201, el primer Peugeot construido en gran serie

22/Ene/2021

El Peugeot 201 representa un parteaguas en la historia de la marca del león: en los treinta años de vida que precedieron al nacimiento de este modelo, Peugeot, a pesar de estabilizarse en las primeras posiciones entre los constructores del lado occidental de los Alpes, no había conseguido que alguno de sus modelos estuviera entre los líderes en ventas. Cierto es que desde el pequeño Bebe de 1913 al Tipo 172 de 5 HP, pasando por la mítica Quadrilette, muchos de ellos le habían reportado excelentes resultados a la marca francesa, pero en comparación, ninguno llegó a conseguir el éxito que acompañaría al 201 desde el mismo momento de su lanzamiento.

Son muchas las leyendas que sobrevuelan a este modelo, el 201. Comenzando por el «cero intermedio», a partir del que surgieron relatos como aquel que dice que servía para enfilar la manija que permitía poner en marcha el motor, llegado el caso que la batería o el burro fracasaran en el intento. Se trata de una falacia, porque el escudo con el logo 201 estaba ubicado más alto en la careta y no a la altura del agujero de la manija. También se atribuía a este mismo motivo del aprovechamiento del «0» el que llevara ese número. Pero esta numeración simplemente respondía al hecho de ser el proyecto doscientos uno desarrollado por la marca.

Hasta aquel momento, salvo alguna excepción precisa, la marca había bautizado sus tipos de automóviles por sus códigos de proyectos de manera progresiva. Pero a partir de este punto, las cosas cambiaron radicalmente. El número 201 sirvió para crear y patentar la numeración de tres cifras con un cero en el medio (o dos ceros en el caso de las gamas contemporáneas de monovolúmenes y SUV), que hasta el día de hoy es un uso exclusivo para los vehículos nacidos bajo el signo del León.

Pero, ¿cuál fue la receta del éxito del 201? Pocas pero simples propuestas: se trataba de un automóvil en el que se podían desplazar cuatro adultos a una velocidad de 80 km/h sobre las rutas de la época de manera confortable, pero, sobretodo, con costos de uso muy reducidos. Y el 201, además de satisfacer con creces estas demanda, llegó justo a tiempo, ya que se presentó en el Salón de París de 1929, en los días en que estallaba el crack financiero de Wall Street.

Entre 1929 y 1937 (fecha en que cesó la producción) fueron producidos 142.309 ejemplares (cuando Peugeot, entre 1890 y 1929 había producido un total de 205.000 automóviles). Para llegar a estos números, con épocas en que el promedio de vehículos construidos por jornada llegaba a los 350 ejemplares, se necesitó una gran inversión y el aporte de personal que estaba muy interiorizado de los métodos norteamericanos para las líneas de montaje. El 201 todavía proponía una estructura de madera, aunque dos años después de su lanzamiento se incorporó una versión con suspensión independiente, una primicia para un auto de su tipo. Inicialmente, su motor era un cuatro cilindros de 1.122 cc, que luego aumentó su cilindrada a 1.307 cc en el año 1934 y a partir de 1936 creció hasta los 1.465 cc, mientras las distancias entre ejes iban de los 2,30 metros de la versión 201 BR4 Coach a los 2,90m  que ofrecieron algunas variantes comerciales.

La versión más vendida, como es de imaginar, fue la berlina de 4 puertas, con 81.267 unidades, mientras la más rara fue la 201 torpedo con 397 unidades producidas, seguida por la estupenda roadster con 626 ejemplares. Una cosa aún más sorprendente es conocer como en los 8 años que se mantuvo en producción evolucionó el 201, sobretodo en términos estéticos, aunque también en prestaciones a partir del mencionado aumento de cilindrada. Si se confronta un ejemplar de 1929 con uno de los últimos producidos, difícilmente se llega a reconocerlos como de la misma familia, si no fuese por el logo con los tres números que tomaban los colores de la bandera gala.

Como curiosidad regional, Peugeot Argentina dispone de un Peugeot 201 de cuatro puertas circa 1929 que llegó al país algunas décadas atrás, a la par de un Peugeot 204 que llegó a exhibirse en algún Salón del Automóvil de la década de los años 90 y el Peugeot circa 1907 que se exhibió en una de las primeras ediciones de Autoclásica y este verano reapareció en Cariló. El 201 se expuso al menos en dos oportunidades en Autoclásica. En la edición 2016 y en la última realizada, la del 2019, donde se aprovechó para celebrar los 90 años de vida de éste, el primer modelo masivo de Peugeot.

Fotos: Prensa Peugeot y Diego Speratti

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense