Hace medio siglo se presentaba el primer BMW eléctrico

27/May/2022

Ha pasado medio siglo desde que el primer BMW propulsado por electricidad se exhibiera en un evento tan importante como fueron los Juegos Olímpicos de 1972, organizados en la ciudad de origen de la empresa: Múnich. Aquel BMW 1602 se presentó en un brillante color naranja y fue denominado como “Elektro-antrieb”, que en español sería “accionamiento eléctrico”.

En este contexto, BMW tuvo una buena visión de futuro, puesto que con la presentación de la variante eléctrica sobre la línea 02 se adelantaba a la gran crisis del petróleo sucedida en 1973, aunque la experimentación con autos eléctricos a nivel global se remonta al siglo XIX. BMW dio el paso de electrificar sus vehículos porque el futuro así lo requeriría, y se puede comprobar como cuarenta años después se hizo realidad con la presentación del primer BMW i3.Este modelo en particular, de cero emisiones, estaba construido sobre la base y soporte de los modelos contemporáneos equipados con motor de combustión, teniendo incluso una carrocería y/o apariencia exterior exactamente igual a estos modelos. No existía ninguna diferencia aparente más que la desaparición del sistema de escape y lo que se escondía bajo el capot: una docena de baterías de plomo-ácido estándar de 12 voltios desarrolladas por Varta que tenían un peso aproximado de 350 kilogramos y permitían una autonomía de alrededor de 60 kilómetros a una velocidad de uso constante de 50 km/h, que se reducía a la mitad en utilización citadina. BMW construyó dos ejemplares del 1602 eléctrico que cedió a la organización de los JJ.OO. para los desplazamientos de sus miembros y también fueron utilizados como vehículos de soporte y “camera cars” en varios eventos atléticos de larga distancia.

En relación al motor eléctrico, fue provisto por Bosch, pesaba 85 kilos, contaba con una potencia de 32 kW (43 CV) e iba instalado contiguo al conjunto de baterías, aprovechando el espacio que normalmente ocupa la transmisión. Según BMW, el 1602 eléctrico podía alcanzar los 100 km/h de velocidad máxima, y en 8 segundos llegaba a los 50 km/h partiendo de parado.El motor, al igual que en los modelos “petroleros”, accionaba el árbol de transmisión que generaba el movimiento de las ruedas traseras. De hecho, aún siendo el primer BMW propulsado eléctricamente ya contaba con los sistemas tecnológicos iniciales que poco a poco se han ido mejorando y adaptando hasta la actualidad, como el sistema de frenado regenerativo, puesto que el motor funcionaba además como generador y tenía la posibilidad de devolver algo de la energía generada a las baterías que hacían posible el funcionamiento del vehículo.

Fotos: Prensa BMW

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense