125 años del primer colectivo Mercedes-Benz

26/Mar/2020

El 12 de marzo de 1895, 125 años atrás, el fabricante automotriz Benz & Cie, ubicado en Mannheim, Alemania, entregó el primer autobús con motor a explosión (un sistema de propulsión alternativo por entonces…).

Este vehículo estaba basado en el Benz Landauer. Este modelo era el automóvil más grande ofrecido por Benz & Cie. y derivaba de los modelos de cuatro ruedas Victoria y Vis-a-Vis que contaban con un sistema de dirección de doble pivot construidos de 1893 en adelante. El colectivo tenía un total de ocho asientos. Como punto de comparación, el actual Mercedes-Benz CapaCity L articulado para rutas masivas en grandes ciudades puede transportar hasta 191 pasajeros.Aquel primer colectivo Benz con motor de combustión fue utilizado por la Netphener Omnibus-Gesellschaft. Esta compañía se lo encargó a Benz & Cie el 19 de diciembre de 1894 y lo utilizó a partir del 18 de marzo de 1895 en la ruta Siegen-Netphen-Deuz, en la región de Westfalia. El 29 de marzo de 1895, la compañía encargó una segunda unidad, que Benz completó y entregó el 26 de junio de aquel año. Ambos buses eran movidos por un motor monocilíndrico en posición horizontal, colocado en la parte trasera, con sistema de enfriamiento evaporativo y una capacidad cúbica de 2,9 litros. Este motor contaba con una válvula de admisión automática y una de escape controlada y erogaba 5 caballos.

Una descripción de época del primer colectivo con motor de combustión interna mostraba su portaequipajes sobre el techo, la leyenda «Siegen-Netphen-Deuz» en los laterales y los asientos numerados. La configuración de equipamiento incluía neumáticos de repuestos de caucho macizo para las ruedas traseras y una rueda delantera. El segundo colectivo estaba equipado de igual forma pero llevaba adicionalmente una campana para anunciarse. Otros colectivos Benz con motor a explosión basados en el Landauer fueron entregados en Vegesack (Schild & Cie) y Nordenham (Johan Janssen). Otros clientes provenían del Tirol, en Austria y de Bitterfeld, en la Sajonia.El servicio inaugural de un colectivo con motor a explosión operado por la Netphener Omnibus-Gesellschaft apenas duró hasta el invierno europeo de 1895/96, pues en un punto el servicio de línea fue interrumpido, en parte por los altos riesgos que corrían los vehículos y sus pasajeros por circular en caminos muy resbaladizos debido a las inclementes condiciones climáticas.

Sin embargo, aquel 12 de marzo de 1895 se convirtió en una fecha histórica en el transporte de pasajeros ya que marcó el comienzo de una transformación técnica en el servicio de transporte de pasajeros. A partir de allí, paulatinamente, los pasajeros se despedían de los colectivos de tracción animal o a vapor y le daban la bienvenida a los que hacían uso de los combustibles fósiles.

Hoy en día la industria del colectivo se encuentra de nuevo en un proceso de transformación técnica. Esta vez, sin embargo, la energía eléctrica es lo que está cambiando el juego. En el caso de Mercedes-Benz, desde el año 2018 construye el eCitaro completamente eléctrico en su planta de Mannheim y, a partir de 2022, una variante basada en la tecnología de célula de combustible, que genera potencia eléctrica a partir del hidrógeno, se agregará al catálogo.Estos 125 años de la actual Daimler-Benz construyendo medios de transporte masivos con motor a explosión lo podemos completar con un recorrido a distancia por todos los representantes del sector que se exhiben en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart, y entre los cuales podemos citar al O 321 H, que fue construido de 1954 y 1970, «La Chancha» que llegó al Río de la Plata desde dos procedencias: Alemania y Brasil.

En la sala 1 del museo se puede ver una recreación de estos primitivos buses Benz construido a partir de partes de repuesto originales ya que ninguno de los dos buses de la Netphener-Omnibus-Gesellschaft se preservó hasta nuestros días.

Un Mercedes-Benz O 303 de 1979 es uno de los ítems exhibidos en la Sala 5. Esta serie estableció nuevos standards de seguridad para buses, ya que no sólo fue el primer ómnibus en ser sometido a pruebas de vuelco sino que fue el primero a nivel mundial en equipar el sistema antibloqueo de frenos, ABS.El Museo Mercedes-Benz exhibe seis buses en la «Galería de viajeros», La alineación va desde el «double decker» inglés Milnes-Daimler de comienzos del siglo XX, al O 2600 «all-weather» de la década de los años 30, con paradas intermedias en el O 3500 de los años 50 y nuestro viejo conocido, el LO 1112 de 1969, con la decoración de la Línea 6 que cumplía el recorrido entre Moreno y La Perlita, en el conurbano bonaerense. Un O 305 del año 1980 y un Travego de la generación construida a partir de 2009 completan este sector.

No es todo. En otros sectores del enorme museo podemos encontrarnos con un O 10000, un colectivo tanto para uso urbano como de largo distancia de fines de la década de los años 30 que fue convertido en un oficina postal móvil en Austria. Y también con el O 302 de la «Galería de Nombres». Este bus corresponde con fidelidad absoluta al utilizado por la Selección de Alemania durante la Copa del Mundo de Fútbol de 1974 organizada en Alemania. Es apenas uno de los dos vehículos donde se le permite al público subir, tomar un asiento y completar un viaje imaginario por los 125 años de historia de colectivos Mercedes-Benz.

Fotos: Prensa Daimler-Benz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense