El Alfa Romeo 6 cumple 45 años

26/May/2024

Las berlinas de alta gama son uno de los segmentos esenciales en la historia de Alfa Romeo. Sin embargo, durante casi toda la década de los años 70, la firma del “Biscione” no contó con un representante en esta categoría, algún sucesor del Alfa Romeo 2600 de la década de los años 60. Hubo muchos factores detrás de esta ausencia: el principal de ellos fue la crisis del petróleo que, desde 1973, hizo que los esfuerzos de la marca se centraran en automóviles compactos y de bajo consumo. El «Progetto 119», que daría lugar al Alfa Romeo 6, tuvo que esperar hasta 1979 para ver la luz, aunque muchas de sus innovaciones mecánicas y estructurales se habían estrenado en el Alfetta siete años antes.

Sin embargo, el Alfa Romeo 6 hizo que tantos años de paciencia tuvieran alguna recompensa. Con 12.070 unidades producidas entre 1979 y 1985, esta berlina de representación marcó una época por su motor V6 de 2,5 litros de cilindrada, desarrollado por el ingeniero Giuseppe Busso. Con gran parte de sus componentes realizados en aleación ligera, contaba con dos árboles de levas a la cabeza accionados por correa y estaba alimentado por nada menos que seis carburadores Dell’Orto. Con una potencia máxima de 156 CV a 5.600 rpm y un par motor de 224 Nm a 4.000 rpm, este block formó parte, con mejoras y novedades a lo largo de los años, de las motorizaciones de varios modelos de Alfa Romeo hasta nada menos que 2006. El Cx de 0,41 del Alfa 6 le permitía alcanzar los 220 km/h.

Este buque insignia de Alfa se destacó por su confort, su agrado de conducción y su adherencia en ruta. Su comportamiento era excelente, con el toque dinámico que caracteriza a todos los vehículos del “Biscione”. Era un automóvil de altas prestaciones con un equipamiento y terminaciones lujosas para la época, aunque para abaratar costos de desarrollo y producción echaba mano de varios componentes del Alfetta, la berlina mediana de la marca.Fue el primer Alfa Romeo con dirección asistida y también un referente por la ergonomía de su puesto de conducción. Todos los mandos estaban situados al alcance de mano y su instrumental, que incluía un reóstato para controlar la intensidad de la luz, era muy completo. Tanto el asiento, regulable eléctricamente, como el volante podían variar su altura en 5 cm. Las puertas traseras contaban con sistemas de seguridad infantil y equipaba cierre centralizado. Contaba con sistema de climatización eficaz y sencillo de utilizar, además de un termostato.

El habitáculo era robusto y seguro, pensado para alojar con comodidad a 4 pasajeros. Llama la atención su superficie vidriada de 2,84 m², inmensa para su época, que ofrecía una visión del 92% del contorno del vehículo, proporcionando, además una gran luminosidad.El mayor restyling de este modelo llegaría en 1983, en los que sus característicos faros redondos darían paso a dos grupos ópticos cuadrados y un amplio paragolpes de plástico más del gusto de la época. Bajo el capot se incorporaron nuevos motores: el V6 de 2,5 litros pasó a ser alimentado por inyección, se estrenaba un 2.0 V6 de 130 CV para el mercado italiano, que castigaba impositivamente a los motores de más de 2.000 cc, y también comenzó a ofrecerse un 2.5 turbodiesel que erogaba 103 CV.

En parte, el Alfa Romeo 90 que utilizaba la plataforma del Giulietta y los motores del Alfa 6 se ocupó de empezar su sucesión a mediados de los años 80, pero un nuevo concepto de auto de lujo, mucho más moderno y agraciado, llegaría en 1987 para tomar la posta del Alfa 6 como modelo tope de la marca milanesa: el 164.

Fotos: Prensa Alfa RomeoVadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

1.178 días, 1.178 clásicos

Ménage à trois

MÁS ARTÍCULOS…

¿Te gusta VadeRetro?

Invitame un café en cafecito.app

Invitame un café en PayPal

SE DICE DE MI…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense