Un viaje épico para honrar los 100 años de la Bugatti Type 35

23/May/2024

Para celebrar el centenario del automóvil más emblemático de Bugatti, la Tipo 35, el Bugatti Club France organizó una gira desde Molsheim, la ciudad natal de la marca, hasta Lyon, donde el legendario automóvil de carreras hizo su debut en el Gran Premio de Lyon de 1924. Para iniciar este viaje, Bugatti invitó a los participantes del recorrido a sus instalaciones en Molsheim, donde en 1909 comenzó la historia de Bugatti. Entusiastas de todo el mundo se reunieron en la histórica ciudad francesa para vivir una experiencia única en la vida que conmemora un siglo de excelencia automotriz.

Presentada en 1924, liviana, potente y perfectamente equilibrada, la Bugatti Type 35 logró una hazaña increíble: asegurarse más de 2.500 victorias en carreras a lo largo de su relativamente corta vida deportiva, un logro notable que hoy es único en los anales de la historia del automovilismo.Maravilla de diseño de vanguardia e ingeniería pionera, la Tipo 35 encarna el espíritu de alto rendimiento, artesanía exquisita e innovación de Bugatti. Cinco Type 35 participaron en el Gran Premio de Lyon de 1924, anunciando una nueva era en las carreras de autos y marcando una tendencia en la que velocidad, agilidad y elegancia convergían a la perfección. Organizado por el Automobile Club de France a lo largo de 35 vueltas de un circuito de 23,1 km, el Gran Premio de Lyon de 1924 quedará para siempre entrelazado con la histórica herencia de Bugatti. Ettore mantuvo en reserva un sexto Tipo 35, el prototipo original. Aquella carrera sirviò para poner a prueba a las Type 35 y mostrar la estupenda base con que contaban pero también cuanto debían evolucionar aún porque los bólidos con motores equipados con compresor se mostraron mucho más veloces. Con fuerte presencia de los equipos de Delage, Sunbeam, Fiat y Alfa Romeo, fue finalmente Giuseppe Campari a bordo de un Alfa P2 quien se alzó con la victoria aquel 3 de agosto de 1924.

Para rendir homenaje a un aniversario tan trascendental, el Bugatti Club France organizó un evento especial que comenzó en Molsheim el 13 de mayo y concluyó en Lyon el 20 de mayo. Christophe Piochon, presidente de Bugatti Automobiles, dio la bienvenida alrededor del castillo Saint Jean, a los invitados y a sus exquisitos 49 autos clásicos, incluidos 23 ejemplares de la Tipo 35, entre ellos uno de los cinco autos que corrieron en 1924, y 12 modelos históricos adicionales de Bugatti Grand Prix que comprenden varias Type 37 (4 cilindros) y 51 (8 cilindros y doble árbol).

Después de contemplar las maravillas del Château Saint Jean y disfrutar de un excelente desayuno, asegurándose de tener energía, inspiración y preparación para el camino que tenían por delante, los invitados se embarcaron en una aventura de 1.000 km hasta Lyon, recorriendo exactamente el viaje que solían hacer las Bugatti Type 35 en su época.En Mulhouse, los invitados tuvieron la oportunidad de explorar el impresionante Musée National de l’Automobile, un tesoro escondido de la historia del automóvil donde reside una de las colecciones de obras maestras de Bugatti más grandes del mundo. Aquí tienen su hogar más de 600 creaciones automotrices revolucionarias y emblemáticas, incluidos más de 100 de los modelos más aclamados de Bugatti, cada uno de ellos adquirido minuciosamente por los hermanos Schlumpf durante un período de tres décadas. Desde la Bugatti Type 28 hasta la Bugatti Royale concebida en 1930, cada automóvil es seleccionado cuidadosamente por su importancia histórica y sus impresionantes proporciones.

Después de haber quedado encantados con las obras maestras en el Musée National de l’Automobile, el recorrido se dirigió a Malbuisson para disfrutar de la belleza del lago Saint-Point, donde la magnífica calma de las aguas marcaron la pauta para la noche.

Este viaje, lleno de simbolismos para todos sus protagonistas, recorrió desde las montañas de los Vosgos hasta la meseta de Lyon, a merced de los elementos. Desde el sol que calienta los cueros de las camperas hasta la lluvia helada que desafía a las tripulaciones, cada participante emergió de esta experiencia como un gladiador victorioso en la arena. Es difícil imaginarse conduciendo tales máquinas bajo la lluvia torrencial, con sólo la banda sonora del agua golpeando la carrocería y las tradicionales gafas que permiten a las tripulaciones ver sólo unas pocas decenas de metros por delante. Sin embargo, como pudieron comprobar los participantes, la experiencia les dejó más vivos que nunca, habiendo conquistado los elementos al volante de sus purasangres.En el tercer y último tramo, el viaje llevó a los invitados a las puertas de Lyon, donde el recorrido se unió a las celebraciones del Gran Premio de Lyon de 1924, que reunió a 120 autos de preguerra y 50 automóviles Bugatti, organizado por la Asociación Amis du Vieux Brignais en colaboración con el 3A- Amateurs d’Automobiles Anciennes Club y la Association Forezienne d’Amateurs d’Automobiles de Collection. Una velada de gala gastronómica marcó el final de esta semana excepcional, llena de emoción y pasión.

El recorrido finalizó con un cautivante manejo por los Monts du Lyonnais, brindando a los visitantes una última oportunidad de aprovechar al máximo sus emblemáticos autos de carreras y la experiencia de conducción seleccionada. Con la excepcional belleza natural francesa como telón de fondo, los pasos de montaña y los caminos desafiantes fueron un final apropiado para un viaje mágico que comenzó en la casa de Bugatti en Molsheim.

«Estamos encantados de haber reunido a entusiastas de Bugatti de todo el mundo, que viajaron desde nueve países, para celebrar el hito histórico del Bugatti Type 35», comentó Olivier Bohin, organizador de la gira y miembro del Club Bugatti Francia. “Para nosotros haber podido iniciar nuestro evento en Molsheim, donde comenzó la aventura de Ettore, fue simplemente la manera perfecta de darle marcha a esta experiencia. Conectar el pasado con el presente es un valor intrínsecamente importante tanto para la marca Bugatti como para el Club Bugatti France, permitiendo a nuestros huéspedes sentir la conexión y experimentar momentos emocionales que durarán toda la vida”, concluyó.

Fotos: Prensa Bugatti y Biblioteca Nacional de FranciaVadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

Bugatti y su lustro dominando la Targa Florio

Bon Voyage: el viaje de las Bugatti de Schlumpf de regreso a Francia

MÁS ARTÍCULOS…

¿Te gusta VadeRetro?

Invitame un café en cafecito.app

Invitame un café en PayPal

SE DICE DE MI…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense