Un Thomas 1902, premio FIVA en Pebble Beach

vadeRetro
1240489_1902 Thomas Model No. 17 pic 1
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1240490_1902 Thomas Model No. 17 pic 2

En el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, el pasado 21 de agosto de 2016, FIVA (Fédération Internationale des Véhicules Anciens) premió con el trofeo de preservación a un automóvil Thomas modelo nº 17 del año 1902, cuya propiedad comparten Kirk Bewley y Stewart Laidlaw.

El premio de preservación de FIVA reconoce al vehículo que conserva la mayor parte de sus componentes, materiales y terminaciones originales y por lo tanto es portador de un bagaje cultural muy importante. Los premios del 2016 hacen parte del Año del Patrimonio Automovilístico Mundial, celebrado bajo el padrinazgo de la UNESCO.

Para retrotraernos a los orígenes de este auto y esta marca, debemos recordar que en 1902 la E.R. Thomas Motor Company adquirió los bienes de Buffalo Automobile y Auto-Bi Company y comenzó a producir el Thomas Modelo nº 17 con un motor monocilíndrico de 8 caballos. Al año siguiente presentó el más potente Modelo nº 18, propulsado por un tres cilindros de 24 caballos, modelo que también le daría a la marca buena reputación por sus prestaciones y confiabilidad. La compañía ganó mayor fama internacional cuando un equipo americano consiguió la victoria en la competencia New York-París de 1908 con un Thomas Flyer construido1907. La compañía continuaría su aventura industrial produciendo automóviles hasta el año 1919.

“Se cree que este Thomas 1902 es el ejemplar completo más antiguo que sobrevive de la marca” explicó su copropietario Stewart Laidlaw. “Muchos años atrás fue adquirido por el Wells Museum de Maine, completando su colección de automóviles, y se conservó allí por más de 60 años”. Aunque la historia anterior aun se desconoce, se cree que este automóvil residió en Maine desde nuevo, con un único propietario anterior a Wells.

Stewart Laidlaw ha estado coleccionando y vendiendo autos de la era de bronce por más de 50 años. “tengo un afecto profundo por los autos originales” dice. “Este es el más original de los autos de esta época que vi jamás”. A lo largo de la última década, los autos presentados por Laidlow en Pebble Beach han ganado un récord de cinco premios de preservación FIVA. El copropietario, Kirk Bewley es amigo suyo de toda la vida y ambos son miembros del Horseless Carriage Club of America.

1240489_1902 Thomas Model No. 17 pic 1

Profundizando sobre el Thomas 1902, Laidlaw remarcó: “cuando recibimos el auto removimos el barniz en los guardabarros para que quedara a la vista el japón original (pintura negra). Un punto espectacular es que las tiras de cuero de los asientos traseros todavía son las originales, un ítem que rarísima vez se conserva por el desgaste de su uso. La carrocería de madera mantiene su pintura gris original, un color conocido como “London Smoke”, decorado con filetes hechos con pan de oro. El fileteado de los elásticos de suspensión es muy interesante, pues allí se repite la utilización de la letra T, por la inicial de la marca”.

Al momento de explicar cómo un auto de esta antigüedad puede estar tan increíblemente preservado, Laidlaw explicó: “En aquella época propietarios adinerados enviaban autos nuevos a sus casas de veraneo en Maine (estado que hace parte de Nueva Inglaterra, punto extremo nororiental de Estados Unidos). Los autos sólo eran usados unos pocos meses al año y se mantenían a buen resguardo en caballerizas cerradas durante la temporada baja. Durante aquella primera parte del siglo pasado la tecnología cambiaba a buen ritmo y estos propietarios compraban las novedades más recientes pero conservaban sus antiguos automóviles. Esto también habría sucedido con el Thomas”.

Cuando llegó el turno de presentar el premio en Pebble Beach, Mark Gessler, vicepresidente de FIVA y presidente de HVA (representante de FIVA en Estados Unidos y Canadá), comentó: “18 años atrás, en 1998, se estableció el primer premio de Preservación de FIVA en el Concurso de Pebble Beach, con el ánimo de ayudar a difundir la importancia de los vehículos sin restaurar y generar conciencia sobre su trascendencia histórica. Este increíblemente preservado automóvil Thomas es un inmejorable ejemplo de un auto que recibió respeto y los cuidados necesarios por más de 100 años”.

Este fin de semana habrá un nuevo premio de preservación que FIVA otorgará en el evento Chantilly Arts & Elegance, en Francia, y en octubre sucederá algo similar durante la celebración de Autoclásica, en Buenos Aires. Anteriormente FIVA en el Año del Patrimonio Automovilístico Mundial premió a autos como un Cord L29 en Amelia Island y un CD Peugeot en Le Mans Classic.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*

1963

  Entre tanto renegar con los miserables de Dattatec, y sus injustificables... Seguir Leyendo >>

escanear00031-350x392

Sociedad exitista como pocas, el suceso del varón occidental pasa por poseer la mayor... Seguir Leyendo >>