1.222 días, 1.222 clásicos

Diego Speratti
IMG_6006
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_6043

Unas temporadas atrás, algunos autos clásicos “semi-abandonados” por las calles de Colonia del Sacramento estaban entre lo más fotografiado por los turistas que visitaban el Barrio Histórico.

La era de las selfies y las redes sociales potenció aquel fenómeno, estimulado por los restaurantes que plantaban autos frente a sus veredas como señuelo para ganar visibilidad y atraer clientes, al punto que llegó a haber más de una docena de autos en una superficie de unas 15 cuadras (ayuda memoria para los más o menos habitués de estos pagos… ¿se acuerdan del Citroën Traction Avant convertido en maceta? ¿Del Studebaker colorado de la era Loewy? ¿De los Chevrolet BelAir? ?Los innumerables Ford A?).

IMG_6020

IMG_6057

Si bien había autos fotogénicos o puestos de alguna manera más o menos estética, otros se transformaron en un juntadero de mugre y abandono, y así la intendencia se puso más exigente con la permanencia de los automóviles y para el verano pasado la limpieza era notoria, fenómeno que fue in crescendo con la pandemia, que obligó a cerrar las puertas temporal o definitivamente a una gran cantidad de emprendimientos gastronómicos, y a sus autos a apuntar para otros rumbos.

En estos días son sólo dos los automóviles que sobreviven como “llamadores” de restaurants y son el Ford A carrozado como station wagon frente a “Gibellini” y una camioneta Chevrolet 1932 junto a “A la Pipetúa”. Aunque tampoco habría que olvidar al Ford Anglia manejado por un matrimonio de peces de papel maché que anuncian el acuarium, todos vivitos pero sin colear.

Y entre los que han emprendido un exilio forzado a otras partes de la ciudad, esta el caso del Vauxhall 12 de las fotos. Este Tipo H ya ha conseguido pasar una estación completa no muy lejos de donde tiempo atrás servía de guarida a un tarotista, que les leía la suerte a sus clientes allí adentro, a las puertas del restaurant que lo contrataba.

Fotos: Diego Speratti

IMG_6028

IMG_6012

IMG_6017

IMG_6001

IMG_6002

IMG_6018

IMG_6059

IMG_6061

IMG_6068

IMG_6063

IMG_6067

IMG_6064

IMG_6069

IMG_6074

IMG_6076

IMG_6050

IMG_5989

IMG_6054

IMG_6079

IMG_6031

IMG_5985

IMG_5973

IMG_6084

vadeRetro recomienda otras lecturas sobre Vauxhall contemporáneos:

A consumir General Motors

Vauxhall presenta su Tipo H

115 días, 115 clásicos

6 Comentarios, RSS

  1. Gaucho Pobre @

    Y la suspensión delantera?

  2. Alejandro Marino @

    Justicia poètica: la tarotista en un vehiculo con patente alfanumèrica LEA, habria que ver si por acaso consiguiò advertir a alguno de sus clientes sobre la pandemia que vendria

  3. javisure @

    Al Citroen lo vi por una de las laterales ni bien uno sale del casco antiguo. De esto estamos hablando de setiembre u octubre del año pasado

  4. Juancito @

    Estas son las mejores notas. Y que sentimientos encontrados!, los usan de adorno pero los exhiben en la ruina. Si bien Uruguay siempre se caracterizó por ellos, sería buenos valorarlos con un mínimo de esplendor.

    La suspensión? Es como dialogamos con Marbadan la otra vez en el “Vauxhall Serie H” (lástima que estuvo caída la nota).. La delantera es independiente, siguiendo la idea cuasi Dubonett, donde se combina una barra de torsión junto con dos pistones hidráulicos para amortiguar el brazo que lleva la punta del eje. En la foto se ve el falso eje, sujeto al chasis, y el pivote de la dirección. La botella q contiene los pistones, es solidaria a la dirección de la rueda.

    • Gaucho Pobre @

      Bien, gracias por la aclaración, ahora veo que la “caja Dubonett” está por detrás del eje de pivote de la dirección.

  5. fordson @

    Que bien me vendria el distribuidor de ese Vauxhall y ya que estamos la bomba de nafta

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*