Los nombres de los vientos son sinónimo de buena suerte para Maserati: en California, el Mistral Spider de 1965 de George y Bobbie Andreini ha ganado el "Best of Show"...