El Museo Porsche amplió su exposición permanente

18/Feb/2022

El departamento de Patrimonio y Museo de Porsche cree que no hay dos visitas iguales al Museo Porsche de Stuttgart-Zuffenhausen, porque la exposición es actualizada continuamente y cada vez es más interactiva. En los últimos meses, el equipo ha trabajado fuerte en el “Prólogo”, el área introductoria de la muestra, con contenidos sobre los inicios de la marca y la historia anterior a la fundación. Cuando los visitantes llegan a la parte superior de la larga escalera eléctrica, comienza para ellos un emocionante viaje en el tiempo. “Estamos muy satisfechos de poder presentar a nuestros visitantes el renovado Prólogo, tras más de un año de investigación, planificación y ejecución. Hemos instalado muchos nuevos puntos de contacto interactivos. Más de 20 expositores, tres modelos funcionales y numerosos objetos expuestos nunca antes vistos esperan a nuestros invitados”, dijo Achim Stejskal, Director de Patrimonio y Museo Porsche. “El nuevo Prólogo muestra rostros de nuestra historia como nunca antes, lo que la hace mucho más humana. No solo vemos a Ferdinand y Ferry Porsche, también a su equipo”, añadió Stejskal.

Lo que se ve al principio, cuando el visitante ha llegado al último escalón de la escalera eléctrica, es el vehículo más antiguo que se conserva en el que trabajó Ferdinand Porsche: el Egger-Lohner C.2 de 1898. Se encuentra en un pedestal como bienvenida, símbolo del tema principal ‘Futuro-Patrimonio’. Porque la historia de Porsche comienza con la electricidad. La fascinación de Ferdinand Porsche por la electricidad lo llevó a la movilidad eléctrica. Hace 124 años, el auto con dirección sobre el eje delantero y un motor eléctrico Oktagon en la parte trasera de un carruaje Lohner rodó por primera vez por las calles de Viena. De este modo, la historia contemporánea de Porsche se encuentra ya en el punto de partida, uniendo el pasado con el presente, con la ayuda de la tecnología más avanzada.La primera parte de la exposición ofrece una visión general de lo que sigue. Gracias al nuevo diseño del “Prólogo”, desde el principio la experiencia del visitante es más variada. Las presentaciones digitales y analógicas se combinan con la educación, el entretenimiento y una mayor interactividad: de Ferdinand a Ferry Porsche, de 1875 a 1949. En un sector del nuevo “Prólogo”, los visitantes pueden ver un área dedicada al fundador de la empresa, Ferdinand Porsche, con piezas como el Lohner-Porsche Semper Vivus y el camión de bomberos Austro-Daimler. Por otro lado, el “Prólogo” también está dedicado a Ferry Porsche y a Gmünd (Carintia, Austria). Los visitantes de todas las edades pueden maravillarse con objetos expuestos; entre ellos, el monoposto Cisitalia Tipo 360, el 356 Nº 1 Roadster de 1948, primer deportivo que llevó el nombre de Porsche, y un 356/2 Gmünd Coupé.

El primer espacio se centra en la vida y la obra de Ferdinand Porsche como empleado. Después de trabajar en el motor para un auto eléctrico, diseñó el motor integrado en el cubo de rueda del que fue el primer vehículo híbrido funcional del mundo. “Uno de los hitos de la historia de la empresa es la hibridación y el hecho de que Ferdinand Porsche empezara con motores eléctricos en lugar de motores de combustión. El motor en el cubo de la rueda es una pieza apasionante. Fue innovador porque hizo que el motor fuera controlable”, explicó la curadora Iris Haker. El Lohner-Porsche causó una gran expectativa en la Exposición Universal celebrada en París en 1900. Ese mismo año, Ferdinand Porsche abrió un nuevo camino técnico con el Semper Vivus, el primer vehículo totalmente híbrido del mundo. Este modelo utilizaba dos generadores, acoplados a motores nafteros, para crear una unidad de carga que suministraba energía a las baterías y, por tanto, a los motores en los cubos de las ruedas.

