Sólo una copia

Sólo una copia

Don Piero Rivolta, dueño de la famosa firma italiana de supercars, pero que en realidad los billetes los hizo vendiendo la licencia de su archiconocida «Isetta» a los bávaros, se propuso a principios de los setenta entrar en el selecto grupo de los autos deportivos de...