El tamaño no importa

staff
Pedal car con garage slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Pedal car con garage

Gente grande haciendo cosas de pibes, chiquilines en situaciones de adultez, mundos que se cruzan y se abrazan. Los recuerdos para el “Día de las infancias” continúan ahora con esta imagen, en la cual vemos al pequeño Rogers Curtis Johnson sacando a su voiturette del garage, prontos para salir a dar una vuelta por la ciudad de Washington, en Estados Unidos, un día de mayo de 1925. ¡Feliz día a todes!

Foto: Biblioteca del Congreso de EE.UU.

3 Comentarios, RSS

  1. Juse del Castillo @

    Parecería que a ” staff ” también se le pegó el lenguaje inclusivo. Basta de esa pavada por favor, el idioma castellano es suficientemente rico como para estar inventándole palabras nuevas.

    • Güilbeis @

      Otra visión sobre el mismo tema:

      “Dado que sigo recibiendo consultas sobre mi opinión respecto al uso formal del Lenguaje denominado ‘Inclusivo’:

      Yo lo denominaría Lenguaje “no sexista”, “con perspectivas de género”, “no machista”, “no patriarcal”, y al tratarse de una Lengua Viva (el Español) los cambios pueden sucederse por uso y costumbres (no creo por imposición).

      Lo que si no puede de ninguna manera llamarse “Inclusivo” porque afecta el uso, la comprensión y la pragmática (en la lectura, escucha y/o el habla) para personas Sordas prelocutivas, Ciegos que utilizan lectores de pantalla (y la e’ sistémica repetida sonaría tipo “trabalenguas”), las repesentaciones para personas ideovisuales con analfabetismo (/funcional) que utilizan anclajes nemotécnicos, personas en contextos interculturales bilíngües (Pueblos Originarios y de fronteras).
      Ni hablar de la asociación de Pictogramas/CAA en casos como Autismo, o el impacto negativo en personas con Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL).
      No opino de su uso en ambientes particulares y/o por colectivos ideológicos, pero no acompaño su uso en comunicaciones (escritas/orales) público-estatales porque afecta la comprensión/el entendimiento por ejemplo por parte de Adultos Mayores.
      Tampoco posee reglas ortográficas claras porque la e’ para muchos casos es masculino (ejemplo sic. “los pibes” “les pibis”) por lo que presta a confusión.
      No hablemos si lo aplicamos en casos de dislexia fonética, alteraciones de conciencia fonológica en disortografía, o para la lectura de un extranjero.
      Quien sostiene este tipo de ‘Lenguaje Inclusivo’, incluye perspectivas de género, pero excluye y perjudica de hecho, otras muchas y múltiples Diversidades Humanas y Lingüísticas.
      Los cambios socio-semióticos ocurren en el habla, dudo alguno se dé por obligación o antinatura.
      En lo personal, su uso por parte de autoridades lo considero demagógico cuando no, ridículo.
      Como aclarativo, antes que la inquisición de lo políticamente correcto pida la quema de este hereje, habla una persona que para Incluir, debió aprender Lengua de Señas (viso-espacial), CAA/Pictogramas, Braille, técnicas para comunicación en Sordo-Ceguera (tacto-posicional) y lenguas originarias como el Guaraní.”

      Julio Manuel Pereyra

      • Alvaro @

        Excelente su comentario !!!!

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*