“El “Prólogo” también presenta los elementos más destacados de la historia anterior a la marca Porsche y responde a preguntas como: ¿por qué la sede de la empresa está en Stuttgart? ¿De dónde procede la relación entre los vehículos de producción y el automovilismo deportivo? ¿Qué une a las familias Porsche y Piëch? ¿Qué doctorado honorífico sigue incluyendo Porsche en su nombre de empresa hoy en día”, agregó Frank Jung, Director del Archivo Corporativo. Una de sus exposiciones favoritas es el álbum familiar digital. Incluye fotos personales de un joven Ferry Porsche, por ejemplo, al volante de un pequeño auto construido por él mismo en 1912. Los interesados pueden navegar por el álbum a través de una pantalla táctil.“Otra parte clave de la historia de la empresa es la fundación del Estudio de Ingeniería en 1931, que hemos representado en una mesa de trabajo”, dijo Jung, hablando de la fundación de la empresa y de la actual marca Porsche. En un cortometraje sobre el nuevo “Prólogo”, explica los distintos espacios y desarrollos, algunos de ellos en paralelo. “No vemos sólo a Ferdinand y Ferry Porsche, sino a todo el equipo”, continuó. A partir de 1931, Ferdinand Porsche recurrió a su red para animar a antiguos colegas, como Adolf Rosenberger, para que trabajaran en sus ideas junto a él y como socios en el negocio. Durante la posguerra, Ferry utilizó el equipo de su padre para hacer realidad su visión de construir su propio automóvil deportivo.

En el nuevo espacio del Estudio de Ingeniería, los visitantes pueden explorar ocho pequeñas muestras que incluyen el primer libro de pedidos, un tablero de dibujo digital e interactivo, la suspensión de barra de torsión y la cadena cinemática de un “Schwimmwagen”. Desde el punto de vista técnico, en la mesa de trabajo hay muchos proyectos de diseño, tanto los originales como los modelos funcionales. También se explica el desarrollo del Volkswagen, originalmente el Porsche Tipo 60. La sección de historia técnica revisada ofrece una visualización del motor bóxer de cuatro tiempos. “El motor diseccionado es, sin duda, uno de nuestros aspectos interactivos más destacados”, afirmó Haker.

Para el equipo del Museo Porsche es importante conocer mejor el periodo que precede a 1948. Y es que, aunque 1948 marcó el nacimiento de la marca Porsche, la historia de la empresa se remonta mucho más atrás. El nuevo “Prólogo” también trata intensamente el nacionalsocialismo y el periodo de la Segunda Guerra Mundial. En un extenso diagrama, el museo ilustra la complicada red política en la que operaban la empresa y su gente. Junto a la rama que detalla los orígenes del Volkswagen y las versiones militares resultantes, los visitantes también pueden conocer el desarrollo de los tanques hasta el carro de combate Maus, que Porsche desarrolló con el número de proyecto 205. Para la empresa es especialmente importante que esta parte esté dedicada a los trabajadores forzados que se utilizaron en Stuttgart durante la década de 1940. Entre los documentos de aquella época se encuentran la tarjeta de trabajo y el carné de la empresa del francés Jean Cast. Con estas piezas, el Museo Porsche cuenta la historia de estos trabajadores extranjeros franceses.El cuarto y último espacio está dedicado al nuevo comienzo en Gmünd y al regreso a Stuttgart. Ferry Porsche se hizo cargo del Estudio de Ingeniería y fundó la marca Porsche. Allí, a través de la realidad virtual, los visitantes pueden entrar en las instalaciones de producción de Gmünd y perfilar y pintar su propio Porsche 356. Hay un espacio dedicado al motor del Cisitalia, que está expuesto por primera vez. En el transcurso de 1947 se desarrolló en Gmünd, bajo la responsabilidad de Ferry Porsche y su equipo, el Cisitalia Tipo 360, un auto de Grand Prix de 1.5 litros especialmente sofisticado desde el punto de vista técnico. Este auto terminó llegando a Argentina, donde permaneció cerca de una década sin correr jamás y apenas completando una prueba de récord de velocidad en la Autopista Ricchieri, en Buenos Aires. Junto a la exposición, los visitantes interesados pueden ver en un monitor una imagen digital del motor de 12 cilindros plano en configuración en V a 180 grados y obtener más información sobre el tipo de construcción y las características especiales de este proyecto. En el banco de pruebas digital, los visitantes pueden pisar el acelerador y experimentar virtualmente este motor único en acción.

“Hemos conseguido enriquecer la exposición y dividirla en secciones lógicas para que nuestros visitantes puedan descubrir algo nuevo, aunque sea su quinta visita”, concluyó Haker. La guía multimedia también contiene abundante información adicional, en varios idiomas.

El Museo Porsche está abierto de martes a domingo, de 09:00 a 18:00 horas. Puede consultar los actuales requisitos sanitarios y de entrada en www.porsche.com/Museum

Fotos: Prensa Porsche

1 Comentario

  1. La pucha que creciò el galponcito que conocimos hace 30 años…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense