100 Millas Históricas: todo pasa, todo vuelve

10/May/2022

Esta aparente normalidad nos permite volver a disfrutar de eventos que marcan los hitos de cada temporada para todos quienes disfrutamos de los autos clásicos y las propuestas que nos convocan alrededor de ellos. Las 100 Millas Históricas y el Rally de las Princesas son las dos caras más conocidas del activísimo calendario del Club de Autos Antiguos y Clásicos de Entre Ríos (CAACER), y como todo lo que la pandemia tocó, obligó a alterar y directamente suspender las ediciones más recientes.

El último de los actos de las 100 Millas Históricas de Paraná se había celebrado en 2019, así que para su regreso en 2022 organizadores y participantes habían depositado grandes expectativas, cumplidas por cierto una vez que todo terminó. Todo comenzó el pasado viernes 6 de mayo con las inscripciones y una prueba competitiva diferente a lo habitual. La comisión directiva del club y los encargados de fiscalizar la competencia de regularidad (Omega) propusieron una prueba de pisada de “gomitas” en un circuito de unos 400 metros que giraba alrededor de rotondas, calles y “cul de sacs” del entorno al Monumento a Justo José de Urquiza, en el mismo Parque Urquiza de la ciudad de Paraná. Esta propuesta ocupó el lugar que habitualmente lleva a los participantes hasta el autódromo de Paraná para diversas pruebas tipo Endurance y generó el curioso hecho que esta edición de las 100 Millas mezcló pruebas de regularidad con los dos sistemas más utilizados: el de presóstatos y el de regularidad por velocímetro/cuentavueltas usado en el recorrido del sábado.La propuesta del viernes por la tarde sedujo a buena parte de las tripulaciones inscriptas, ya que 52 de los algo más de 60 autos anotados en el rally dieron el presente, que por otra parte, desde aquel momento mostró una llamativa racha de desperfectos mecánicos en el parque de máquinas participantes. Una vez procesados los datos de las cinco gomitas que se debían pisar, resultó el Chevrolet Camaro convertible de 1968 de Ezequiel Toia y Rosina Lavatelli el de más baja penalización y el ganador de la general, de categoría única en este caso.

Este Camaro fue uno de los tantos buenos autos que tuvo el rally, de muy estupendo nivel general, gracias en parte a la diversidad de orígenes y gustos de sus propietarios y a la permanente movilidad del parque que orbita en la fábrica de Pur Sang, con vehículos que son recibidos como parte de pago de las recreaciones que se construyen allí. A través de los años, buena parte de ellos encontraron hogar definitivo en los garages de socios del CAACER.Entre lo más destacado para VadeRetro estuvieron el Jaguar XK 120 FHC, un par de Austin-Healey 100, un trío de Triumph TR3 entre los representantes de origen británico; una coupé Lancia Flaminia Touring, un Fiat Dino Coupé y convertibles del 124 y 1500, junto a Alfa Romeo GT Junior y Duetto o la Cisitalia Abarth Scorpione entre los italianos; el orondo Simca Aronde convertible francés; un ejército de BMW y Mercedes-Benz, comenzando por un 190 SL, defendiendo la bandera germana; Mustang de diversas épocas, un par de Corvette (1967 convertible y 1975) un Buick 1950, un Pontiac StarChief 1958 y dos coupés Ford V8 acompañando al Camaro entre los de las barras y las estrellas.

Quedaban como actividades finales de la primera jornada una exhibición de los automóviles en la parte baja del Parque Urquiza, en la costanera frente al río y, allí mismo, un cocktail de bienvenida en una noche de clima perfecto en la terraza del restaurante Gambrinus.

Los 160 kilómetros aprox. que dan nombre al rally se planearon para el sábado con un recorrido cumplido en buena parte en modo velocidad controlada y que saliendo nuevamente desde el Monumento a Urquiza de Paraná con destino a la campaña entrerriana, llevó al nutrido grupo a atravesar en la primera etapa matinal los pueblos de Oro Verde, Villa Fontana, Luis Etchevehere, General Racedo, la ciudad de Crespo, Libertador San Martín y finalmente Diamante, en camino al final de etapa en el Parque Nacional Pre Delta.La parada gastronómica se realizó en el Paraje La Jaula del PN Pre Delta, así llamado porque inicia allí el Delta del río Paraná que luego se extiende por más de 300 km hacia el sur. Es el lugar elegido para fijar residencia por carpinchos, coipos, lobitos de mar, yacarés, lagartos, culebras y tortugas, la ictiofauna característica de esa altura del río y entre las aves más representativas que habitan la zona encontramos las garzas, caraúes, chalchaleros, jacanas, al Juan Chiviro, al Martín Pescador o al Chajá. Algunas de esas especies se dejaron ver durante el almuerzo a la vera de los arroyos que rodean a las islas que conforman el Parque Nacional.

Por la tarde, la segunda etapa de regularidad inició en Diamante y volvió a desandar la ruta 131 en sentido inverso, hacia Crespo, para luego continuar en dirección noreste hasta Seguí y a partir de allí torcer el rumbo hacia Paraná, donde todo concluyó con cena y entrega de premios en el Club Náutico local.

Allí nos enteramos que la tripulación ganadora del rally fue la misma de la última edición realizada, allá por 2019. Lucio Figueroa y Verónica Domínguez habían ganado aquella vez a bordo de un Chrysler Roadster de 1934 y ahora lo hicieron a bordo del enorme Pontiac 1958 facilitado por otro socio del CAACER luego de los problemas mecánicos que los a la postre vencedores tuvieron en otros dos automóviles que utilizaron para las actividades del viernes. Los escoltaron en la clasificación general Daniel y Fanny Villagra (hijo e hija de Tony, el buen samaritano de las 100 Millas que asistió a todo el mundo en ruta), quienes participaron a bordo de un JVA-Porsche 550. La tercera posición de la Clasificación General fue ocupada por Eduardo Bancora y Edgardo Francovich, quienes completaron el recorrido en un Mini.

Analizando la lista de inscriptos merece destacarse la variedad de orígenes de quienes participaron. Además de Paraná, los hubo venidos de otras ciudades entrerrianas, de la ciudad de Santa Fe y de otras localidades en tierras santefesinas, de Córdoba, de Buenos Aires y CABA, y fue especialmente numerosa y festejada la presencia de más de una docena de automóviles llegados desde Rosario. Parejas, matrimonios, amigos y amigas, padres y madres, hijos e hijas; la diversidad de las tripulaciones participantes da una pauta del buen ambiente reinante, con la permanente invitación a la socialización y la diversión que caracterizan a las 100 Millas y a todos los eventos del CAACER.

Fotos: Diego Speratti

Agradecemos al CAACER la invitación a cubrir las 100 Millas Históricas 2022VadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

Paseo a Crespo 2022: celebrando con los clásicos del CAACER

Salón de Paraná 2017: con el sello de CAACER 

2 Comentarios

  1. Muy buena las fotos
    Si tienen alguna de Peugeot 207 CCcabriolet agradeceremos nos las envíen!!
    Muchas gracias

    Responder
  2. que buenos autos están entrando!!! Me alegro que muchos estén todavía trayendo autos clásicos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense