Al Colón en los 85 años del TC

3/Ago/2022

Como nos tiene acostumbrados, la ACTC organiza distintos festejos en los grandes aniversarios de la categoría más popular del automovilismo argentino y una de las más longevas del mundo.

Este fin de semana estará corriendo la carrera de aniversario con una gran prueba llamada “Desafío de las Estrellas” en el circuito de Villicum, en la provincia San Juan, pero antes y como parte de los festejos por los 85 años, una caravana de ejemplares históricos del TC (réplicas y originales) acompañaron las competencias más recientes de la categoría, desfilando en pista o en las ciudades que recibieron últimamente sus pruebas.

Los festejos en Buenos Aires, la ciudad que vio nacer a la categoría, se repartieron entre el domingo 31 de junio y el lunes 1º de agosto. En la noche del domingo, el museo rodante del TC, con autos que iban desde la recreación de la «cupecita» Ford V8 de Juan Gálvez al Ford Falcon del actual campeón Mariano Werner, salieron a rugir por la noche porteña y a rodar brevemente por un circuito que los vio circular entre el Teatro Colón y el vecino Obelisco, de ida y vuelta.A partir de allí, las emblemáticas máquinas que se propusieron representar los 85 años de historia del TC quedaron exhibidas en una especie de “Parque Cerrado” en la Plaza Vaticano y en la antesala de los que sería la Fiesta de Gala del Aniversario del TC en el Teatro Colón del lunes por la noche. En el programa puertas adentro del gran escenario operístico estuvieron aquella noche el cantante de tangos Raul Lavié y la cantante Soledad Pastorutti como número principal, mientras la invitación sugería el código de etiqueta de estricto traje negro para los hombres.

Cuando el lunes estaba atardeciendo, nos dimos una vuelta por la exhibición junto al Teatro Colón, una muestra que nos dejó sabor a muy poco, con los autos colocados detrás de vallas que los alojaban del entusiasmo popular, ordenados con poca gracia, sin ningún tipo de información de los bólidos expuestos, con iluminación y corrales que no maridaban con el entorno y con mucho personal de seguridad privada y policías por auto exhibido, recelosos de sus labores y uniformados en sus miradas torvas, en las antípodas de contagiar algo de la alegría que debería acompañar una fiesta y un festejo semejante.

“La Coloradita” de Bordeu, el “Trueno Naranja” de Pairetti, la “Liebre” de Manzano, el Falcon “Angostado” de Reutemann, la Dodge de Octavio Justo Suárez, la Chevy de Roberto Mouras, el Ford Falcon del “Pincho” Castellano y otros autos de pilotos que escribieron con letras doradas la historia de nuestro Turismo Carretera pasaron “fallando” por el centro de Buenos Aires.

Fotos: Diego Speratti

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense