1.225 días, 1.225 clásicos

Diego Speratti
Hillman slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_9674

Sábado de feria en el balneario de Parque del Plata, en Canelones, con el clima eleccionario palpable por un puesto del Frente Amplio y este auto embanderado con el estandarte del Partido Nacional. El último fin de semana de septiembre se harán las postergadas elecciones que van a determinar a los próximas autoridades de Montevideo y los 18 departamentos restantes del Uruguay (intendentes y ediles) y de todos los municipios (alcaldes y concejales).

El “móvil blanco” no es otra cosa que uno de los vehículos más difundidos de la inmediata posguerra en el Uruguay, producto del grupo Rootes británico, que arribó a este lado del Río de la Plata en forma de comerciales (pick ups, y furgones de pasajeros y de carga comercializados bajo la marca Commer) o automóviles, vendidos bajo la marca Hillman y el modelo Minx.

IMG_9653

Estos Minx, que reemplazaron a los de preguerra y a los de la inmediata posguerra que se mantuvieron prácticamente inalterados, aparecieron en 1948, ofreciéndose inicialmente en la popular carrocería cuatro puertas, convertible de dos puertas (alguno llegó a Uruguay) y familiar. Y con las evoluciones mecánicas y estéticas, a partir de 1953 se agregó al catálogo el Californian, que era una nueva carrocería de un automóvil tipo Hard Top Coupé, sin parante central y con una llamativa resolución en la caída del parante C y la luneta dividida en tres partes, además del usual techo pintado en distinto tono al resto de la carrocería.

Los Minx Californian se vendieron en buen número en Uruguay. Todavía se pueden ver asiduamente en desarmaderos y, en el mejor de los casos andando, como este de Parque del Plata (con su volante nacarado, su colorida lona playera o el pegotín de CAdeAA) o los que mostramos dando la vuelta por las calles de Colonia en noviembre de 2015 y otro aún antes, en septiembre de 2011.

Fotos: Diego Speratti

IMG_9657

IMG_9638

IMG_9633

IMG_9660

IMG_9640

IMG_9687

IMG_9694

IMG_9642

IMG_9681

IMG_9692

IMG_9670

IMG_9647

IMG_9680

IMG_9641

IMG_9684

IMG_9643

IMG_9626

IMG_9655

4 Comentarios, RSS

  1. Diego Pescadere @

    El Hillman Minx no solamente fue de los autos mas vendidos en Uruguay en los ’50 sino que inclusive el lunfardo incorporó en Uruguay el término Hillman como sinónimo de gil: “Mi jefe es tremendo Hillman “, “Esa mina con terrible Hillman”, etc. El Minx debe ser uno de los coches con mejor vejez ya que siguen circulando muchos que se usan en forma cotidiana. En este momento en Mercado Libre Uruguay hay cinco Hillman Minx a la venta: un sedán de uso diario y una Californian Coupe tambien de uso diario, un Californian Coupe restaurado en impecable estado, un Californian Roadster restaurado y un Californian Roadster “project car”. El que no los compra es un Hillman

    • Diego Speratti @

      Don Diego, gracias por participar.

      Coincido en lo de la buena vejez de los Hillman y Commer, reflejado en vadeRetro en todos los ejemplares aparecidos en la sección un día, un clásico.

      No soy un especialista en el asunto, pero las versiones descapotables son Convertibles, no Roadster, y me parece que Californian era sólo la denominación de la Coupé Hard Top como la de las fotos. Si ve un convertible con las insignias de Californian me temo que están confesando que abusaron de la amoladora…

  2. Juse del Castillo @

    Acepto que haya sido un auto noble como tantos autos ingleses de la época, pero no recuerdo algún otro que sea tan “desangelado”, y encima con bandas blancas, peor todavía. Y que me perdone Don Pescadere, pero es lo que siento.

  3. Diego Pescadere @

    Es muy cierto, los Californian son sólo los coupe y los descapotables son Convertibles no roadster. Coincido también en que es una auto sin gracia. Aunque para ser justos hay que admitir que muchos autos ingleses económicos de los 50 y los 60 son bastante papa hervida sin sal. Cuando me refería a buena vejez no era un criterio estético sino de durabilidad. Muchos de los que siguen circulando se conservan bastante originales inclusive el que aparece en esta nota.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*