Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut, el auto más caro del mundo

20/May/2022

Lo que se venía anunciando por distintos medios, se confirmó con la información oficial proveniente de las propias oficinas de la marca de Stuttgart. El Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupé de 1955 fue vendido en subasta por un precio récord de 135 millones de euros (142,6 millones de dólares al cambio del día) a un coleccionista privado, la cifra más alta jamás pagada por un auto de colección.

Este modelo es un ícono de la historia del automóvil y una rareza absoluta. Es uno de apenas dos prototipos de un auténtico pura sangre de carreras construidos en su época y fue nombrado a partir de su creador y jefe de ingeniería de la marca: Rudolf Uhlenhaut. Es considerado uno de los más delicados ejemplares de ingeniería y diseño automotriz por los expertos y fanáticos alrededor del mundo.

“Las coupés 300 SLR Uhlenhaut son mojones en el desarrollo de los autos deportivos y elementos históricos claves que le dieron renombre a nuestra marca. La decisión de vender uno de los dos ejemplares de este deportivo único fue tomada por razones lógicas: en beneficio de una buena causa. El resultado de la subasta servirá como respaldo para un plan global vinculado con la enseñanza. Con el Fondo Mercedes-Benz nos gustaría estimular a que una nueva generación siga los pasos de Rudolf Uhlenhaut en la innovación y el desarrollo de fascinantes nuevas tecnologías, particularmente aquellas que den apoyo a la meta crítica de la descarbonización y la preservación de recursos”, declaró Ola Källenius, CEO de Mercedes-Benz Group AG. “Al mismo tiempo, alcanzar el precio más alto jamás pagado por un vehículo es extraordinario: un Mercedes-Benz es por lejos el auto de mayor valor en el mundo”.“Como compañía global y como marca de lujo tenemos un gran nivel de responsabilidad hacia la sociedad”, agregó Renata Jungo Brüngger, integrante del directorio del grupo y responsable de llevar adelante el “Fondo Mercedes-Benz”. “Lo generado por la venta del 300 SLR Uhlenhaut Coupé nos brinda una oportunidad única de fortalecer nuestro compromiso con un proyecto de largo término que es una de nuestras banderas. Estableceremos el programa de enseñanza global “Fondo Mercedes-Benz” para apoyar a jóvenes en sus estudios, compromisos y acciones para un futuro más sustentable. Estamos convencidos que el acceso a la educación en estas áreas será crucial para hallar los grandes desafíos de nuestro tiempo y contribuir a una mayor estabilidad, prosperidad y cohesión social”.

Los beneficios de la subasta del 300 SLR Uhlenhaut Coupé sirven como el capital para sembrar la iniciativa global. Mercedes-Benz está comprometida con invertir recursos adicionales en los años por venir. El “Fondo Mercedes-Benz” se dividirá en dos subcategorías: la orientada a estudiantes terciarios en pos de conectar, educar y alentarles a realizar y conducir investigaciones sobre proyectos en ciencias ambientales; y, por otra parte, la dirigida a alumnas y alumnos de escuelas que propongan proyectos ambientales en sus comunidades. Los fondos del programa serán dirigidos a individuos que de otra manera no tengan acceso a las necesidades financieras para sus proyectos y para desandar su camino en la educación.

La venta del 300 SLR Uhlenhaut Coupé tuvo lugar el 5 de mayo en una subasta organizada en el Museo Mercedes-Benz en cooperación con la casa de subastas RM Sothebys. Entre el público invitado sobresalían clientes y clientas de la marca y coleccionistas internacionales de autos y de arte, que comparten los valores corporativos de Mercedes-Benz. El 300 SLR Uhlenhaut vendido formaba parte de la colección de Mercedes-Benz Classic, conformada por más de 1.100 vehículos, desde la invención del automóvil en 1886 hasta nuestros días.

“Estamos orgullosos en poder contribuir con nuestra colección histórica a esta iniciativa que conecta el pasado con el futuro de la ingeniería y las tecnologías para la descarbonización del planeta”, declaró Marcus Breitschwerdt, a la cabeza de Mercedes-Benz Heritage. “El comprador privado acordó que el 300 SLR Uhlenhaut Coupé podrá ser apreciado en exhibiciones públicas en ocasiones especiales, mientras el segundo de los 300 SLR Coupé originales se mantiene en propiedad de la compañía y continuará en exhibición en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart”.Rudolf Uhlenhaut ingresó en las dependencias de competición de Mercedes-Benz en la década de los años 30 y los éxitos de las “Flechas de Plata”, en la segunda mitad de aquella década, llevaron su impronta. Además de su notable conocimiento técnico, el ingeniero nacido en Inglaterra, de madre británica y padre alemán, era un eximio conductor que entendía el comportamiento de sus desarrollos al volante de sus autos y los mejoraba en las pistas (o autopistas). El “Piloto Ingeniero”, como se lo conocía también, fue el padre del Mercedes 300 SL, de los SLR y de los W 196 de Fórmula 1 y Sport que dominaron la escena de competición en la época.

Circula una anécdota de que Juan Manuel Fangio, por entonces victorioso piloto de Mercedes-Benz, le presentó a Uhlenhaut sus quejas durante un almuerzo, pues no estaba satisfecho con la puesta a punto de su auto. El ingeniero se levantó de la mesa, y en saco y corbata se subió al bólido para completar una vuelta al “Infierno Verde” de Nürburgring tres segundos por debajo del tiempo marcado por “El Chueco”. “Fangio necesita seguir practicando”, fue su comentario cuando bajó del auto.

La Coupé Uhlenhaut fue el último desarrollo sobre el W 196, ideado para participar en la Carrera Panamericana y otras grandes pruebas ruteras y truncada su misión por el retiro de Mercedes-Benz de las carreras luego de la tragedia de Le Mans de 1955. Un bólido sobre un chasis reticulado con un peso de 998 kilogramos, con un motor de 8 cilindros en línea ubicado por detrás del eje anterior, con caja de 5 velocidades, una carrocería aerodinámica en Elektron y alrededor de 300 caballos a disposición.Los dos prototipos realizados fueron conocidos internamente por “El Rojo” y “El Azul”, por los colores de sus interiores, aunque también presentaban pequeñas diferencias como las bocas de cargas de combustible. En conjunto y siempre en propiedad de Mercedes se convirtieron en “los autos de carrera más rápidos del mundo que nunca corrieron una carrera”. Pero aún así tampoco tuvieron descanso. Uno de los ejemplares fue muy utilizado incluso por el propio Uhlenhaut, quien lo aprovechó para sacar a dar una vuelta a diferentes personalidades (incluyendo al Duque de Kent) o como vehículo de uso personal. También se cuenta que alguna vez consiguió unir Stuttgart con Munich, distantes 220 km entre sí, en menos de una hora en ruta abierta.

Las circunstancias especiales detrás de su creación, su diseño único y su innovadora tecnología han dotado al 300 SLR Uhlenhaut Coupé con un alto nivel de mística que perdura al día de hoy. El diseño del 300 SLR Uhlenhaut estableció parámetros que lo colocan como uno de los íconos entre los autos más significativos de la historia, y ahora también ostenta el rótulo de “el auto más caro de la historia”.

Fotos: Prensa Mercedes-Benz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense