Lalique se queda para siempre en el National Motor Museum

20/Jun/2022

El National Motor Museum Trust ha adquirido una impresionante colección de 28 exquisitas mascotas de automóviles de vidrio Lalique con el generoso apoyo de subvenciones de Art Fund, National Heritage Memorial Fund, Arts Council England/V&A Purchase Grant Fund y un donante privado.

De esta manera se convierte en la primera colección pública de mascotas de radiador de Lalique en el mundo y el museo de Beaulieu es el único donde los visitantes ahora pueden ver una exhibición tan importante de mascotas de Lalique fuera de la existente en Japón.

La colección fue cedida anteriormente en calidad de préstamo por su propietario privado como una de las atracción de la muestra “The Luxury of Motoring” del National Motor Museum, en la cual los visitantes de Beaulieu aún pueden ver la exhibición de mascotas iluminadas.Subvenciones de 83.500 libras esterlinas (algo más de 105.000 dólares) cada una de Art Fund y National Heritage Memorial Fund, junto con 40.000 libras esterlinas (50.500 dólares) del Arts Council England/V&A Purchase Grant Fund y 5.000 libras esterlinas (6.300 dólares) de un donante privado, han asegurado su futuro a largo plazo como una de las “joyas de la corona” de la colección a cargo del National Motor Museum Trust.

La curadora Gail Stewart-Bye declaró: “Estamos encantados de haber asegurado la colección de mascotas de Lalique para el National Motor Museum, donde todos nuestros visitantes pueden disfrutarla. Estamos muy agradecidos con quienes hicieron posible esta adquisición, así como con el propietario de la colección que nos dio tiempo para recaudar los fondos para su compra definitiva. Estas importantes mascotas nos permiten llevar la historia del automóvil en una dirección que muestra a nuestros visitantes la diversidad, sorpresa y esplendor de nuestras colecciones. Permanecerán en exhibición en la galería The Luxury of Motoring” y continuaremos interactuando con el público a través de una variedad de programas centrados en el arte y el diseño del automóvil”.

El presidente del National Heritage Memorial Fund, el Dr. Simon Thurley, comentó a su vez: “Nos complace apoyar al National Motor Museum con una subvención de 83.500 libras para garantizar que este raro conjunto de mascotas de Lalique se una a su colección permanente y continue en exhibición pública. Las mascotas de los automóviles no sólo son ejemplos exquisitos del trabajo en vidrio de Lalique, sino también un símbolo importante de nuestra herencia automotriz de principios del siglo XX”.Como aficionado a la pesca, el propietario privado comenzó su extraordinaria colección Lalique con el pez perca de cristal, lo que dio inicio a una búsqueda de seis años para encontrar otros ejemplares de mascotas verdaderas y perfectas. Desde las delicadas alas veteadas de una libélula que irradian luz hasta la mascota del halcón más cordial con su cuello grueso y cónico que se ajusta perfectamente a la montura, la colección incluye animales majestuosos y formas humanas que llevan el arte a la vida cotidiana.

El impresionante trabajo del maestro vidriero René Lalique representa una era en la que las mascotas de radiador eran el máximo lujo, capturando la gracia y el poder de los automóviles que adornaban. La colección incluye una montura Breves original, que permite que la luz brille a través de ellos, y el público visitante puede apreciar toda su belleza presionando un botón para iluminar la exhibición de estrellas de libélula.Lalique nació en Francia en 1860 y, a la edad de 12 años, ya ganaba premios por sus dibujos antes de que su madre supervisara su aprendizaje con el famoso joyero y orfebre parisino Louis Aucoc. Abrió su propio taller en 1885 y atrajo la atención de personalidades destacadas de la época. Se cree que “Cinq Chevaux” (cinco caballos encabritados) fue la primera mascota de automóvil diseñada especialmente por Lalique, cuando André Citroën encargó que se montara en el radiador de su recién lanzado Citroën 5CV.

Las mascotas de radiador tienen una fuerte asociación histórica con Beaulieu. Cuando Rolls-Royce le pidió a Charles Sykes que diseñara una para ellos, nació el “Espíritu del Éxtasis” y la musa e inspiración de gran parte del trabajo de Sykes fue Eleanor Thornton, la secretaria personal y amante secreta de John 2º Baron Montagu. Ejemplos del “Spirit of Ecstasy” y la mascota de la familia Montagu, “The Whisper” (El Susurro), también se pueden ver en exhibición permanente en Beaulieu.

Fotos: National Motor Museum

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense