Siguiendo con estos asuntos eleccionarios, en el Viejo Mundo se votan los premios a todo aquello que celebre lo bueno y lo viejo, valga la redundancia, cuando hablamos...