De Woodstock a Waikiki: Samba, la Kombi de 23 ventanas

29/Ene/2022

Conocida en el mercado norteamericano, su principal destino, como «Deluxe Microbus with Samba Package», la Kombi de 23 ventanas fue originalmente diseñada con la mira en las y los turistas que deseaban pasear por los alpes suizos, ofreciendo a sus nueve pasajeros la máxima visibilidad posible. Sin embargo, rápidamente fue adoptada por familias, acampantes y miembros de la contracultura. ¿La razón? Este utilitario cuenta con una colección de cristales única, incluyendo ocho en el techo, dos vidrios curvados en la parte posterior, el codiciado parabrisas dividido, e incluso en la parte superior, un techo de lona deslizable.

Producida entre 1951 y 1967, la primera generación de la Kombi (Type 2 T1) tuvo un precio accesible y fue construida para paseos paisajísticos. El motor de cuatro cilindros refrigerado por aire, como es bien sabido, estaba ubicado en la parte posterior, permitiéndole al conductor o la conductora sentarse justo frente al parabrisas, con una vista incomparable del entorno.

A lo largo del tiempo, la clásica silueta de la Kombi podía encontrarse en las playas, las sierras y el «verde» y en los festivales musicales. Rápidamente se convirtió en sinónimo de la contracultura, especialmente en Estados Unidos, en compuesta oposición, por ejemplo, a la cultura de los «muscle cars» que Detroit promovió durante la década de los años 60.La Kombi era relativamente fácil de mantener y podía trasladar a un montón de pasajeros, factores que la volvían irresistible para las «tribus» de hippies nómades que brotaban de la tierra en las décadas de los años 60 y 70.

Aunque la Kombi de 23 ventanas sólo se ofreció en dos colores (Gris Ratón con techo Blanco Perlado o Rojo Lacre con techo Marrón Castaño), los y las surfistas y hippies, rápidamente las personalizaron con trabajos artesanales de pintura, símbolos de paz y frases de las letras de sus bandas de música favoritas.

La Kombi es un ícono de la cultura pop y ha aparecido estampada en remeras, en tapas de discos, en dibujos animados y protagonizando películas. Al día de hoy, la Kombi continúa evocando sentimientos de nostalgia y libertad de espíritu donde quiera que vaya.Poder ver una Kombi original de 23 ventanas andando es una situación anormal; no por su mecánica, más bien por su alto valor. Cuando aparecen en el mercado, en perfectas condiciones, pueden alcanzar cifras de seis números en dólares. En el año 2017, una VW Kombi Deluxe Samba de 23 ventanas se vendió por 291.500 dólares, batiendo en el camino el récord de precio pagado por uno de estos modelos.

¿Que tienen en común un músico, una alpinista, una turista paseando por Suiza o uno de esos atorrantes que viven cerca del mar? En la época, a cualquiera de ellos y ellas podías encontrarles detrás del volante del elusivo y muy buscado clásico hippie: la Volkswagen Kombi de 23 ventanas.

Fotos: Prensa VW

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense