Histories minimes de la Régie

22/May/2019

20190201_173351

Tanto meneo en torno al lenguaje inclusivo, más la evocación del «Loco» Houseman en el «Día del Futbolista» me sacaron del letargo de la convalecencia de las heridas causadas por un accidente doméstico.

Casualmente el loco de las medias bajas se llamaba René, nombre que es tal vez el paradigma de lo inclusivo o neutro, sin olvidar que el “femenino” se define por la doble “e”, como aprendimos por los años setenta cuando apareció la pionera tenista trans Renée Richards.

La hoy inclusiva Citroën tuvo también su René (Cotton) a cargo del equipo de rally en los años 60.

HISTORIAS MINIMAS

La ambigüedad del nombre le dio pie a Carlos Sorín para una de las “Historias Mínimas” del film del año 2002. Allí Javier Lombardo (único actor profesional del elenco) le ponía el cuerpo a un simpático viajante de comercio que recorría las tan mentadas rutas de la provincia de Santa Cruz a bordo de un interminable Renó (¿o René?) 12 Break, junto a un singular elenco de no actores, elegidos entre los pobladores de la zona.

http://www.youtube.com/watch?v=myc_ziTXI04

En fin, valga todo este prólogo para presentar algunos ejemplares sobrevivientes del longevo modelo de la Régie:

20190201_174234

20190201_173619

La del “Gen Nómade”(sin relación con el programa de turismo de aventura de la Televisión de Chile), se me cruzó un atardecer de enero en las playas del «Acapulco peruano», al comando de un joven émulo de Speratti bajando desde Colombia por la Panamericana Norte. El muchacho interrumpía su periplo y encaraba el retorno al terruño para reponerse de una ruptura amorosa, que confío que haya podido superar sin apelar al poco amable modo “mafia gitana”.

20190323_121626

El otro ejemplar del mismo color yace hace años por los confines de Villa del Parque, en la intersección de Álvarez y Álvarez (Jonte y Condarco) y a pocas cuadras del hospital…..¡Álvarez!, a la espera de algún alma caritativa que la haga renacer de sus cenizas.

20190518_162428

Noche sin luna

Completan el elenco una fatigada Break roja, que lejos de jubilarse, marcha todavía al servicio de un puestero de la feria del Parque Los Andes (nuestra Tristán Narvaja), bien acompañada por una berlina que conserva todavía su configuración primitiva, y la break verde que aparece en “Una noche sin luna”, la premiada coproducción argentino-uruguaya del año 2015, filmada entre Tancacha y Colonia Suiza. A despecho de su proverbial confiabilidad la break dejará tirado a un… «¡René! Lavand» de cabotaje, camino a su función en el club del imaginario pueblo de Malabrigo.

Fotos: Alejandro Tasso y capturas del film «Una Noche sin Luna»

20190201_173401

20190201_173140

20190201_173439

20190201_173814

20190323_121529

20190323_121816

20190323_121904

20190323_121847

20190323_121749

20190323_122005

20190323_121611

20190518_162407

20190518_162418

Panaderia

 

9 Comentarios

  1. Querido Alejandro,

    Tu nota es un néctar para mi corazón losangiste. La 12 Break fue, para mis (extrañas) convicciones utilitarias, el Zenith del diseño. Creo que la publicidad de la época promocionaba al Renault 12 berlina con el eslogan “El Diseño” y a la Break como “El Diseño..y todo lo que viene atrás”. Entre tantos eslóganes de prosa insulsa e impacto dudoso, ese para mi le daba en el blanco. Una familia podía viajar cómoda y en estilo desde Tapalque (Si, señores, la capital nacional de la torta negra!) hasta Cholila con todos sus bártulos sobre el techo protegidos de la lluvia por el “Thule Criollo” (Una lona) Creo que la TS con el motor 1300 fue realmente el nec plus ultra del utilitario con estilo. Raramente, en Francia no se ven mas R-12s fuera de los museos. Por alguna razón, en un país en que alguna gente autentica (y aun algunos fakes) van a trabajar en sus Renault 4L o en Citroen 2CV, los R12s desaparecieron completamente. Hay que ir hasta europa del este para encontrar Renault 12 pero son las copias fabricadas por Dacia quien las siguió fabricando hasta el año 2004. Por supuesto que mi comentario solo tiene tiene valor anecdótico y no estadístico.
    El motor Cleon-Fonte que equipaba la 12 era un “fierro” en el mejor sentido de la palabra: El Block era de fundición de hierro (Fonte en francés) y un clásico varillero. Renault en esa época optó por no utilizar el block de aluminio del R16 por razones de costo. También la suspensión trasera de eje rígido era una solución de compromiso ya en esa época, aunque el eje era los suficientemente liviano como para no resultar en zapateos incomodos. Renault no tenia ningún interés en introducir un auto premium en la categoría hasta 1300 cc. El auto premium en ese segmento era el Peugeot 304 y era mas caro que el R12. Cuando llegó el momento de potenciar al R12, la división Gordini produjo una pequeña serie que lo “preñó”, ahora si, con el motor de aluminio del R16 con Cámaras de combustión hemisféricas y otros pases de magia que aumentaron la potencia a 125 caballos. Ese motor, que yo sepa. no llegó a la argentina. Igual, ya para el 72 el R12 TS con el motor 1300 y algunas mejoras en carburación que le daban 64 caballos (no se si la versión Weber llegó a la argentina) era otra cosa. Recuerdo que un amigo tenia uno y para esa época el desempeño era muy bueno. Aunque ya competía con el fíat 128 cuya mecánica era mas avanzada.
    Gracies de nueve, queride Alejandre por este note tan inclusive!
Abrazes.

    Gringue Vieje

    Que caray paso con la pagina web? Alguien puede explicarme? Un día desapareció de mi computadora y de mi teléfono y no hubo forma de encontrarla. Trate de contactar a Sergio por email también sin suerte. Luego de una meses de búsquedas infructuosas y pasado el síndrome de abstinencia me resigne a la perdida de mi lectura favorita y del contacto con un montón de amigos, Y esta semana haciendo una búsqueda de un auto u otro se me aparecen y hasta con diseño nuevo. Como decía el Zorro: ‘los muertos que vos matais….gozan de buena salud”

    Responder
    • Gracias Gringo Viejo, un par de seguidores de VR encaramos la restauración del sitio. Digamos que volvió a andar, veremos si llega a estado de concurso. Mientras tanto podemos disfrutar de la prosa de Diego y todos los colaboradores que son quienes le dan vida a este espacio. Saludos!

      Responder
    • Gracias Don GV, o como dijo Monzòn: Pipì Cucù.

      Responder
  2. Quizás le esté buscando «el pelo al huevo» pero me permito disentir en lo de «Javier Lombardo (único actor profesional del elenco)». El elenco de «Historias Mínimas» también incluía a Enrique Otranro que tuvo participación en al menos nueve largometrajes y una profusa actividad teatral y televisiva-

    Responder
    • Como dijo Renè, touchè!!!
      Està usted en lo cierto, y mis disculpas para don Otranto…

      Responder
  3. Ni para repuestos, amigo…

    Responder
  4. Recuerdos y muchos de la berlina hermana a la de la foto, «amarillo trigal» (color pintado por Renault solo durante una semana), era agosto de 1973, fuí con mi viejo a retirarlo a la agencia «Donati Hnos», nos llevaron al entrepiso y había para elegir uno blanco, otro turquesa y salió el amarillo (épocas de 0km entrega inmediata).
    Quiso el destino que en semana santa de 1974, volviendo de MDQ x la 2, bajo una lluvia fuerte, un chevrolet 400 impaciente por salir de la caravana liderada por fiat 600 se mandara sin mirar….cuando mi viejo venía de frente, frenos bloqueados, aquaplaning en la huella de los camiones…piña. A mi viejo lo salva el cinturón de seguridad, brazo izquierdo y dos costillas fracturadas; el «Bebe» Vilar que venía atrás salió con un brazo fracturado….el ingeniero checo que los acompañaba no tuvo suerte.
    Ese Renault 12 (compañia de seguro por medio) fue literalmente reconstruido en los talleres de Renault de Fray J. S.M. de Oro, volviendo a rodar a inicios de 1975 («rodrigazo» mediante que entre otras cosas paralizó a la industria automotriz). Recuerdos…………

    Responder
  5. Richetti, espero sus comentarios sobre estas renoletas que deberían ir a compactación inmediata

    Responder
  6. se ve difícil, por mas caritativa que sea el alma, que alguien ponga la torta de guita y el cariño necesario para recuperar esa otra alma de acero (o lo que queda del mismo). Muy fanático del modelo y enamorado de dicha unidad hay que estar para gastar lo que, ni por asomo,pueda valer la pobre. Para alguno que esté restaurando una un poco menos detonada, pude llegar a negociar algún órgano sobreviviente, por el resto, la veo mas cerca de que algún vecino, cansado de verla cansada, llame a la autoridad pertinente para su eutanasia

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense