1. morgan. 12/02/2016 @ 9:33 am

    uhhhhh………los AFF y los platillos voladores estan directamente relacionados………………porque NO EXISTEN!!!

  2. Güilbeis 12/02/2016 @ 7:01 pm

    Soy un incrédulo de este tipo de cosas por ADN y por formación y además tengo especial aversión, por no decir desprecio, por la industria de la pavada asociada a este asunto. Por ejemplo el turismo temático al Uritorco.
    Ahora bien, hace unos siete años trabajando en Córdoba en una tarde de cielo limpio y sol pleno estaba sentado en mi escritorio junto con el máximo responsable de la planta y con el responsable de Ingeniería de Manufactura. Dos ingenieros, uno brasileño, el otro cordobés y el porteño culiao que escribe; haciendo una teleconferencia con Brasil discutiendo estrategias de producto y sus costos asociados. Tres tipos del máximo nivel de una planta cuyos operarios se cuentan de a miles y el resto del personal de a cientos, yo puedo estar un poco pirado pero los otros dos son racionales al extremo. Habíamos compartido la mesa del almuerzo y sólo tomamos agua. Ante la habitual y recurrente terquedad de los brasucas, levanté la vista esperando ayuda de arriba para mantener la tranquilidad cuando veo algo por la ventana con forma de sombrero y de color gris oscuro. Como estábamos con mi teléfono en manos libres, no hablé sino que le clavé la mirada al cordobés y vuelvo a mirar para afuera y arriba. El tío se dio vuelta y miró en la misma dirección, me volvió mirar y sólo abrió un poco los ojos, levantó las cejas y los hombros y apenas estiró la boca para una sonrisa contenida. El coso ese empezó a subir y alejarse hasta perderse. No tenía ventanitas, no dejaba estela, ni tenía luces, ni hacía ruido. Se ve que era versión base, entry level. Y nunca más se supo, nada. No me conmovió en lo absoluto ni cambió mi forma de pensar sobre esto y sigo tan incrédulo como antes. No sé que era y cómo no puedo descifrarlo, para mi aplica muy bien llamarlo objeto volador no identificado. Creer? sólo creo en lo que vi. Reventar? No.

  3. gringo viejo 13/02/2016 @ 5:41 pm

    No tengo partido tomado en esto. He visto muchas cosas copadas volando pero desafortunadamente todas tenían explicacion. Solo dos cosas para agregar:
    1) Si Qui-Milano hubiera estado en esa reunión ademas de saber que era el modelo de base, sabríamos hasta el numero de chasis.
    2) Don Güilbeis, hablenos un poco mas de ese agua que su empleador sirve en las reuniones…
    Un abrazo.

    GV

    (Ojo que mis comentarios van en la mejor de las buenas ondas. Ya me conoce usted usted: Nada de ironía ni sarcasmo)

    • Güilbeis 14/02/2016 @ 9:02 pm

      Don Gringo, sólo puedo decirle que si bien era del mismo color, no era Pastis.
      Primero pensé que eran los brasileños tratando de shockearnos para ganar la discusión, pero no había ningún extraamazónico morochito a bordo gritando: Boa tarde amigou! Nos chegamos de outra terra.
      Además se hubiera caído antes de llegar a Rio Grande do Sul.
      Un abrazo.
      hic!

  4. Beppe Viola 14/02/2016 @ 9:51 am

    Fabio Zerpa tenia razòn…… hay marcianos entre nosotros…..

  5. gringo viejo 14/02/2016 @ 5:33 pm

    Beppe, su alusion a Fabio Zerpa delata su edad. Fabio fue un grosso que creía en lo que no se debía creer. Se daba el lujo que lo tomaran por “raro” sin perder su trabajo en una época en que estar en una “lista negra” en vez de llevarlo a una “No-fly list” podían llevarlo a unas vacaciones “all-inclusive” en el baúl de un Falcon. No se si vive aun.Espero que si. Si no es así, deseo de todo corazón que si se fue al mas allá lo haya hecho secuestrado por un OVNI y no en un Falcon.
    Un abrazo.

    GV

    • Beppe Viola 15/02/2016 @ 3:46 am

      Don GV…. también evidencia la suya….. para mi descarga (de edad), me vino automaticamente a la mente por una canción del ya deflagrado Andrés Calamaro que se cantaba en la primavera Alfonsinista….
      …coincido sobre la peligrosidad de pensar diferente en ciertos momentos…

  6. MARIO 15/02/2016 @ 10:06 am

    Fabio Zerpa tiene en la actualidad 87 años y todavía desarrolla actividades de investigación y estudio, puede accederse por internet a sus cursos.
    Y si…pensar diferente en algunas epocas era muy dificil, y aún hoy…, pero entre el pasado y hoy hay diferencia, actualmente uno puede terminar con un ojo en compota (expresión que denota edad de quien suscribe), o vilipendiado (otra más), pero esta mal igual y se hace dificil.

  7. Gringo Viejo 15/02/2016 @ 5:23 pm

    Levanto mi copa por Don Fabio. Y, jua, Mario, asi es como usted dice: Cada vez que abrimos la boca vamos dejando muestras de “Carbono 14” que delatan nuestra edad. En realidad, técnicamente hablando, creo que el Carbono 14 solo funciona con organismos muertos de hace tiempo y tiene un margen de error de unos 50 años. Pero usted me entiende: Yo he tomado Bidu Cola y Spur Cola. He comido ravioles en la Girafa Azul y dibujado en los cubremesas de papel de Pipos. En fin, por poco me salve del cross de Jorge Newberry bajo la ochava de Corrientes y Esmeralda, como menciona la letra del tango que publica Gallego Chico.
    Un abrazo.

    GV

    • Güilbeis 25/02/2016 @ 2:24 pm

      Yo comí medialunas de Atalaya cuando se pensaba que eran buenas, caramelos Chuenga vendidos por el encorvado y tomaba helados en Cadore cuando sólo los vecinos los conocían. Todavía como vigilantes rellenos del Florida Garden y esos sí que son buenos. Ah, el carbono 14 nadie lo conocía.
      Abrazo

  8. Marcelo Beruto 24/02/2016 @ 5:16 pm

    No tengo dudas que si publica el resto de esa misma foto se llegan a ver los marcianos.

  9. Gringo Viejo 25/02/2016 @ 6:43 pm

    Su curriculum, don Güilbeis, me impresiona. A mi tambien me curraron con las medias lunas recalentadas de Atalaya. Ah. Malhaya! A no amilanarse con lo del Carbono 14: “The sixties are the new forties” dicen los tilinguettis y se ponen sus pantalones anaranjados.
    Un abrazo.

    GV

  10. José del Castillo 26/02/2016 @ 12:30 pm

    Cuanto coetáneo en éste post !!

  11. Eirwal 26/02/2016 @ 5:44 pm

    Es como el tema de las brujas: que los hay, los hay.
    Yo vivía en el Valle Medio del Río Negro y allá por el ’76 o el ’77 transcurría uno de esos inviernos calmos, de heladas prolongadas y cielos cristalinos. Habrá sido por julio o agosto y durante varias noches muchas personas -entre las que me incluyo- observaron en la región una serie de objetos o fenómenos diferentes e inexplicables en los cielos.
    En algunos casos -como el mío- vieron una especie de “doughnut” que surcaba el cielo: un anillo blanquecino y traslúcido, como un halo, que rodeaba un centro negro y perfectamente redondo. Recuerdo que iba en auto con un amigo entrando a la localidad de Luis Beltrán y nos detuvimos en la banquina juntos a varios autos más para observar mejor el fenómeno. Un par de días más tarde el diario Río Negro informó que sentinelas del penal de Viedma habían denunciado un avistaje similar esa misma noche.
    En otros casos la gente vio unas formas muy luminosas, multicolores que se movían por el cielo a gran velocidad. Estos avistajes fueron en cercanías de Choele Choel y Chelforó. Me los contaron tres personas diferentes que habían estado en lugates diferentes, en horarios distintos y que no se conocían entre sí. O sea que no era una conspiración para generar un relato fantástico. Hasta donde sé, estos últimos avistajes no trascendieron en la prensa.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*