La Bugatti Baby II entró en producción

staff
04_bugatti-baby-reborn-dsc06282slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

03_bugatti-baby-reborn-dsc06279

En el Salón del Automóvil de Ginebra de 2019, Bugatti anunció que se “auto” agasajaba con un regalo por los 110 años de la marca: la reinterpretación de la Bugatti Baby. La marca francesa, propiedad de VW, está complacida ahora en anunciar la conclusión de las fases de diseño y pruebas y el inicio de la producción para que pronto sean entregados los primeros ejemplares a sus compradores. Desarrollado en conjunto con la empresa “The Little Car Company”, el Baby II ha sido descripto por aquellos que han tenido la oportunidad de manejarlo como algo más parecido a un adolescente revoltoso que a un bebé.

Inicialmente el lote completo de 500 autos fueron reservados apenas tres semanas después de la expo de Ginebra, pero debido a los recientes sucesos sanitarios mundiales se les abrió la oportunidad a nuevos clientes, y Bugatti todavía está en condiciones de vender algunos ejemplares bajo la premisa que “el que viene se lo lleva”.

La Bugatti Baby original nació en 1926 cuando Ettore Bugatti y su hijo Jean decidieron construir una Type 35 a escala para el hijo menor de Ettore, Roland, cuando éste festejaba su cuarto cumpleaños. Ettore y Jean pensaron aquel regalo como un auto “one-off”. Sin embargo, el interés de los clientes que visitaban la fábrica de Molsheim era tan profundo que el Baby ingresó en producción seriada y se comercializó entre 1927 y 1936. Celebrado por los entusiastas de la marca a nivel mundial, hoy no hay colección que se pueda preciar de estar completa sin una Baby. Sin embargo, al haberse construido originalmente alrededor de 500, sólo unos pocos pueden presumir tener uno de estos tesoros.

06_bugatti-baby-reborn-dsc06452

11_bugatti-baby-reborn-dsc06249

Mientras la Bugatti Baby original era una versión al 50 por ciento de la Type 35, el bólido que llenó de prestigio en la década de los años 20 a la marca fundada por Ettore Bugatti, la Bugatti Baby II ofrece algo más en términos de dimensiones y considerablemente más en términos de prestaciones. Niños y niñas de ocho años en promedio ya comenzaban a tener problemas para acceder dentro de la Baby original de mitad de escala, en tanto esas medidas llevadas al 75% del original permiten albergar a jóvenes de 14 años. La Baby II definitivamente se convirtió en un adolescente…

“Ettore Bugatti estaba interesado en satisfacer a los hijos de sus clientes y diseñó la Bugatti bebé como un Bugatti genuino. Fue toda una sensación en la época”, declaró Stephan Winkelmann, presidente de Bugatti. “Estamos continuando esa tradición, con la nueva edición de la Bugatti Baby II, y estoy encantado que hayamos encontrado en The Little Car Company al socio que comparte los mismos valores que nosotros. Con la Bugatti Baby II, invitamos a una nueva generación de entusiastas ha enamorarse del maravilloso mundo de Bugatti”.

La Bugatti Baby II está disponible en tres versiones: el modelo “Base” con un pack de baterías de 1.4 kWh. El modelo “Vitesse” con carrocería de fibra de carbono, un pack de baterías de 2.8 kWh y un tren de transmisión mejorado que incluye la llave “Speed Key” como su hermano mayor, el Chiron. Y el modelo “Pur Sang”, destinado a los coleccionistas. Esta versión dispone de la misma mecánica del “Vitesse” pero con carrocería de aluminio trabajada a mano. Utilizando las técnicas tradicionales, similares a las de usadas para construir la Bugatti Type 35, cada carrocería de aluminio lleva más de 200 horas de trabajo artesanal para ser creada.

08_bugatti-baby-reborn-dsc06427

05_bugatti-baby-reborn-dsc06230

Las prestaciones del Baby II también han crecido. Con tracción en las ruedas traseras, todas las versiones cuentan con un diferencial de deslizamiento limitado, frenos hidráulicos y modos de conducción seleccionables.

El modelo básico ofrece dos modos: “Novice”, limitado a 20 km/h y 1 KW de potencia y “Expert” que eleva el límite a 35 km/h y 4 kW de potencia.

Las versiones “Vitesse” y “Pur Sang” incluyen los modos “Novice” y “Expert”, pero también prestaciones extras, desbloqueables desde la “Bugatti Speed Key”. Esto le permite disponer hasta de 10 Kw y con un peso total que alcanza los 230 kilos, estos modelos permiten que las ruedas traseras, calzadas con neumáticos Michelin, patinen acelerando con partida detenida y puedan alcanzar una velocidad máxima de 70 km/h. Dependiendo del peso del conductor, el 0-60 km/h se puede conseguir en apenas 6 segundos.

Cuando se trata de rango, las baterías de ion-litio combinadas con el frenado regenerativo también sorprenderá a los clientes acostumbrados al uso de la Baby original. Cuando es conducido con cuidado, el modelo “Base” puede recorrer hasta 25 km con una simple carga. El pack de baterías agrandado de los modelos “Vitesse” y “Pur Sang” duplica esas cifras, por lo que un usuario puede recorrer hasta 50 km, mientras no exprima toda la potencia y las emociones del Baby II. ¿Y si eso no es suficiente? Los packs de baterías se pueden reemplazar en cuestión de segundos y la diversión puede continuar.

04_bugatti-baby-reborn-dsc06282

07_bugatti-baby-reborn-dsc06285

Cuando se trata de comportamiento dinámico, el Baby II es completamente fiel a su mítica predecesora, la Type 35. Basado en un escaneo digital del auto original del GP de Lyon, con una geometría y suspensiones idénticas, el comportamiento es todo lo auténtico que un entusiasta puede esperar. La única concesión a la modernidad es la introducción de amortiguadores regulables, que les permite a los clientes ajustar a su gusto el comportamiento. El piloto de pruebas de Bugatti, Andy Wallace, se involucró también en el desarrollo final de la preparación y el set up de la Baby II. Adicionalmente, elementos claves del chasis se terminaron de poner a punto en la famosa trepada de Prescott, el hogar del “Bugatti Owners Club” (ver video)

Otras características que atraerán a los entusiastas incluyen las recreaciones de los instrumentos de la Type 35 con sus agujas funcionando, con algunas concesiones a la modernidad. Por ejemplo, la aguja de presión de combustible se convirtió en la de carga de la batería y en un guiño a la Bugatti Veyron, la aguja de aceite hizo la transición a marcador de potencia. La reproducción a escala del famoso volante de cuatro rayos ahora ofrece un sistema de “quick release” para permitir un acceso más cómodo al cockpit. Los pedales ajustables fueron mecanizados a partir de un trozo de aluminio sólido y llevan con orgullo la firma “EB”, mientras que la manija para dar presión al tanque de combustible fue reproducida con exactitud, pero ahora sirve para seleccionar los modos para avanzar, retroceder o el punto muerto.

El tablero de aluminio es tan actual y correcto como lo era en la Type 35 original, y switches con el logo EB activan las luces y los intermitentes. Finalmente, orgullosamente exhibido en la nariz de cada auto está el famoso escudo sobre fondo rojo, hecho en plata, una réplica al 75% del que equipa al Chiron.

El auto puede ser personalizado en múltiples colores tanto exteriores como interiores, incluyendo los mismos tonos sólidos disponibles en la Bugatti Chiron y un configurador online está disponible para ponerse “a jugar” en BugattiBaby.com

09_bugatti-baby-reborn-dsc06856

10_bugatti-baby-reborn-dsc06881

Adicionalmente, todos los propietarios de Baby II recibirán la membresía a “The Little Car Club” y el “Bugatti Owners Club”, y estarán habilitados para participar en eventos en los cuales los niños y jóvenes podrán manejar sus autos en renombrados circuitos de competición.

“Cuando te sentás por primera vez en el vehículo y observas cada pequeño detalle, te recuerda de alguna manera a los primeros tiempos con el Chiron. Consigues la misma sensación caminando alrededor del auto, y donde quiera que mires hay soluciones de ingeniería y detalles de diseño de una belleza increíble”, comentó Andy Wallace, el test driver de Bugatti y ganador de Le Mans. “Hubiese sido fácil crear algo así con un cuarto de su calidad, pero eso es lo que es tan brillante de este vehículo: es absolutamente top, una obra de arte sobre ruedas.”

“En su modo más potente, cuando insertás la llave Speed Key, el Baby II es un auto muy rápido. Es muy impresionante y divertido. Tenés una adorable sensación de balance, se comporta como la Type 35 original y su frenado regenerativo es un toque muy cool”.

Con el modelo base arrancando de 30.000 euros en Europa, el “Vitesse” en 43.500 euros y el tope de gama “Pur Sang” alcanzando los 58.500 euros, habrá un Bugatti Baby II a la medida de los entusiastas y al gusto de coleccionistas.

Fotos: Prensa Bugatti

8 Comentarios, RSS

  1. Beppe Viola @

    y pensar que en el zoologico de Buenos Aires supo haber unas 40 de esas “baby-Bugatti” para alquilar….

    • Alejandro Marino @

      Tambien teniamos Zoològico, pero en breve tendremos “Ecoparque”…siempre se puede estar peor…!

    • No lo tome a mal me parece que eran 12 nada mas,.
      Abrazo

  2. Beppe Viola @

    ni 40 ni 12…. segun los expertos fueron vendidas al Zoo 23 Baby del tipo LWB (o sea largas)

    • Alejandro Marino @

      Bueno, del lado de Libertador tenian un Citroen H version libre fungiendo como Food Truck…si con eso engaña el estòmago en cuanto reabran nos tomamos un cafecito tratando de no infringir el Art. 205 del Codigo Penal.

  3. Charly @

    y dale con las replicas………………..

  4. Juse del Castillo @

    ¿ Pur Sang de Paraná no fabrica una Baby Bugatti réplica de la original type 52 ( 50 % ) ?

  5. morgan @

    Con mi 1.22 de altura entro joya…….y en lugar de scooter, vengo en Baby a laburar……..ojo

    PD. la entrerriana chipeada puede andar…..

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*